Espiritismo Venezolano: Practica, creencias, las 3 potencias y mas

Espiritismo Venezolano

El espiritismo venezolano en esencia está regido por el culto a María Lionza. Se trata de una creencia popular que constituye un interesante fenómeno que involucra las costumbres transmitidas de forma oral a través de rituales específicos y la conexión directa con los héroes de su historia y demás espíritus ancestrales que acompañan a la Reina.

¿Qué es el espiritismo venezolano?

El espiritismo Venezolano se trata de un culto de origen rural, que se hace más conocido a principios de siglo XX, y popularizado desde la época del presidente de la República Marcos Pérez Jiménez, quien ordenó ubicar una estatua de la Reina en la entrada de la montaña de Sorte. En él, se combinan prácticas y creencias ancestrales, heredadas de los indígenas, de los africanos traídos como esclavos para el trabajo durante la colonización y de la evangelización católica.

Dentro del culto existe cierta jerarquía dentro de las espiritualidades que lo conforman, pero la figura principal y líder de esta creencia popular es la Reina Mara Lionza, quien se cree fue una hermosa princesa indígena cuya historia está cargada de gran misticismo.

Dentro del espiritismo venezolano también conocido como «marialioncero» convergen diversas creencias donde se realza la adoración de los ancestros. Las espiritualidades que forman parte de su culto son personajes relevantes de su historia, independencia o héroes que en vida y después de fallecer cuentan con la admiración popular en cualquier rincón del país, es por ello que su doctrina en sí tiene fuertes matices históricos y en cierto sentido hasta nacionalistas.


Las 3 potencias venezolanas

Las 3 Potencias

Como hemos mencionado anteriormente la Reina María Lionza representa la escala más alta del panteón de espiritualidades del culto marialioncero. Se conoce como la líder del espiritismo venezolano. Su figura es identificada como Reina, madre o guardiana del culto, todos los espíritus que laboran junto a ella le deben obediencia y respeto, de igual manera que lo hacen los seguidores y practicantes.

En compañía de la Reina rigiendo este universo mítico están dos espiritualidades masculinas. Uno de ellos es «el gran Cacique Guaicaipuro». Se cree que en vida el Cacique comandó gran parte de la resistencia indígena contra los conquistadores españoles en los valles de Caracas durante el siglo XVI. Su leyenda lo identifica como un valiente guerrero protector de su comunidad, siempre atento y en la defensa contra los atropellos a los que fueron sometidos los indígenas en su territorio durante la colonización.

La existencia histórica de Guaicaipuro también ha sido difícil de sustentar. Existen hipótesis que señalan que su identidad es producto de la creación de los mismos mantuanos venezolanos del siglo XVIII que deseaban recrear una figura que representara un líder negativo para darle una forma al enemigo que se oponía a la conquista «civilizadora» española y que al ser derrotado, la corona sería vista como el triunfador sobre la maldad y el atraso de la ignorancia. Sea como fuere, terminó ocurriendo todo lo contrario. Las historias de Guaicaipuro le confirieron un gran respeto y admiración por parte de los mestizos al ser referencia del sentir popular, oprimido por «los blancos». Finalmente, terminó convirtiéndose en una figura principal del culto a María Lionza al ser reconocido como un  héroe de la historia de Venezuela.

El otro espíritu que conforma esta trilogía es el «Negro Felipe». La historia de este personaje en esencia es muy parecida a la de Guaicaipuro, con la salvedad de que se trata de un cimarrón que cumple con la función de representar a los negros traídos a América como esclavos. Su leyenda cuenta que fue víctima de abusos y vejaciones por parte de los colonizadores, por tal razón, que se une a la causa libertadora y participa en el proceso independentista.

Es entonces que las 3 potencias: María Lionza, Guaicaipuro y el Negro Felipe, vienen a representar la trilogía que se ubica en la cúspide de la pirámide jerárquica del panteón marialioncero, lo cual, representa una simbología que conserva la esencia de muchas culturas espirituales y una remanencia de los conceptos católicos relacionados con la supremacía de 3 espiritualidades fundamentales para la conformación de un dogma espiritual como lo es la Santísima Trinidad.

La montaña Sagrada de Sorte

La montaña sagrada, cuna del culto marialioncero y hogar de los devotos y practicantes del espiritismo venezolano es conocida como «la montaña de Sorte». Ubicada en el estado Yaracuy, al centro occidente de Venezuela. Sus entradas principales son: Sorte, el Loro y Quibayo.

Si bien es cierto, la práctica del espiritismo se realiza en incalculables lugares de Venezuela. Los creyentes acostumbran a levantar sus portales espirituales en sus hogares o en las adyacencias de incontables ríos y parajes naturales por todo el territorio nacional. Aun así, es en la montaña del Sorte, que la práctica llega a su máxima expresión.

Dentro de aquel bosque espeso se encuentran múltiples portales espirituales, ríos, pozos y caminos encantados, que se llenan con gran cantidad de personas que acuden hasta ese lugar para poner en práctica su fe.


Aprende: Todo sobre el Espiritismo


Celebración del 12 de octubre o «baile en candela»

Celebración del 12 de octubre o «baile en candela»

El 12 de octubre es una fecha importante de para los marialioncero. Anteriormente, se conmemoraba el día de la raza, en referencia a la mezcla entre indígenas, españoles y africanos durante la colonización. Recientemente, el nombre de la festividad fue cambiado al «día de la resistencia indígena». Independientemente, del nombre de la celebración, en Sorte y Quibayo ocurre un ritual que refleja el poder de todos esos ancestros indios que pertenecen a esa corte y que bajan a la tierra tomando posesión del cuerpo de los médiums o materias para realizar el conocido baile en candela.

Este impresionante ritual se lleva a cabo en un considerable espacio donde se esparcen cientos de kilogramos de brasas ardiendo al rojo vivo. Los espiritistas en medio del trance vestidos con pocas indumentarias y descalzos, atraviesan el largo pasillo de carbones encendidos al ritmo del tambor, mientras danzan y gritan para que se identifique que espíritu indio se ha acoplado en aquel cuerpo, y que camina sin afectar físicamente los pies del médiums que están en contacto directo con las brasas encendidas.  


Las cortes dentro del espiritismo Venezolano

Los espíritus viven en un ecosistema espiritual así como conviven todos los elementos naturales en el ecosistema natural de la montaña. Encabezados por María Lionza, seguida de Guaicaipuro y el Negro Felipe,  los espíritus reciben una organización que los agrupa mediante «cortes».

Los integrantes de las cortes se definen dependiendo de su origen, raza, profesión, conocimientos, cultura y características. Las investigaciones arrojan que originalmente, solo existía la corte india, en la cual estaba incluida María Lionza.

Para la década de los 80´se tiene conocimiento que ya eran populares alrededor de 15 cortes. Más adelante, se conocían más de 30. Entrado el siglo XXI, la cantidad de cortes sobrepasa las 40, pudiendo incluso, aumentar o disminuir algunas, ya que, se tiene conocimiento que con el paso del tiempo algunos espíritus desaparecen y reaparecer en otro lugar, o simplemente cambian de estructura debido a la migración de sus integrantes a otras cortes. Algunas de las cortes más comunes son:

  • Corte Celestial: conformada por los santos y santas de la iglesia católica, como: San Luis Beltrán, Santa Clara, San Martín de Loba, Santo Niño de Atocha, entre otros.
  • Corte india: a esta corte pertenece María Lionza, todos los grandes caciques indígenas de la historia, en compañía de las indias más sobresalientes. Todos ellos partícipes de la lucha y resistencia contra la colonización española.
  • Corte Negra: liderada por el Negro Felipe y la Negra Matea. Está conformada por africanos y afrodescendientes que hicieron vida en el territorio venezolano, como: la negra Francisca, el negro primero, el negro Pio, la negra Matea, entre muchos otros cimarrones partícipes de las revueltas negras contra los colonizadores.
  • Corte de los Don Juanes: está conformada por personajes sobresalientes dentro de diversas poblaciones, sobre todo campesinos. Muchos de sus integrantes eran rezanderos y curanderos con conocimiento natural místico, como: Don Juan de los Caminos, Don Juan del Dinero, Don Juan Retornado, Don Juan de las Aguas, Don Juan del tabaco, entre otros.
  • Corte Chamarrera: encabezada por Nicanor Ochoa, es muy parecida a la corte de los Don Juanes, de hecho, en ocasiones algunos de sus espíritus pueden ser identificados como pertenecientes a ambas cortes. Está conformada por ancianos conocedores del poder de las hierbas curativas, rezanderos y brujos populares de diversos pueblos venezolanos, como: Toribio Montañés, Macario Blanco, entre otros.
  • Corte médica: liderada por el venerable doctor José Gregorio Hernández. Está compuesta por médicos reconocidos y cuya labor fue de importancia nacional o local, como: José María Varga, Luis Razzeti, y algunos santos como San Gerardo y San Pancracio, considerados protectores de los médicos. Se cree que los espíritus que pertenecen a esta corte tienen como misión ayudar a las personas que enfrentan problemas de salud.
  • Corte Libertadora: encabezada por el Libertador Simón Bolívar acompañado de los próceres de la independencia. Esta corte tiene como misión traer justicia y emanar sabiduría entre los seguidores del culto.
  • Corte vikinga: encabezada por Erik el rojo, está conformada por espíritus guerreros conocidos de la cultura nórdica.
  • Corte africana: comprende espiritualidades procedentes del continente africano que se dieron a conocer en la región por la llegada de los esclavos, como: el chamán del África, el gran Centauro del África, el negro Congo, Changó macho, entre otros.
  • Corte estudiantil: liderada por Lino Valles, está conformada por espiritualidades cuya misión es ayudar a las personas en sus actividades académicas como María Francia.
  • Corte Calé: liderada por el malandro Ismael, está conformada por una cantidad de personajes de la historia contemporánea venezolana, que durante su vida cometieron actos delictivos, pero que fueron acogidos por el aprecio popular debido a que los beneficios obtenidos de sus fechorías los compartían con los más necesitados. Algunos de ellos son: Isabelita, Tomasito, Jhonny, petróleo crudo, entre otros.

Los médiums o espiritistas Marialionceros

espiritistas marialionceros

También conocidos como «las materias» son personas que realizan un prolongado desarrollo y preparación espiritual para poder prestar su cuerpo para alojar a los espíritus mediante un trance en el que la entidad hablará, bailará, beberá y comerá a través del médiums.

Cabe destacar que todas las materias no pueden «trasportarse» o recibir en su cuerpo a todos los espíritus existentes. Su capacidad receptiva va a variar dependiendo del nivel de desarrollo alcanzado (las luces que tenga) y de la licencia otorgada por la Reina María Lionza, quien escoge cuál de ellos podrá ocupar sus cuerpos.

Los rituales mediante los cuales las materias se transportan dando paso a los espíritus suelen ser muy impresionantes. Usualmente, los espiritistas visten apenas franelillas y short cortos, los hombres con el pecho desnudo, todos sin zapatos para estar en verdadero contacto con la madre tierra, experimentan movimientos convulsivos y sus cuerpos y voces se transforman. Algunos espíritus al llegar a tierra mastican vidrios, se atraviesan agujas, se cortan con hojillas, prenden su piel en candela, cargan a los presentes sin importar su talla, y emiten conversaciones que revelan cosas prácticamente desconocidas para los médiums en labor.


Puedes leer: ¿Qué es la bóveda espiritual?


¿Qué se le pide a los espíritus marialionceros?

Los seguidores de este culto realizan peticiones para la sanación de enfermedades, para mejorar sus situaciones amorosas, financieras, o solucionar cualquier otro conflicto de su interés; también. También se puede invocar a los espíritus para agradecer por haber recibido su ayuda, para consultar que nos depara el destino o cuando se está en busca del desarrollo espiritual.

¿Cómo se atienden a los espíritus?

Cada espíritu en particular tiene una cantidad de elementos específicos para ser atendido, sin embargo, en líneas generales los más utilizados son: rezos, flores, velas de diferentes colores, inciensos, bebidas alcohólicas (aguardiente, vino, ron champán, whisky, anís); frutas, tabacos, cigarrillos, dulces, y caramelos. También se le puede ofrecer fiestas que son celebradas con cantos al ritmo del toque de tambor.

Oración del espiritismo venezolano

«En nombre de Dios Todo Poderos, Padre, Hijo y Espíritu Santo, ofrezco estas santas luces, siempre con licencia de la Santísima Trinidad, y solicitando la bendición de la Corte Celestial, santos y santas del Cielo, y la Reina Madre María Lionza.

En esta hora y en este momento, solicito que con sus fuerzas y su poder me den luz y protección. Háganme vencedor de todo obstáculo, y denme la fortaleza y el valor para salir adelante en cualquier momento y circunstancia que se presente. Amen y que así sea, que así sea, amén».

Canción del espiritismo venezolano

Los cantos dentro del espiritismo marialioncero son fundamentales. Son utilizados para llamar a las espiritualidades, para agasajarlos o para preparar a las materias para entrar en trance. Existen muchos cantos, entre ellos tenemos el siguiente:

Comisión despojadora, comisión que aquí llego, santiguando y despojando en nombre de Dios.

Coro: oren, oren, oren, oren, oren, oren hermanos míos oren, oren para ese ser.

Del cielo ha bajado, la madre de Dios, cantemos el Ave a su aparición.

Coro: ave, ave, ave María. Ave, ave, ave Maria.

San Salvador, bendícelo San Salvador, San Salvador bendícelo, bendícelo en nombre de Dios.

Coro: ay bendícelo San Salvador, San Salvador bendícelo en nombre de Dios.

Si la luz redentora te llama, buen ser, y te llama con amor a la tierra, yo quisiera ver a ese ser cantándole el verbo al divino Enmanuel.

Coro: oh buen ser, avanza y ven, que el coro te llama y te dice ven.


Todo sobre el Espiritismo y las artes Místicas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba