¿Quién es Allan Kardec? Y ¿Qué es la Doctrina Espirita?

allan kardec

Según Allan Kardec el espiritismo es como una ciencia que estudia la naturaleza, el origen y el destino de los espíritus, además de investigar los vínculos de los espíritus con el mundo físico. De igual forma, también es una filosofía, por cuanto, estudia los efectos morales que derivan de esas interacciones.

¿Quién es Allan Kardec?

Su nombre original es Hippolite Léon Denizard Rivail. Conocido por el pseudónimo de Allan Kardec. El cambio de su nombre de pila fue motivado a que su «espíritu guía» le manifestó que en una vida anterior, en la época de los druidas, ellos se habían conocido en la Galia, y para aquel momento su nombre era «Allan Kardec», hecho por el cual, Rivail decidió usas ese nombre de ese momento en adelante y así fue conocido en los lugares más recónditos del planeta. Nace el 3 de octubre de 1804 en la ciudad de París, Francia. Era un hombre muy educado. Fue profesor, escritor, filósofo y traductor. Escritor de los libros que darían origen y sustentarían la Doctrina Espirita y fundador de la primera sociedad espírita «la Société Parisienne des études Spirites» en 1858.

Hablemos de Espiritismo

Varias explicaciones surgen para dar explicación al nacimiento del término «espiritismo». Una de ellas afirma que este término fue creado por el francés Allán Kardec para darle nombre a la doctrina relacionada con esas entidades, y presentado por primera vez a través de El libro de los espíritus, de su autoría.

Por otro lado, el Dr. Gerardo Alberto Hernández Aponte, historiador puertorriqueño, sostiene haber descubierto que el término se deriva del espiritualismo y que ya existía para 1853, antes de que Allán Kardec diera a conocer su obra recopilatoria conocida como: La Doctrina Espirita.

Ahora bien, no cabe duda que el espiritismo como secta nace a partir de 1848. Este fenómeno original se reconoce como oriundo de Hydesville Nueva York Estados Unidos, lugar donde las hermanas Fox, después de vivir una cantidad de situaciones paranormales implantaron una serie de parámetros para la comunicación con los espíritus. Su método consistía en realizar una serie de cuestionamientos que eran contestados con golpes sobre superficies como la madera, que a su vez, representaban cierta información o respuesta comprendida mediante un código previamente establecido.

Podría considerarse que el referido sistema es el antecesor de «la tabla de la ouija» cuyo uso supuestamente consiste en realizar preguntas que pueden ser contestadas por los espíritus con un simple sí o no.

El conocimiento de estas prácticas al ser difundido por Europa, específicamente en Francia, se popularizó, provocando que los oficiantes añadieran elementos adicionales como las mesas giratorias, cuyo uso no era más que mero espectáculo y entretenimiento en la sociedad. Sin embargo, para algunos la comunicación con los espíritus despertó una profunda curiosidad dando origen a investigaciones más profundas y serias como las realizadas por Kardec.

¿Qué es la doctrina espirita de allan kardec?

Doctrina Espirita

Ha quedado claro que espiritismo es una doctrina o práctica que afirma que es posible realizar la comunicación con los espíritus de los muertos, utilizando para ello un médium.

Por otro lado, esta práctica está lejos de ser considerada una religión, por tal razón, no posee sacerdotes, consagrados, templos o rituales precisos. Pero, si posee centros para la reunión de médiums, para realizar curaciones o la agrupación de incalculables practicantes y seguidores.

La doctrina espírita en sí lo que propone es develar la existencia de la comunicación entre los vivos y los muertos. Para ello, utiliza un plan de acción fundamentado en el método intuitivo racional. A su vez, ese proceso comunicacional es guiado por un médium cuya función no es otra que prestar sus atributos físicos, psíquicos y mentales para que los espíritus se manifiesten a través de él.

La doctrina espirita propuesta por Allán Kardec resultó innovadora en el momento de su aparición debido a que por primera vez se racionalizaba la conexión con el mundo espiritual, desde una perspectiva ajena a las religiones tradicionales.

¿Cómo se origina?

Allán Kardec es como ya hemos dicho, el codificador y autor intelectual de gran cantidad del contenido en sus libros básicos. Adicional a ello, se cree que en el año 1855 recibió por parte de Carlotti en compañía de algunos de sus seguidores, de varios lugares del mundo, 50 libretas con narraciones explicativas de experiencias y comunicaciones mediúmnicas variadas, facilitadas por muchos médiums diferentes.

Kardec realizó el análisis de tal material, lo sistematizó y complementó con más información suministrada por los médiums gracias a la influencia de los espíritus de manera remota y manteniendo la distancia entre ellos, incluso en diversas partes del mundo. Mediante esta metodología obtuvo una vasta información concordante en base a la cual están realizadas sus obras.

Es por ello que Allán Kardec es reconocido como el codificador de la Doctrina Espirita, no como el creador de ella, ya que, la creación o suministración de su contenido es de origen espiritual, es decir, pertenece a los propios espíritus.

También puedes leer: ¿Qué es el Espiritismo?

Principios de la doctrina espirita

Las premisas principales de la doctrina espirita de Allan Kardec son las siguientes:

  • La existencia eterna, inmutable, inmaterial, única, todopoderosa, justa y bondadosa de Dios.
  • La Ley Natural: manifiesta que la naturaleza es la única ley de Dios.
  • La existencia de espíritus como seres dotados de inteligencia, con capacidad de evolución y creados por Dios. A su vez, se desenvuelven en el mundo espiritual pero tienen la capacidad de encarnar, es decir, venir al mundo físico y habitar un cuerpo material que aloja temporalmente al espíritu.
  • La existencia de la comunicación espiritual (la mediumnidad). Los espíritus encarnados puede comunicarse con espíritus desencarnados.
  • Ley de causa y efecto: la purificación de una falta se realiza mediante el arrepentimiento y la expiación necesaria para la corrección.
  • La reencarnación: se refiere al proceso que admite que el espíritu vuelva a encarnar como humano en pro de su evolución. Cada vida se realiza con el objeto de perfeccionar nuestras virtudes, purgar errores pasados, contribuir a nuestro progreso y el de nuestros semejantes, entre otras cosas.
  • Dinamismo en la vida espiritual: la felicidad o desdicha experimentada por el espíritu luego de desencarnar será proporcional al estado de su conciencia. Esto determinará su desenvolvimiento en algún nivel, mundo o espacio que concuerde con su estado vibratorio. Sin embargo, se establece que la felicidad eterna es la tendencia en función a la que evolucionan los espíritus durante su desarrollando.
  • Pluralidad de mundos habitados: el planeta Tierra no es el único con vida en el universo. El espíritu tiene la capacidad de encarnar en diversos planetas, lo cual, le permite evolucionar en sentidos distintos.
  • Responsabilidad individual: las condiciones presentes en el mundo físico del espíritu encarnado corresponde únicamente a sí mismo. Cada espíritu antes de volver a la tierra escoge las pruebas y situaciones que atravesará dando muestras del uso de la ley del libre arbitrio. Dios no ofrece premios o castigos individuales, todo se rige bajo sus leyes universales desde y hasta la eternidad.
  • Igualdad espiritual: todos los espíritus fueron creados por Dios simples e ignorantes, sin embargo, todos están destinados a la perfección, con capacidades iguales tanto para el bien como para el mal, del cual dispondrán según su libre albedrío.
  • La conciencia como libro de vida: la conciencia actúa en base al bien común gracias al sentido común en compañía de la inteligencia.
  • Ley de adoración  o universalidad de la filosofía: la relación de los humanos con el mundo espiritual es un acto personal y lleno de fe. No necesita ninguna mediación académica, por eso, el espiritismo fluye de manera natural, carece de rituales, cultos, templos o jerarquías con privilegios religiosos.
  • Igualdad original: no existen ángeles o demonios. No hay espíritus creados para un fin específico. Todos tenemos el mismo origen espiritual. La evolución o involución es una decisión propia.
  • La Justicia, la fe, el amor, la esperanza y la caridad, son las máximas virtudes que el hombre debe perseguir.

Las reuniones espiritas según el Kardecianismo

Allan kardec Espiritismo

Este tipo de eventos son fundamentales para el desarrollo y evolución de los médiums y constituye una de las prácticas más comunes de los seguidores de esta doctrina para poder comunicarse con los espíritus. En ellas encontramos ciertos fundamentos que se mantienen constantemente:

  • No existe una jerarquía sacerdotal dentro de las sesiones, es decir, todos gozan del mismo respeto y capacidad para desarrollar su mediumnidad.
  • La presencia o ausencia de imágenes, altares, o portales no es necesaria.
  • No se requiere poseer ceremonia o sacramento alguno para practicarlo (bautismo, casamiento, o cualquier otro).
  • Una profunda práctica de respeto y tolerancia a todas las religiones del mundo.
  • La práctica espiritista es gratuita y sin ánimo de lucro, aunque la participación en las instituciones espíritas se ajusta a los parámetros comunes a toda asociación civil.

La doctrina espirita de Allan Kardec y el cristianismo

En la Doctrina Espirita de Allan Kardec, Jesús de Nazareth es considerado el mayor modelo a seguir debido a su incuestionable legado moral. No cabe la menor duda de su evolución provocada por sus reconocidos actos e invaluable esfuerzo, representación excelsa de las características necesarias en cada espíritu para poder progresar.

Usos errados de la doctrina espirita

El uso de los dones de la mediumnidad para hacer maldad, para el egoísmo o que comulguen con los antivalores, de por sí, ya constituye un uso errado de esa virtud. Ha quedado claro que el objetivo del espíritu tanto encarnado como desencarnado es progresar y evolucionar espiritualmente y eso solo se alcanza por el camino de la bondad y del bien. A parte de eso, el uso de recursos como la tabla güija, entre otros susceptibles a la manipulación también constituyen un uso errado de la doctrina, ya que, su objetivo fundamental es la búsqueda de la verdad.

Libros de espiritismo de Allan kardec

«El libro de los médiums». Data de enero de 1861. Contiene las instrucciones de los espíritus sobre las bases teológicas, las manifestaciones, los medios, los fenómenos, las virtudes y las dificultades ocurridas en el plano espiritual. Este libro habla tanto de los espíritus, como de  los médiums. Representa la obra propicia para iniciar la educación al momento de encaminarse en desarrollo de la conexión con el mundo espiritual.

«El Evangelio según el espiritismo». Data de abril de 1864. En esta obra se relatan y desglosan los máximos dogmas morales ofrecidos por Cristo, y su paridad con el espiritismo, concluyendo como esta sabiduría puede ser aplicable en los tantos avatares que se presentan en el trascurso de la vida. Se trata de una interpretación aportada por los espíritus a los textos bíblicos. Constituye una muestra que realza el poder del amor como sentimiento divino que nos guía en pro del servicio al prójimo equilibrando así nuestro mundo físico.

«El cielo y el infierno». Su título original era «El cielo y el infierno o la justicia divina según el espiritismo». Data de agosto de 1865. Habla sobre las diversas doctrinas y el camino entre la vida física y la vida espiritual. Analiza las expiaciones y los beneficios futuros: la existencia y naturaleza de los ángeles y los demonios. Trata de dar respuesta a esas preguntas que siempre se ha hecho el hombre como: ¿Cuál es su destino luego de morir? ¿Causas para temer a la muerte? ¿Iremos al Cielo o al Infierno? Si es que realmente existen. ¿Es cierto que existen en los ángeles y demonios? ¿Cómo actúa la justicia divina?

«La Génesis». Su título original era «La génesis, los milagros y las profecías según el espiritismo». Data de enero de 1868. Esta obra contempla temas relacionados con el significado de la existencia y la naturaleza de Dios, y qué perspectiva tienen los humanos en relación a ese tema. Profundiza sobre la indiscutible superioridad de la naturaleza de Jesús y la desaparición de su cuerpo físico durante la estancia en este plano y la providencia divina; el sentido del espacio y el tiempo; la creación de los diversos mundos existentes; la esencia que envuelve tanto el bien como el mal; la condición de los milagros y demás explicaciones para alcanzar su comprensión; el origen orgánico y el origen espiritual; entre otras particularidades espirituales.

Aprende todo sobre el espiritismo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba