Oshumare: Orisha del Arcoíris y la Transformación

Oshumare

Su potestad es mucho más profunda de lo que muchos creen, dueño de la serpiente y el arcoíris, ya que, entre sus múltiples funciones se encarga de hacer sostenible la vida a través de los procesos atmosféricos. Acompaña inseparablemente a Shango, mantiene la unión entre la tierra y el cielo, y nos asiste para alcanzar la prosperidad.

¿Quién es Oshumare?

Oshumare es una deidad de naturaleza andrógina. Representa la dualidad entre lo masculino y femenino. Se estima que proviene de la tierra de Mahi en territorio Dahomey. Por lo tanto, se cree que su padre es Naná Burukú, y hermano de Iroko y Babalu ayé.

Su energía se manifiesta en todo lo que se curve y se mueva (aunque no tiene pies). En el cuerpo humano vive en el abdomen, y en las partes que hacen que la mano, el brazo y el pie se muevan. En la naturaleza vive al pie de la palma.

Oshumare contribuye con la comunicación entre las dos esferas de la existencia, es decir, la superior (plano espiritual) y la inferior (plano terrenal). Se le atribuye la jefatura de los aires y, por consiguiente, la regencia de algunos fenómenos atmosféricos.

Este Orisha es la fuerza vital, el cambio, la actividad constante del mundo en movimiento y símbolo de la continuidad y la permanencia.

Entre sus potestades se encuentra: dirigir la fuerza y los elementos que producen viento; y regir todo lo que sea alargado o prolongado. En la gestación del ser humano se manifiesta a través del cordón umbilical a través de la cual, le nutre de su energía.

¿Cómo es este Orisha?

Orisha del Arcoíris

Se dice que Oshumare es la corona de Yemaya y sirviente de Chango. Se cataloga de esta manera debido a su responsabilidad en el ciclo del agua, estando encargado de devolver a las nubes el agua que chango envía del mundo a través de la lluvia. Específicamente, ejerce influencia en la fase de evaporación. Cabe destacar, que al ser parte de este ciclo demuestra su relevancia dentro del funcionamiento de la vida y la supervivencia de los seres de la creación. Si el agua no retornara a las nubes la vida acabaría.

La representante y mensajera de Oshumare es la serpiente de pitón o boa, cuyo nombre en yoruba es «Ere». Su adoración es tal que en las prácticas tradicionales se consideraba que su excremento posee virtudes mágicas que conceden suerte y riqueza.

El ícono que describe a la serpiente de Oshumare la representa en forma circular mordiendo su propia cola. Esto simboliza la potestad de este Osha para mantener el equilibrio de la vida y la Tierra, evitando su fin.

En Brasil a Oshumare se le identifica con una culebra masculina y a Yewa con una culebra femenina, por lo que, en las prácticas de esta región, comúnmente se suelen asociar a estos dos Orishas.

Otra interpretación de la naturaleza espiritual de Oshumare relacionada con la serpiente refiere que su parte femenina vive en el cielo y es la que custodia las piedras rayo que Shango envía a la Tierra, por eso puede ser relacionado con este fenómeno de la naturaleza. Con respecto a la parte masculina de dicha culebra se cree que vive enroscada debajo de la Tierra llevando y sosteniendo esa enorme carga a través del universo. Cuando se mueve para balancearse la Tierra tiembla.

La creencia Fon relata que la serpiente (Oshumare) existía antes de la creación de la Tierra. Está llevaba la luna cargada en su boca. De sus movimientos nacieron las montañas, las elevaciones y caída de los planetas. En algunas prácticas se interpreta que Oshumare es una especie de ladrón muy particular, ya que, les quita a unos para darle a otros. Representa también a los antepasados muy lejanos cuyos nombres no han sido olvidados.

Otros nombres por el que se conoce a esta deidad:

En África, en el territorio que ocupaban los Fon, se le identificaba bajo el nombre de: «Dan» y representa la riqueza. Ayuda a Chango a volver al cielo cuando baja a la Tierra en forma de lluvia. En la cultura Fon, Oshumare parece tener un papel mucho más protagónico que entre los mismos yorubas. Se cree también que cada Orisha tiene su propio Dan, su propia nutrición que le da vida y le mantiene.

Los Ewe le llaman «Dan Ayido Wedo» o «Danbala Wedo».


Puedes leer: ¿Quién es Oshun? Aprende todo sobre la divinidad del Amor


Características de Oshumare

Orisha Oshumare

Odu Isalaye

Oshumare bajó a la Tierra en el Odu de Ifa Ejiogbe Oyekun. Por otro lado, también se manifiesta a través del diloggun en el signo Oshe Eyila.

Colores de Oshumare

En la regla de Osha e Ifa sus colores más representativos son el amarillo y el color oro, esto relacionado con su potestad sobre la fortuna. También puede ser relacionado con los colores de la Orisha Oya. Sus collares (elekes) se confeccionan con 7 cuentas transparentes intercaladas con 11 amarillas y 11 doradas.

En las prácticas yorubas ancestrales sus colores son el azul (por su carácter femenino) y el rojo (por su carácter masculino). La mezcla de estos colores aporta la tonalidad verde al arcoíris.

Antiguamente, en la tierra Dahomey se acostumbraba a confeccionar sus elekes con cuentas azules llamadas Shegi, y excremento de serpiente conocido como Dammi. Curiosamente, el valor que se le otorgaba a estas cuentas es el mismo que se le otorga al oro en la actualidad.


¿Cómo se recibe Oshumare?

El fundamento de este Orisha suele ser reservado en una tinaja o receptáculo que varía en su decoración, pero, puede estar decorado con los colores del arcoíris o tonalidades en color oro o plata. Las herramientas de Oshumare suelen contar con pulseras y culebras enroscadas o estiradas cuyo número varía según la corriente que lo entregue.

Originalmente, los Fon montaban este fundamento en dos tinajas o recipientes separados. Una de ellas coronada con pequeños cuernos, la cual se considerada masculina; y una sencilla donde reposa la energía femenina del Orisha.

¿Beneficios de recibir al Orisha Oshumare?

Debido a las potestades que tiene este Orisha su fundamento atrae la paz, el equilibrio, la fortaleza, la evolución, el reconocimiento, el respeto, la prosperidad, la fortuna, los cambios, la movilidad y una amplia la capacidad de la mediumnidad por su labor como guardián que equilibra los dos planos de la existencia (terrenal y espiritual).

¿Qué se le pide a Oshumare?

A Oshumare se le pide para conseguir la posición por la que hemos trabajado, la fortuna, la tranquilidad y la armonía de todos sus asuntos.

¿Como se Saluda a este Santo?

«Ìbà se Aro Boboi. Oshumare Agede Gbe»

Traducción:

Respetamos al arcoíris que se desliza sobre el firmamento como una ancha espada.

¿Cómo se atiende a Oshumare?

Los seguidores de Oshumare en las tierras de Fon, sostenían que es posible que Oshumare sea atendido a través de cualquier ofrenda realizada a los demás Orishas siempre que al ofrecerla se salpique un poco en el abdomen del oficiante, ya que, se cree que en ese lugar habita su energía.

Por lo regular se suele atender al igual que al resto de los Orisha con adimuses a base de frutas, ñame, maíz, aguardiente, miel de abejas y los demás ingredientes tradicionales.

¿Cómo son los hijos de Oshumare?

No es usual encontrar hijos de Oshumare en las costumbres afrocaribeñas descendientes de la cultura yoruba, sin embargo, respecto a sus hijos se suele decir que: son desconfiados, retraídos, inconscientes, adinerados, y muy observadores.


Historia de Oshumare

Historia de Oshumare

Existe varias historias sobre Oshumare, en esta oportunidad relataremos dos patakis que cuentan acerca de su leyenda en la tierra yoruba:

Oshumare era un adivino muy pobre y menospreciado por todas las personas de su pueblo. Se dice que una vez a Olofin se encontraba muy enfermo y había acudido a todos los adivinos. Uno a uno fuero hasta su palacio, pero ninguno lograba determinar cuál era la enfermedad que padecía y mucho menos la cura.

Olofin desesperado preguntó a sus consejeros si existía algún adivino que no lo haya examinado aún, a lo que le respondieron que solo faltaba Oshumare, pero que era muy joven y sus conocimientos limitados. Sin embargo, esto no detuvo a Olofin para mandarlo a buscar.

Cuando este llegó al palacio lo vio y le marcó un ebo de inmediato. Todas las recomendaciones se siguieron al pie de la letra. Al día siguiente Olofin se levantó totalmente curado. En agradecimiento le ofreció muchas riquezas, las cuales Oshumare aceptó con gusto y comenzó a recogerlas para volver a su casa.

Viendo esto, Olofin le dijo que era mejor que se quedara a su lado, pues, él había sido el único que le había podido curar a pesar que todos los adivinos que lo habían visto tenían gran sabiduría.

A partir de ese momento en adelante por mandato de Olofin, Ochumare se quedó a su lado ocupando el puesto de adivino principal y solo le era permitido volver al mundo de vez en cuando, {con la condición de volver al cielo ese mismo día. Por eso es que cuando el arcoíris aparece en la Tierra se desaparece el mismo día.

Pataki de Oshumare

Ocurrió que Oshumare era un Babalawo muy sabio y diligente que trabajaba como consejero de Oni (el Rey). Sin embargo, el Rey no era para nada generoso, a pesar de pagarle todas las semanas lo que este recibía no era suficiente para vivir, por lo que junto a su familia se encontraba en la miseria. 

El padre de Oshumare se llamaba: El dueño del manto de colores brillantes, también era un adivino muy sabio, pero, sufría de la misma desgracia de su hijo, las personas del pueblo no lo respetan. Oshumare, muy triste y con la esperanza de mejorar su situación fue a consultarse con Ifa preguntándole como podía hacerse rico, respetado conocido y admirado por todos.

Ifa le indicó las obras que debía realizar. Su sacrificio debía contener: un cuchillo de bronce, 4 palomas, 4 bolsas de cauries. Cuando Oshumare estaba preparando su ebo el Rey mandó a llamarlo, pero, este no acudió al llamado, indicándole que se encontraba ocupado y que iría luego de terminar su ceremonial. El Rey se molestó mucho y le llamó negligente, y se negó a pagarle sus derechos habituales.

Luego, Ochumare recibió un mensaje que le había enviado Olokun quien era el Rey de un país vecino, quien le invitaba a visitar su palacio para consultar sobre la salud de su hijo que se encontraba muy enfermo, no podía mantenerse de pie, se caía y rodaba por las calles, tenía tantos problemas de movilidad que hasta se quemaba con la candela de las fogatas cuando trataba de cocinar.

Oshumare fue a casa de Olokun y adivinó para él, y todas las enfermedades de su hijo fueron curadas. Olokun lleno de alegría y agradecimiento le regaló un traje azul, elaborado con las fibras más finas, le entregó muchas riquezas, esclavos y un caballo sobre el cual Oshumare regresó a su pueblo.

Cuando el Oni se dio cuenta la posición que ahora tenía Oshumare sintió mucha envidia de la generosidad del Rey Olokun y decidió ofrecerle a Oshumare un traje de color rojo mucho más fino, acompañado de más riquezas y objetos de valor. De esa forma fue que Oshumare se volvió rico.

En aquellos tiempos Oshumare no era amigo de la lluvia personificada, cuando la lluvia se reunía en las nubes Oshumare agitaba su cuchillo de bronce y apuntaba hacia el cielo como esparciendo las nubes de un lado a otro, y un arcoíris aparecía mientras la lluvia huía, entonces todos gritaban «Oshumare apareció», esto hizo que Oshumare se hiciera muy célebre y respetado dentro de su pueblo.

Tiempo más tarde, Olofin empezó a padecer de la vista y mandó a buscar a Oshumare para que lo examinara. Este lo curó y Olofin le pidió que se quedara viviendo con él siendo su adivino y consejero, además, le dijo que le permitiría volver a la Tierra de vez en cuando, pero que siempre debía volver a su lado. Es por ello que el arcoíris sale por un tiempo y después desaparece, simbolizando la llegada de la prosperidad, y de esa misma manera llega la riqueza a la vida de las personas.


Rezo u Oración a Oshumare

«Rendimos respeto a Oshumare, quien descansa en el cielo y controla la lluvia que cae del mismo sobre la tierra.

Él llega al monte y respira como el viento.

Padre que ruega en las cortes celestiales por nuestro desenvolvimiento y que nos otorga larga vida.

Oshumare es paciente pero perseverante.

Es sumamente generoso y nunca se niega a dar la mano cuando sus hijos lo necesitan. Ashé»


También puedes leer:

1 comentario en “Oshumare”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio