Misa espiritual

La Misa Espiritual

La Misa Espiritual o sesiones espiritistas, se refiere a reuniones en las que se espera sinceramente la manifestación de los espíritus, utilizando como recurso para alcanzar esa conexión a «médiums» desarrollados para la percepción de su fluido y poder espiritual.

¿Qué es la misa espiritual?

Es necesario entender que estar reunidos y manifestar que se hace en nombre de Dios no es suficiente para que converjan las energías espirituales y esto se convierta en una misa espiritual, sin embargo, el primer paso para que ella suceda es la congregación.

Esa reunión va más a allá de una reunión material. Los participantes deben establecer nexos invisibles productos del sentir, y de pensamientos genuinos en común, los cuales, deberían estar orientados hacia el bien. Es allí, que comienza el proceso místico de «la misa espiritual» al encontrarse varios individuos en invocación pura y sincera, sin duda, se tendrá acceso a espíritus, que incluso vibran en diversos niveles de energía, lo ideal desde luego, es aspirar a la presencia de espíritus de las más altas luces.

«Porque donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy en medio de ellos» (Mateo, Cap. 18   V. 20) Mientras al menos uno de los espíritus puros se manifieste mediante una congregación o reunión espiritual, estamos ante la bendición de Dios. De eso se trata el espiritismo, el aprendizaje mediante el cual, los espíritus acuden a nuestro llamado y puedan estar entre nosotros.

La misa de investigación

Misa de investigación

Este tipo de sesión espiritual se realiza principalmente para invocar a los espíritus que hacen parte del cuadro guía espiritual de una persona en particular. Esto se hace con el objeto de identificar sus características y capacidades con claridad, así como, escuchar sus consejos mediante los cuales, el iniciado tendrá una guía para el desarrollo de su camino espiritual y el desenvolvimiento  de sus situaciones en el mundo terrenal.

¿Por qué se usa la misa espiritual en la santería?

El Espiritismo, es otra de las religiones populares más arraigadas en Cuba. En este país, como ya sabemos, desde sus inicios no se logró instaurar un catolicismo ortodoxo. Por lo tanto, goza de todo tipo de creyentes que mezclan diferentes cultos religiosos. Esta es la razón por la que son conocidos por sus múltiples sistemas de creencias y sincretismos.

En la actualidad, el espiritismo en relación a las prácticas y creencia afrocubanas posee una enorme riqueza cultural, llegando incluso a ser mezclado con otras prácticas religiosas tradicionales cubanas como la Santería, la Regla de Palo, el Ñañiguismo y el catolicismo popular, dando origen a lo que se conoce como «espiritismo cruzado».

Para los practicantes de la santería, descendiente de la cultura Yoruba, la muerte es interpretada como otra forma de vida. Cuando los individuos han cumplido con los objetivos propuestos al venir a este plano, tanto material como espiritual, acompañado de sus respectivos rituales funerarios, lograrán trascender a otras dimensiones que le convertirán en un “ku” o espíritu luminoso, lo que le permitirá reencarnar en las esencias que le sean afines.

Ahora bien, si no cumple satisfactoriamente las condiciones mencionadas, su muerte le origina la transformación en un “ba” o espíritu errante, que sólo podrá manifestarse como energía negativa, pues no contribuirá a incrementar su depuración espiritual, o lo que es lo mismo, no brindará ashé a los seres encarnados.

El alma de los seres que alcanzan la jerarquía de “ku” llegará a «Ode Orun» (mundo de los dioses). Además, en el camino para alcanzar ese grado espiritual Olofi le encomienda variedad de tareas de beneficio colectivo. Al igual que en la doctrina espirita, se entiende que las espiritualidades realizan diversas misiones de caridad para alcanzar un mayor nivel espiritual.

La muerte es un tema tan importante en la cultura Yoruba, que de hecho, representa una espiritualidad en sí misma, y tiene gran relevancia, tal como lo refiere la siguiente historia perteneciente a su cultura:

Ocurrió que cuando Olorun buscaba el material adecuado para crear al hombre, todos los Orisas participaron en su búsqueda. Muchos de ellos trajeron diferentes materiales, pero ninguno resultó apropiado. Fue entonces, que apareció la muerte con sus manos llenas de barro, se dice que no tuvo misericordia de su llanto, que se manifestaba gracias al agua que destilaba. Trasladó ese barro hasta donde estaba Oloddumare, quien originalmente se lo entregó a Orichanlá y más tarde él mismo, le insufló el hálito de vida.

Olorun sentenció que como Ikú (la muerte) había sido quien escogió el material apropiado para la creación del hombre, sería quien tendría el privilegio de devolverlo en cualquier momento a su lugar de origen”. Esta es la explicación mediante la cual, se entiende que la labor de Ikú es llevarnos de regreso al barro. Esto habla de una regresión, el objetivo es volver, tal como lo indican los espíritus. Bien lo manifiesta el oddu de Ifá Irete Kutan: «Lo que la tierra da, la tierra lo quita».

Esta es una de las muchas explicaciones que demuestran porqué la Santería ha aprendido a convivir con las prácticas espirituales, llegando incluso a utilizarla como recurso complementario para la iniciación de los aleyos en su consagración mediante la misa de coronación.

La misa de coronación

Se trata de una investigación espiritual que se hace antes de la consagración en Kariosha de los neófitos a iniciarse en la Santería. Su objetivo es obtener las recomendaciones y bendiciones apropiadas de los espíritus que guían a la persona antes de dar ese paso espiritual tan relevante en su vida.

También es realizada para reconocer la importancia de esas espiritualidades que desde el nacimiento han acompañado al individuo y transmitirle un agradecimiento por su misión, a la vez, que se les notifica del ceremonial que se pretende realizar.

Se le otorga el término de «misa de coronación» debido a que esta sesión culmina con una coronación realizada al iniciado mediante la cual, se asientan en su cabeza las bendiciones de su cuadro guía espiritual y las entidades que hayan laborado durante esa reunión.

La misa de consagración de la bóveda espiritual

Para los practicantes del espiritismo la Bóveda resulta un altar de vital importancia, donde se concentran diferentes espíritus misioneros con gran variedad de intereses. El poder energético de este instrumento puede ser invocado por el devoto en su beneficio, el de su familia, u otros a quienes desee ayudar de alguna manera.

La misa espiritual de consagración de bóveda se hace con la intención de canalizar las espiritualidades que acompañan al iniciado a través de la concentración energética del fluido de esas entidades.

Para lograr su apropiada consagración, durante esa reunión espiritual un médium con pleno conocimiento en estas ciencias espirituales realiza la invocación de su cuadro guía espiritual, apoyado por una serie de elementos necesarios para su fundamentación (vasos, copa con agua, una cruz o crucifijo, flores, velas, entre otros) configurando lo que se convertirá a partir de ese momento en su portal espiritual de labor.

¿Como se hace una misa espiritual?

Una misa Espiritual comienza con la congregación frente a una bóveda o portal espiritual de las personas interesadas en tal labor. Luego de una breve meditación, el médium procede a recitar las respectivas oraciones de amor al Padre Celestial y demás invocaciones a los espíritus, a quienes invita a participar de esa reunión.

Una vez finalizados los primeros rezos acompañados por diversos cantos, y se hayan colocados flores frescas, encendido las velas, todos los elementos estén en su lugar y se considere establecida la comunicación, se recibe el consentimiento para la apertura de la conversación con las espiritualidades que se irán manifestando según su nivel de energía y elevación.

Se escuchará con respeto y solemnidad los consejos aportados por las espiritualidades que acudan al llamado, atendiendo cualquier requerimiento que manifiesten hasta dar por terminada la sesión, que será culminada mediante cantos de despedida y agradecimiento a las entidades participantes y a Dios Todo Poderosos por permitirles acudir a nuestro llamado.

Beneficios de la misa Espiritual

Lo beneficios de las misas espirituales son incontables, pero definitivamente su magnitud y efectividad va a depender de la capacidad de entendimiento y práctica que realice el iniciado de los consejos recibidos.

Dios siempre pondrá a nuestra disposición espíritus buenos para nuestra guía y auxilio. Todo aquel es apto para solicitar buenos consejos, pero también es libre de seguirlos o dejarlos de seguir. Dios  quiere que así sea, ya que, tenemos la total responsabilidad de nuestros actos, somos libres de escoger entre el bien y el mal. No en balde gozamos de libre albedrío.

Oraciones de la misa espiritual

El espiritismo nos enseña la esencia de la Oracion. Se trata de una forma de transmitir el pensamiento, con la finalidad de lograr que el ser a quien se le ruega pueda venir a nuestro  llamado, o en su defecto, que nuestro pensamiento pueda llegar hasta él. Esto ocurre debido a que todos los seres, tanto encarnados como desencarnados, forman parte de un todo que constituye el equilibrio universal, y por tanto, nos encontramos conectados gracias a la corriente  fluidica que trasmite el pensamiento, de la misma manera en que lo hace el aire al transmitir el sonido.

Es por ello, que la Oracion es oída por los espíritus en cualquier lugar en el que se encuentren, y a su vez, se comunican entre si. Gracias a este fenómeno se da la importancia de la oración y además, los espíritus pueden trasmitirnos sus inspiraciones y establecen comunicación a distancia con los encarnados.

Como se ha referido en otros artículos existen variedad de Oraciones para atraer la afluencia espiritual pero, lo más importante durante esta acción será la fe y la sinceridad con la que se realice ese llamado.


Puedes leer: ¿Qué es una Bóveda Espiritual?


Oración para invocar a los espiritus en la misa espiritual

Oraciones de la misa espiritual

En nombre de Dios Todo Poderoso, solicito que los malos espíritus se alejen de mi y que los buenos me sirvan de escudo contra ellos.

Espíritus malhechores que inspiran malos pensamientos a los hombres. Espíritus tramposos y mentirosos que los engañáis, espíritus burlones que abusan de su credulidad, los rechazo con todas las fuerzas de mi alma y cierro el oído a sus sugestiones; pero deseo que se derrame sobre ustedes la misericordia de Dios.

Espíritus buenos que se dignan a asistirme, denme fuerza para resistir la influencia de los malos espíritus y la luz necesaria para no ser la burla de sus perversas intenciones. Cuídenme del orgullo y de la presunción; separen de mi corazón los celos, el odio, la malevolencia y todo sentimiento contrario a la caridad. Amén

Canciones utilizadas en las misas Espirituales

Sea el Santísimo

«Sea el Santísimo» esta canción se utiliza usualmente para dar inicio a las reuniones y misa espiritual. Consiste en una alabanza a Dios y a la Virgen María, donde se hace referencia a las tres virtudes teologales: fe, esperanza y caridad, base fundamental de la doctrina espirita.

Sea el santísimo.

Coro: Sea.

Sea el santísimo.

Coro: Sea.

Madre mía de la Caridad, ayúdanos, ampáranos, en el nombre de Dios ¡Ay dios!

Sea el santísimo.

Coro: Sea.

Sea el santísimo.

Coro: Sea.

Madre mía de la Caridad, ayúdanos, ampáranos, en el nombre de Dios ¡Ay dios!

Del cielo ha bajado la madre de Dios, cantemos un ave a su aparición.

Coro: Ave, ave, ave María. Ave, ave, ave María.

¡Oh María! Madre mía ¡oh! Consuelo celestial ampáranos y guiarnos a la patria celestial.

Coro: Ave, ave, ave María. Ave, ave, ave María.

Viva María, viva José viva esta obra espiritual. Es María concebida sin pecado original.

Coro: Ave, ave, ave María. Ave, ave, ave María.

Si en cielo tres estrellas iluminan la verdad. Es la fe, es la esperanza y es la hermana       Caridad.

Coro: Ave, ave, ave María. Ave, ave, ave María.

Oh Venid

Esta canción se utiliza para invocar a los seres guías y espíritus protectores para bendecir la coronación espiritual que se está realizando o para invocar su bendición ante alguna consagración espiritual que se lleva a cabo durante la misa. Por lo general, es usada en misas de coronación o canalización de bóvedas espirituales.

Oh venid, protector, oh venid. Sed el Guía de esta misión. Oh venid protector a esta tierra, a esta linda coronación.

Coro: En coronación, en coronación bajan los seres (bis).

Tú dejaste la tierra, mi hermano, ahora vienes a hacer caridad le pido al Padre misericordia para que vengas buscando la paz.

Coro: En coronación, en coronación bajan los seres (bis).

Que distantes se ven estos seres, y sin embargo, los tenemos presentes ellos vienen de lo infinito regando flores en un santiamén.

Coro: En coronación, en coronación bajan los seres (bis).

San Hilario

La canción «San Hilario» se utiliza para invocar a los espíritus de diversas cortes espirituales clamando que se hagan presentes en la misa espiritual que se está realizando y mediante la cual, se pretende hacer conexión con ellos para alcanzar la recepción de sus consejos. 

San Hilario, potencia divina, San Hilario. ¿Dónde están esos congos?

Coro: San Hilario, potencia divina, San Hilario.

¿Dónde están esos muertos?

Coro: San Hilario, potencia divina, San Hilario.

Yo los llamo y no vienen.

Coro: San Hilario, potencia divina, San Hilario.

Comisión africana.

Coro: San Hilario, potencia divina, San Hilario.

¿Dónde están las gitanas?

Coro: San Hilario, potencia divina, San Hilario.

¿Dónde están esos indios?

Coro: San Hilario, potencia divina, San Hilario.

En el nombre del Padre.

Coro: San Hilario, potencia divina, San Hilario.

Trabaja Media Unidad

Santa María en la Luna, Santa Isabel en el Sol. Alrededor de nosotros no quiero perturbación.

Coro: Santa María en la Luna, Santa Isabel en el Sol. Alrededor de nosotros no quiero    perturbación.

Yo llamo un ser y no viene, lo llamo en nombre de Dios. Llamo a las siete potencias, no quiero perturbación.

Coro: Santa María en la Luna, Santa Isabel en el Sol. Alrededor de nosotros no quiero    perturbación.

San María Madre, Santa Teresa de Jesús por ahí viene un Misionero y viene buscando luz.

Coro: Santa María Madre, Santa Teresa de Jesús, por ahí viene un Misionero y viene      buscando luz.

Ay, trabaja, trabaja, oye, labora media unidad; laborando se recibe fe, esperanza y caridad.

Coro: Trabaja, trabaja, trabaja media unidad laborando se recibe fe, esperanza y caridad

Pero trabaja, trabaja, oye, labora media unidad; laborando se recibe fe, esperanza y caridad.

Coro: Trabaja, trabaja, trabaja media unidad laborando se recibe fe, esperanza y caridad

Que laborando se recibe fe, esperanza y caridad.

Coro: Trabaja, trabaja, trabaja media unidad laborando se recibe fe, esperanza y caridad

Con los muertos recibimos fe, esperanza y caridad.

Coro: Trabaja, trabaja, trabaja media unidad, laborando se recibe fe, esperanza y caridad

Oye, trabaja, ay trabaja, oye, trabaja media unidad; laborando se recibe fe, esperanza y caridad, tú ves.

Coro: Trabaja, trabaja, trabaja media unidad laborando se recibe fe, esperanza y caridad

Trabaja, trabaja, trabaja media unidad laborando se recibe fe, esperanza y caridad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba