Cascarilla: ¿Qué es? Usos, beneficios y Obras

Cascarilla

La cascarilla es un ingrediente fundamental para el ejercicio de los rituales de la regla de Osha e Ifa, y todas las prácticas religiosas afines con la cultura yoruba. Este elemento ha sido relacionado con el Orisha Obatala por su color blanco y por su energía purificadora, sin embargo, puede ser utilizado con la bendición de cualquiera de sus deidades puesto que, no constituye un tabú para ninguno de ellos.

¿Qué es la cascarilla?

¿Qué es la cascarilla?

Este es un ingrediente que goza de gran popularidad, ya que, no puede faltar en la “mesa de santo”, es decir, entre los elementos fundamentales para la atención y la realización de obras al pie de los Orishas del panteón Yoruba o de los Egun (los difuntos ancestrales).

El nombre por el que se le conoce a la cascarilla en el lenguaje yoruba es «efun», su significado está relacionado con el color funfun (blanco) cuya acción espiritual se relaciona con todas las cosas buenas, limpias y puras. Por otro lado, cuando se intenta traducir la palabra yoruba «efun» se obtiene una traducción que literalmente quiere decir: «tiza».

La presencia de la cascarilla en la ejecución de los rituales de la regla de Osha e Ifa resulta fundamental en la mayoría de los casos. Es indispensable para rogaciones de cabeza, consagraciones de kariosha, atenciones y oró a los Egun, entre muchos otros rituales.

¿Para qué sirve?

Espiritualmente la cascarilla es un elemento capaz de atraer las energías más puras, propicia la claridad mental y espiritual. Energéticamente es capaz de proteger y resguardar los lugares donde se utiliza, delimitando de alguna forma el acceso de los espíritus oscuros y entidades negativas. Además, también tiene poderes místicos depurativos que son bastante efectivos para realizar limpiezas espirituales.

El polvo de la cascarilla puede ser espolvoreado prácticamente en cualquier lugar como elemento protector; también resulta muy fácil de mezclar con los líquidos utilizados para gran variedad de baños, para hacer velas, o jabones consagrados; para honrar a Obatala; para adivinación, entre muchas otras cosas.

Importancia de la cascarilla (Efun )en la santería

La importancia de este elemento radica en que aporta sus propiedades purificadoras que hacen que cualquier ritual en el que este elemento participe sea consagrado con las bendiciones energéticas más elevadas. Es por ello que este ingrediente es muy relacionado con el Orisha Obatala.

Beneficios de utilizar cascarillas:

  • Repeler bajas vibraciones y espíritus oscuros, obsesos y demoníacos.
  • Trazar símbolos sagrados con gran facilidad y efectividad, dentro de los rituales y ceremoniales religiosos.
  • Su versatilidad permite que sea utilizada en cualquier lugar, ya sea en polvo o para marcar algún tipo de oráculo o diagrama.
  • Es un protector bastante efectivo que tiende a establecer límites para el acceso de las entidades perjudiciales.
  • Así como repele a las espiritualidades negativas, también lo hace con energías, pensamientos, sentimientos, intenciones, y acciones dañinas.

Historia de la Cascarilla, el efun o la tierra blanca sagrada

En las prácticas primigenias de la cultura yoruba se utilizaba la corteza de un árbol sagrado para elaborar el polvo de efun, conocido como cascarilla. Desde épocas antiguas se ha considerado que ese polvo blanco sagrado brindaba protección contra el mal.

Con el paso del tiempo, y la llegada la religión yoruba a América, el proceso de adaptación a otras tierras hizo que los practicantes de esa cultura que ahora formaban parte de la diáspora, dejaran de utilizar la corteza de ciertos árboles para su elaboración y comenzaran a usar cáscaras de huevo blancas trituradas, en especial, de los huevos de las gallinas negras, debido a que este recurso era más accesible para los practicantes.

Además, las propiedades místicas de las cáscaras de huevo podían sustituir con gran facilidad la materia prima original, por cuanto, poseían los mismos atributos espirituales. La cáscara de huevo ofrece protección al embrión de pollo de forma física, y de manera espiritual conserva esas mismas propiedades, convirtiéndose en un poderoso símbolo de la vida.

La importancia de este elemento trascendió en todas las prácticas derivadas de las costumbres de la religión Yoruba en América. Por lo tanto, el elemento conocido como efun existe en todas las prácticas de la diáspora de África Occidental. Podemos verlo presente en la Santería o regla de Osha e Ifa, en el Vodun o Voodoo; en el Candomblé y Umbanda; en el Palo mayombe; en incluso en tradiciones con raíces distintas como la Wicca, entre otras.

¿Cómo se hace la cascarilla?

Su confección es realizada a base de cascaras de huevo pulverizadas, que posteriormente son mezcladas con agua bendita. Durante su elaboración original, es necesario realizar ciertos cantos y rezos para activar sus propiedades espirituales y convertir el elemento en un recurso verdaderamente espiritual. Esta consagración permite que los elementos se fusionen de manera física y energética, logrando que, al ser unidos de forma homogénea, su poder depurativo aumente.

La combinación de sus ingredientes hace que sea un elemento capaz de representar la existencia, tanto en el plano terrenal, como espiritual, atrayendo las bendiciones que pueden ser emanadas desde el Cielo y materializadas en la Tierra.

Lo primero que debemos tomar en cuenta a la hora de preparar cascarilla es que las cáscaras deben ser de huevos de color blanco, porque si se utilizan las de color beige, o marrón no darán como resultado el polvo blanco que acostumbramos a utilizar. Otra consideración a tomar en cuenta es que, se requiere una gran cantidad de cáscaras para poder obtener una cantidad suficiente de efun.

Por otro lado, las cáscaras de huevo, deben ser enjuagadas muy bien, y puestas a secar luego de ser despojadas de la membrana interior, debido a que esto perjudica el resultado, convirtiéndolo en una pasta pegajosa. Una opción para acelerar el proceso de secado puede ser hornear las cáscaras de10 a 20 minutos.

Cuando se disponga a pulverizarlas, se irán colocando en un mortero triturándolas hasta obtener un polvo muy fino. Luego, se mezclará poco a poco el polvo con agua bendita de forma gradual, hasta crear una pasta con la que se formará una bola que se pondrá a secar nuevamente. En este momento se realizarán los rezos correspondientes. Cuando se encuentre completamente compacta, estará lista para usar.

El resultado final puede ser utilizado en polvo, o se puede elaborar esa especie de bola que sirve para trazar signos, para la elaboración de ajitenas, figuras, diagramas emblemáticos y oráculos ceremoniales; y para mezclar con otros elementos potenciando aún más sus efectos.

En la actualidad, por lo general, los santeros y babalawos adquieren directamente sus cascarillas en las botánicas dedicadas a la comercialización de esos ingredientes, lo cual, es una práctica a la que hay que poner atención, ya que, usualmente esas cascarillas no son elaboradas de la forma litúrgica correcta, y peor aún, suelen ser preparadas con otros ingredientes ajenos a las costumbres tradicionales de la religión yoruba.

Rezo o Súyere de la cascarilla (Efun)

Babalodo Nilefun Babalodo Nilefun

Nilefun Naire, Babalodo Nilefun,

Nulefun Naire, Babalodo Nilefun.

Obras u Ebbo con Cascarilla

Ebbo con Cascarilla

Existen incontable cantidad de obras que pueden ser realizadas utilizando cascarilla como elemento principal, debido a la versatilidad y al poder energético que posee este elemento. Algunas de ellas las presentamos a continuación.

Baño con cascarilla para alejar las malas energías

Este baño puede ser utilizado cada vez que se desee, o cuando sienta que sus energías no son las mejores y se requiere de una limpieza.

Elementos necesarios:

  • Cascarilla.
  • Manteca de cacao.
  • Agua bendita.
  • Leche de vaca.
  • 2 veladoras (velas) blancas.
  • 4 rodajas de pan.
  • Hierba: sauco blanco.

Ejecución del ritual:

Este baño es considerado un «baño funfun» pues todos los elementos que se utilizan son de color blanco y gozan de alta capacidad purificadora. Su elaboración consiste en preparar una mezcla con leche de vaca, cascarilla en polvo, manteca de cacao rallada, 4 rodajas de pan, y agua bendita. Una vez mezclados todos los ingredientes se encenderán las dos velas a los lados pidiendo por la bendición de los guías espirituales y el ángel de la guarda, para atraer a través de ese baño la frescura que se desea alcanzar. Una vez consumidas las velas, se procederá a realizar el baño con la preparación. Mientras se moja el cuerpo con ella, se frotará con el sauco blanco haciendo sus peticiones.

Para levantar a un enfermo:

Se toma un coco seco, se le sopla aguardiente, agua bendita y luego se pinta por completo con cascarilla. Se limpia a la persona interesada y se deja en una esquina en la casa. Cuando mejore debe rodarlo con los pies hasta la puerta y patearlo a la calle.

Para librarse de brujerías:

Se mezclan cascarilla en polvo con almagre, polvo de hojas de framboyán, y yefa de Orunmila. Se ruega al pie del Orisha que responda por la obra y se limpia con los polvos a la persona interesada. Se sopla para la calle.

Pataki de la cascarilla

Ocurrió que, durante la llegada a la Tierra por parte de las deidades, estas exigieron que todo aquel que tuviese canas en sus cabellos debería abandonar su existencia terrenal, regresado de inmediato a ara orun (el cielo) junto a Olodumare.

Los años habían pasado y el cabello de Orunmila ya pintaba tonalidades grises y entrecanas, lo cual, ya había generado comentarios entre el resto de las divinidades, hasta que llegó el momento que exigieron que el adivino debía regresar al reino de los cielos.

Pero, Orunmila siendo un hombre muy sabio consultó con Ifa, y siguiendo sus instrucciones realizó un ebbo, que consistía en colgar sobre el regazo de la puerta de su casa un maribó, que es una cortina elaborada mediante hojas de palma en la que anteriormente había realizado un sacrificio animal, había puesto puré de ñame y agregado gran cantidad de cascarilla en polvo.

El ebbo estuvo listo y Orunmila invitó a todas las divinidades a su casa para ofrecer un gran banquete de despedida en su nombre, allí los agasajó con múltiples platillos y exquisitas bebidas, llenando a sus invitados de atenciones que sorprendieron a todos los presentes de forma extraordinario e inexplicable.

Pero, sucedió que al momento en el que los Orishas entraron a la vivienda de Orunmila, todos debían quitarse sus sombreros y pasar bajo del maribó, ya que, así lo establecía la tradición, por lo tanto, fue muy natural para todos. Sin embargo, al momento en el que iban a retirarse, fueron a buscar sus sombreros y se percataron que los cabellos de todos estaban tan blancos como los de Orunmila.

Ese hecho los llenó de alarma y sorpresa, todos se miraban unos a los otros asombrados, entonces Orunmila anunció que era necesario que se retiraran todos al cielo, por lo que pronto moriría en compañía de sus invitados.

Los Orishas no deseaban abandonar la Tierra en aquel momento, por lo que muy asustados decidieron realizar un nuevo pacto sobre la existencia terrenal. Se establecieron nuevas leyes donde la primera de ellas determinaba que no era necesario que las personas que portaran canas debían morir, estipulando que solo deberían partir junto a Olodumare aquellos que se encontraran enfermos y ya fueran muy ancianos.

A partir de aquel momento, la vida terrenal aumentó, por lo que la existencia se volvió más longeva y placentera, permitiendo que los mayores pudieran disfrutar de la llegada de nuevas generaciones y compartir durante un tiempo más prolongado con su familia.

Desde entonces, la cascarilla no falta en las consagraciones rituales, y el maribó, nunca perdió su posición en la puerta de Orunmila, permaneciendo el resto de su vida en ese lugar.

Esta es la razón por la que ese elemento suele estar ubicado en la puerta de la casa de los religiosos, ya que, protege y favorece a los habitantes de ese lugar, permitiendo la entrada de los ire, pero, manteniendo alejada a Ikú (la muerte) y todos los osogbos restantes de la puerta y del interior del ilé (la casa) donde se encuentre.


Aprende mas sobre las ceremonias de la religión Yoruba:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba