Historia de Otrupon Meji: El Abo (carnero) es la ofrenda principal a Shango

Historia: Shango y el carnero

Esta historia del Oddun de Ifa Otrupon Meji, nos cuenta el porque el Abo es fundamental en las ofrendas a Shango, el Owunko (Chivo) solo en se utiliza en ocasiones especiales y también el por qué no se le sacrifica eure (Chiva) a esta deidad.

Cuenta la leyenda que el Carnero (Abo) era uno de los sirvientes más cercanos al Orisha Shango, a este le confiaban muchas tareas de gran importancia. Luego de de un tiempo al servicio del dios del rayo, Abo empezó a molestarse ya que pensaba que su amo lo explotaba, un día se reunió con Owunko y Eure para hacer un plan para destronar al rey.

Entre los tres se pusieron de acuerdo y fueron al sitio donde Shango guardaba su Hacha y la escondieron con el fin de que este estuviera desarmado. Abo empezó a llamar a Shango retándolo a un duelo en las afueras del pueblo.

El carnero se armo con unos tarros muy afilados, en eso eure y owunko se mantenían escondidos en el monte con unos cachos de repuesto por si eran necesario atacar a Shango y ayudar a su amigo y cómplice de la traición.

Cuando el rey es escucho que lo estaban retando acepto el duelo, rápidamente fue a su armería a buscar su hacha, pero quedo asombrado al ver que esta ya no estaba, tuvo que armarse con un bate de Akana el cual hace mucho tiempo no utilizaba.

Shango va a casa de Orunmila por adivinación de Ifa

Antes de ir al combate decidido ir primero a casa de Orunmila para que le hiciera adivinación con Ifa. El odu revelado fue Otrupon Meji e Ifa le recomendó realizar ebo con dos gallos, el bate, pescado ahumado, jutia ahumada, miel, harina de maíz y Owo Mefa.

De los Akuko uno era para Eshu Elegua y el otro para que se hiciera rogación, Shago realizo el sacrificio tal cual lo prescribió Ifa y salió en busca de Abo para el combate.

El combate fue muy feroz y en el cual ninguno de los dos oponentes cedía, en una embestida muy violenta, el carnero logro derribar a SHANGO; pero éste, reuniendo fuerzas, levanta el bate y logra asestarle un fuerte batazo a Abo en la frente y así le rompió los tarros. Abo huyó hacia el monte en donde estaba escondido el chivo pidiéndole q le trajera los tarros de repuesto y así poder derrotar al Rey.

En ese momento iba pasando Eshu y en agradecimiento a Shango por verle dado un Akuko como Ofrenda decidido ayudarlo. Al ser Elegua el Dueño de los Caminos utilizó su magia para cerrarle los caminos al chivo y así este se perdió en el bosque.

Desorientado totalmente se encuentra directamente donde estaban Elegua y Shango, en ese momento Eshu dice: “Owunko también te traiciono, ese plan lo idearon entre tres, Chivo, chiva y Carnero, debes vengarte, comételo que sus carnes te servirán para recuperarte” y Chango así lo hizo.

En ese momento recobro sus fuerzas y salió en busca de Abo.

Shango demuestra que es el dios de la Guerra y el combate

Shango estaba totalmente vigoroso, con un sable en la mano y la piel del chivo en su espalda, listo para demostrar que además ser el dueño del Trueno, también es el dios de la guerra.

Abo tembló de miedo al ver que el chivo había sido ejecutado, pero se armo de valor y fue al ataque, Su contrincante hábilmente lo esquivo y con su sable lo degolló y luego dispuso beber la eyebale. En ese momento Shango dijo: «Mientras el Mundo sea Mundo, mis hijos seguiremos comiendo Carnero, pero esto no impedirá que en caso necesario comeremos Ounko también, ya que Ounko será mi medicina. No comeré Chiva por respeto a mi padre Obatala y siempre que Otrupon Meji visite mi reino degustaremos del chivo en su honor.

El abo es la Ofrenda principal a Shango, por lo cual no debe faltar cundo sus hijos son consagrados.

TE PUEDE INTERESAR:

Ir arriba