Oración a Oya para pedir protección, dinero, amor y mas

Oración a Oya

Las oraciones a Oya, misteriosa Orisha dueña del viento, son ampliamente utilizadas por los seguidores de la regla de Osha e Ifa. Se estima que el poder de los rezos es de tal magnitud, que a través de ellos es posible invocar la influencia de espiritualidades ancestrales en nuestra vida. En el caso de Oya, sus oraciones provocan una conexión con la deidad mediante la cual, es posible pedir su auxilio en relación a temas amorosos, de salud, financieros, místicos, entre muchos otros.

¿Por qué rezarle a Oya?

Oraciones a Oya

Oya es una espiritualidad que está presente de manera indispensable en la vida del ser humano debido a que representa la esencia del aliento «el aire puro», un elemento fundamental para la supervivencia. Oya es una guerrera con gran habilidad en el uso de las armas. Se le atribuye el poderío sobre el mercado, la puerta del cementerio y la plaza. Por lo tanto, es representante del comercio, el movimiento financiero, y la vida en sí misma. Sin embargo, su función espiritual es lo que hace a esta Orisha más mística e interesante. Ella es la encargada de guiar a los seres humanos durante la vida y luego de su muerte, para encontrar la armonía perfecta entre la energía vital y el equilibrio que les permite trascender luego de la muerte física. Es por ello, que ofrecerle oraciones a esta Deidad tanto de peticiones como de alabanzas, resulta de gran ayuda para los seres humanos.

¿Qué se le pide a Oya a través de las oraciones?

A través de las Oraciones dirigidas a Oya, además de alabarla, se le solicita su intervención para solucionar situaciones en las que sus hijos o seguidores atraviesan los siguientes conflictos:

  • Cuando deseamos avanzar en nuestra evolución espiritual.
  • Para alcanzar una óptima comprensión de las lecciones recibidas gracias a las experiencias terrenales.
  • Para ganar guerras, conflictos, disputas de cualquier naturaleza, incluso de carácter espiritual.
  • Para evitar que nos perjudiquen nuestros enemigos.
  • Para obtener desenvolvimiento económico, prosperidad en nuestros negocios o proyectos laborales.
  • Cuando atravesamos conflictos amorosos.
  • Cuando carecemos de la fortaleza para continuar con nuestros objetivos en la vida, nos flaquean los ánimos, estamos desmotivados y necesitamos revitalizarnos.

¿Cómo rezarle?

A la Orisha Oya hay que rezarle con mucha calma y claridad. Por su temperamento aguerrido no perdona las faltas de respeto ni la falta de seriedad, por lo tanto, al invocarla debemos estar muy concentrados en el ritual que estamos realizando para propiciar su energía de la mejor manera. Esa personalidad cargada de fuerza también hace que sea implacable con los enemigos de sus hijos y seguidores, por lo tanto, es necesario ser cuidadosos con las peticiones que se le realizan para no alarmarnos luego, con las consecuencias.

Oración corta a Oya

Oración corta a Oya

«Con la bendición de Olofin, Olorun y Oloddumare. Que la bendición de mi madre Oya siempre me acompañe. Yanza bendita, madre de las nueve sayas de colores, tú que vives y reinas entre el mundo de los vivos y los muertos. Dueña de todo el dinero que se comercia en el mercado, cólmame de salud, vida y prosperidad. Que los Osogbos no se alojen en mi vida porque eres tú quien me ampara, y que reinen los ire por siempre en mi casa. Ashé to iban eshu».


Oración larga a Oya

«Alabado sea el espíritu del Viento.

Oya, madre de gran fortaleza, guerrera ágil, con sus 9 pañuelos de poder.

Es usted el espíritu del viento de la muerte, yo le saludo.

Asustas a mis enemigos y acabas con sus malas intenciones mostrándole tu verdadera cara, es tu rostro el que tiene las 9 rayas.

Todos rendimos respeto a la deidad del viento, su mirada está muy seria.

Anuncia la centella en el cielo la llegada del rey (Shangó) y la reina.

Tus hijos y seguidores inclinamos la rodilla en la tierra como símbolo de respeto y alabanza al escuchar la voz de tu garganta.

Sopla vientos de buenaventura para tus devotos, trae salud, paz y prosperidad.

Aleja de nuestros corazones las penas, los miedos, las angustias y las tristezas.

Poderoso espíritu del viento ruego que tu voluntad poderosa siempre se avoque a proteger a tus seguidores en esta tierra, bendíceme enormemente. Ashé».

Oración corta en lenguaje yoruba a Oya

«Jekua jey Yanza, biripiti oke, iya mesan mesan obini odo, jekua jei Yanza».

Traducción:

Saludo al espíritu del viento que se encuentra en lo alto de la montaña, madre de las nueve mujeres del rio, te saludo madre del viento. 


Rezo a Oya larga en yoruba (Oríkì)

Rezo a Oya

«Oya – Opéré làlàóyàn. A gbé agbòn obì siwaju oko.

O-ni-ìl ós ìn Oya rúmú bi eni gbé ike Oya òpèrè, ‘wá gbà je, kò dé inú.

Oya  l’o  L’Ósin, ki Olónje máa há onje rè Oya péré bi ewé bó!

Oya fùfù lèlè bí iná là  l’okè! Oya má mà dá igi  l’ékùlé mi.

Oya a ri iná bo ara bí aso! Bi e ba nwá Oya bi e kò bá rí,

Oya ki eOya de isò kòlá, nibi ti Oya gbé ndá kéwú sí enu.

Ki e wa Oya dé isò osùn, nibi ti Oya gbé nf ó búké si ara.

Ké eOya dé isò bàtá, nibi ti Oya gbé nla igó móra.

Iya, iya mo ni ng ó mà je ìgbé Oya, nwon ni kí n’mà se je igbe Oya.

Mo ní kíni kí n’wa se? Nwon ní kí n’sare sésé ki n’fún Oya l’aso.

Kí n’fi àtàmpàràkò la obì n’iyàn. Oya nown fune ni idà o kò pa eran.

Iya sáàn nwon fun e ni idà o kò bé rí. O ní kini o yio fi idàdídà se!

Oya a-r’iná bora bí aso, Efùfù lèlè ti ndá igi lókèlokè.

Ojèlóìké  a-ní-iyì  l’ójè. Iya mi pòrò bí omú sé  l’aíyà.

Òjè  l’o  ni oketè Se. Oya l’ó ni Egun. Ase.

Traducción:

El Espíritu completo del viento, paseándose con plena confianza e importancia. Ella coge un cesto con nueces de cola para ponerlo ante su marido.

Dueño del lugar de culto. Oyá, profunda en pensamiento, perfilando fuera los conceptos. Espíritu completo del viento, venga y reciba sus ofrendas sin ofensa.

Oyá es la dueña del lugar de culto, puede que aquéllos que han preparado buena comida empiecen a servirla, ¡Oya provoca a las hojas para que tiemblen!

Oyá, viento fuerte que dio nacimiento al fuego mientras cruzaba la montaña. Espíritu del viento, por favor no tumbe el árbol en mi patio trasero.

Espíritu del viento, hemos visto el fuego que cubre su cuerpo como una tela. Si usted busca al espíritu del viento encontrará a Oyá.

Quizá la encuentre en el puesto de la nuez de cola, en donde Oya disfruta tirando pequeños pedazos en su boca.

Quizá usted se encuentre a Oya en el puesto del carpintero, donde le gusta frotar su cuerpo en su roja energía.

Puede que usted se encuentre a Oyá en el puesto de los tambores, donde mueve su cuerpo en un frenético baile.

Madre, madre, yo siempre responderé a la llamada de Oyá, ellos me advirtieron de no respondiera a su llamada, yo si responderé.

¿Dónde puedo ir, qué puedo hacer? Me dijeron que debo ofrecer pedazos pequeños de tela a Oya.

Dijeron que debo ofrecerle nuez de cola y ñame machacado a los antepasados. Le dieron una espada a Oyá, pero ella no acostumbra a matar animales.

Deben presentar una espada a la madre que no se use para matar animales. Deben darle una espada que se use para decapitar a las personas.

El espíritu del viento usa el fuego para cubrir su cuerpo, parecido a una tela. Poderoso viento que golpea bajo los árboles en el bosque.

Los antepasados merecen un buen tratamiento y respeto para los miembros de la sociedad ancestral. Madre, entra a raudales en mí desde sus pechos, madre del mundo.

Devota del antepasado, dueña de la rata del arbusto, Oyá es la dueña de la sociedad de los Egun. Asé».


Oración a Oya para el dinero

Oración a Oya para el dinero

«Madre bendita, madre ancestral, la madre de las nueve faldas, de las nueve telas de colores, madre dueña de la piel de búfalo.

Tú eres la dueña del comercio, del mercado, y de todo cuanto existe en la plaza. Tu energía se mueve sin detenerse entre la bulla que producen los comerciantes.

Te pido que de igual manera mis finanzas no se detengan, que el dinero, el oro, la plata y el cobre corran por mi casa a caudales, que no falte el pan en mi mesa, y que estén cubiertas todas mis necesidades, que sea firme mi empleo, y próspero mi negocio.

Madre adorada, te imploro tomes la rienda de mi estabilidad como tú muy bien sabes hacerlo, protege mis finanzas, que el dinero venga a mi como el metal al imán.

En tus manos pongo el éxito de mis planes y proyectos, porque con tu bendición siempre yo cuento. Ashé.

Oración contra los enemigos

«Oya Yanza, guerrera fuerte y poderosa, eres tú la voz del fuego y del viento.

En tu mano portas una espada forjada con los más valiosos metales, reforzada por la rudeza del tiempo.

No hay obstáculo que ante ti se interponga, ni enemigo que frente a ti quede entero.

Es por eso que hoy, madre mía, te entrego mis batallas, mis luchas y mis enemigos (hacer petición) se tu mi amparo y mi justicia.

Destruye y arranca de raíz los planes y el daño que mis contrarios me estén preparando o me estén haciendo, así como un árbol que de raíz saca de la tierra el viento, que no quede ni un enemigo de pie en mi contra, que arrepentidos de su maldad modifiquen su comportamiento.

Con tu gracia estoy blindado, con tu amor protegido, con tu luz resguardado y ante ti agradecido. Ashé».

Oración a Oya para la protección

«Gloriosa Oya, ejemplo de tantas virtudes, de lealtad y devoción.

A ti recurro para resguardarme de tantos peligros que a diario me asechan.

Te imploro me cuides de mis enemigos, de los espíritus malévolos, del infortunio y de todos los imprevistos que pudieran perjudicarme.

Que tu bendición me acompañe en todo momento. Humildemente te pido que me protejas ante tanta oscuridad. Invoco tu grandiosa intercesión, porque en ti confío y mientras tú camines a mi lado no existirá mal que pueda perjudicarme. Ashé».


También puedes leer: Oracion a oggun para pedir protección


Oración a Oya para el amor

«Poderosa reina de los vientos, madre bondadosa con el carácter del fuego.

Desde mi corazón cargado de humildad te pido hoy que me bendigas con la dicha de atraer al amor verdadero.

Ayúdame a encontrar el amor de la persona con la que he de recorrer el mundo terrenal, cargado de momentos plenos, construyendo un proyecto de vida del que ambos cosechemos solo frutos buenos.

Bendíceme madre ancestral, para lograr la construcción del hogar que tanto anhelo. En tus manos coloco mi destino, te entrego mi corazón cargado de fe y esperanza, porque pronto en ti encontraré la respuesta de todo cuanto deseo.

Tú eres luz, madre bendita, tú eres fuerza, eres mi guía y mi vida siempre iluminas, gracias te doy por escuchar mi suplica, mi ruego nunca será en vano siempre que alabe al espíritu del viento. Ashé».

Para dominar

«Espíritu del viento. Viento de la muerte, viento del encanto. Yo te invoco poderosa Yanza, que tus vientos me ayuden a conjurar el pensamiento, sentimiento, juicio, voluntad y emoción del espíritu vivo de (nombre de la persona que se desea dominar).

Que soplen tus vientos por el norte, por el sur, este y oeste, cinco sentidos domino, cinco sentido sumisos de (nombre de la persona que se desea dominar) su cuerpo físico y cuerpo espiritual es dominado y controlado por mí en nombre de Oya que es la única que puede agarrar los cuernos del búfalo descontrolado. De igual forma, somete la voluntad de (nombre de la persona que se desea dominar).

Por eso has de venir a mi (nombre de la persona a dominar) vencido en cuerpo y alma, sin pensamiento ni voluntad, haciendo lo que deseo (hacer petición) mi voluntad a partir de ahora es la tuya, gracias a la fuerza del espíritu del viento, jekua jei Yanza. Ashé».

Oración para los hijos de Oya

Oración hijos de Oya

«Mi madre es Oya, ella es la madre bendita de Oyo.

Es mi madre la que trae el viento de los cielos donde viven nuestros antepasados.

Oyá es el espíritu que vive en el tornado. No permitas madre, que en mi vida prospere el caos.

Eres tú quien juega con las hojas de los árboles cuando tienen movimiento. La portadora de la colorida corona.

Mi madre Oya me bendice, y los vientos de la tierra y el cielo me traen buena fortuna, protégeme madre y permite que mi vida prospere. Ashé».


Aprende mas Oraciones de los Orishas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba