Babalu Aye

Babalu Aye – Asojuano (San Lázaro)

Este Orisha es conocido mediante diferentes nombres: Samponá, Sakpatá, Azojuano, Azojano, Aso, Babalú Aye, Oluwo Popo, o simplemente San Lázaro. Este es la Deidad de las enfermedades infectocontagiosas, las enfermedades venéreas y demás pestes, así como, de la miseria. Temido por unos y adorados por otros, es la deidad a la que rogamos para alcanzar y mantener nuestra salud.

¿Quién es Babalu Aye?           

El culto de este Orisha proviene de la Dahomey (Benín) en Nigeria, donde es conocido como: Asojuano, siendo reconocido como Rey de la tierra Nupe, en Tapa. También cuenta con amplia adoración entre los integrantes de la tierra Arará. El nombre de Babàlú Aíyé según la traducción del vocablo Yoruba significa «padre del mundo».

En la tierra Arará esta Deidad se reconoce como hijo de: Kehsson y Nyohwe Ananou. En tierra Yoruba y para los practicantes de la regla de Osha Lucumí se reconoce como hijo de Naná Burukú, hermano de Oshumare e Iroko. También se dice que fue criado por Yemaya.

¿Qué simboliza Azojuano?

Es un Orisha mayor que goza de gran veneración. Se le atribuye el poder sobre enfermedades contagiosas como: viruela, lepra, de transmisión sexual, y todas las afecciones de la piel.

Su energía de igual manera, está relacionada con los viajes a parajes lejanos, las tierras extranjeras, los pensamientos filosóficos, las leyes, la religión, los altos cargos dentro de las instituciones religiosas, las profecías, el poder de los milagro, la mente abstracta, las experiencias aventureras, el comercio y las negociaciones con otras tierras, la navegación, la vida al aire libre, los movimientos y ejercicios físicos, la velocidad, las apuestas, la sabiduría, los estudiosos y la independencia.

Entre sus mensajeros físicos destacan los mosquitos, las moscas y todos los insectos transmisores de enfermedades, así como, el viento.

¿Cómo es Babalú Aye?

Asojuano

San Lázaro o Babalu Aye es representado usualmente por un hombre mayor lleno de llagas, con un cuerpo encorvado motivado a la presencia de múltiples enfermedades en su cuerpo. Sin embargo, en otros avatares de su historia llega a ser un gran Rey, que disfruta de todos los beneficios que su cargo conlleva y goza de una buena salud.

La ambigüedad enfermedad-salud o miseria-riqueza presente en esta Deidad le confiere la capacidad de entender perfectamente lo que se siente tenerlo todo y no tener nada, ocasionando que la ayuda prestada a sus devotos sea mucho más efectiva gracias a su sabiduría. También es sinónimo de una fe inquebrantable que no se rompe ni en los peores momentos, así como, de la redención de los errores humanos.

El número de San Lazaro

El número de San Lázaro (Babalu Aye) es el 17, esto se relaciona con su sincretismo.

Dia de Babalu Aye

El día de Babalu Aye o su celebración alegórica suele conmemorarse el 17 de diciembre, debido a que coincide con la celebración del santo católico Lázaro.

Herramientas de San lázaro

Herramientas de San Lázaro (Asojuano)

Entre sus herramientas o instrumentos de poder lleva:

  • Dos perros de hierro.
  • Un Osún con un perro en la parte superior.
  • Dos muletas.
  • Una matraca.
  • El já (manojo de varetas de palma de corojo o de coco con una empuñadura de tela de saco, adornada con caracoles y cuentas).

Va acompañado siempre por Eshu Afrá.

Receptáculo o sopera de Babalu Aye

Sopera de Babalu Aye (Asojuano)

Se trata de una cazuela de barro tapada con otra invertida que puede estar sellada o no.  La parte superior normalmente tiene uno o varios orificios donde se insertan plumas de gallina guinea que se le haya sacrificado. Se cubre con tela de saco.

El traje de Asojuano

Sus trajes pueden ser utilizados para las ceremonias de coronación o consagración de Kariosha de sus hijos; por los montadores o caballos de santo de este Orisha; y por los iniciados que reciban su fundamento durante su consagración. El traje de Babalu Aye ,suele estar confeccionado con tela de saco y tela de color morado, adornado con muchos caracoles cauries.

Baile de San Lázaro (Azojano)

El baile de Babalú Aye cuando se incorpora en alguno de sus caballos de santo durante el trance revela inicialmente las características de un hombre mayor y enfermo, con el cuerpo y las manos torcidas. Le cuesta un poco caminar, suele caerse demostrando debilidad en su cuerpo. Emana olores un poco desagradables, bota espuma por la boca y su voz suele ser fañosa. Sin embargo, a medida que cambian los cantos de invocación puede incorporarse con vigorosidad agitando el en el aire, utilizándolo para limpiar a los presentes y barrer todo lo malo.

Historia de Babalu Aye

Ocurrió que Shango caminado por las afueras del pueblo de Osa Yeku, luego de pasar por un basurero se encontró con un anciano harapiento y muy enfermo que casi no podía hablar. Le dijo a su ayudante Aira que le diera agua y comida, reconociendo luego que se trataba de su hermano Asojuano. De inmediato le manifestó que lo esperara en aquel lugar que él lo conduciría a un pueblo donde toda su situación iba a mejorar.

Shango trasladó a su tropa para el pueblo de Obakoso y tomando aquel pueblo fue a recoger a Babalu Aye, lo codujo hasta la entrada de un desfiladero, y le indicó que tomara agua y que comiera que saliendo de ese lugar encontraría una capa de piel de tigre que debía ponerse y continuar su camino. Luego, encontraría un niño que le daría agua para continuar y algunas hierbas para curar sus enfermedades, aquel niño se trataba de Elegua.

Elegua le indicó que recogiera: Cundiamor, zazafrá, mangle rojo y hierba de la sangre. Shango que había partido anteriormente se trasladó hasta Arará anunciando a todos en la tierra de los Anai, que en aquel momento se encontraban muy desordenados y confundidos por la muerte de su rey, que por el camino del desfiladero llegaría su nuevo rey con una capa de tigre, quién curaría todos sus males y organizaría un nuevo gobierno. Aquel pueblo llamado Arará, cuya capital era Dahomey, era conocido por estar azotado por muchas de enfermedades.

Debido al gran respeto que poseía Shango en ese lugar los pobladores al oír aquello se apresuraron al lugar indicado esperando la llegada de su nuevo rey. Cuando Azojuano se acercó a la entrada del pueblo, estando muy cansado se recostó de un árbol viendo a lo lejos una gran cantidad de personas reunidas alrededor de Shango, quien al notal la llegada de su hermano soltó un rayo, que cayó en la copa del árbol donde se encontraba sin causar daño alguno a Azojuano, cayendo a sus pies las varillas con las que se confeccionaría en adelante su herramienta de poder conocida como Ja.

Ja Azojuano

Momentos antes que cayera aquel rayo, Babalu Aye miraba a Shango y pensaba que hacía todo aquello en vano porque desconocía el poder curativo que había en él y lo que sucedería luego. Cuando cayó el rayo su cuerpo empezó a temblar y fue entonces que se asentó la entidad curativa que le ayudaría a cumplir todo lo profetizado por Shango.

Gracias a las hierbas que Elegua le había señalado y a la intervención de Shango el poder curativo de Asojuano se conoció por todo el lugar, siendo llevado por el pueblo hasta el trono y coronado como Rey de la tierra Dahomey.

Shango al ver alcanzado su objetivo se despidió de su hermano quien comía un carnero que era su carne preferida, entonces, Babalu Aye le dijo: “Mi agradecimiento hacia ti es incalculable, mientras el mundo sea mundo respetaré el carnero porque te lo entrego a ti”. Para ese momento Shango lo que comía era chivo, entonces le contestó: “Mientras el mundo sea mundo respetaré el chivo y te lo concedo a ti hermano mío” to iban eshu.

¿Cómo son los hijos de San Lazaro (Azojuano)?

Los hijos de San Lázaro son alegres, animados, simpáticos, optimistas, arriesgados, educados, aman la libertad, inquietos, idealistas, empáticos, equitativos, flexibles, trascendentales, apasionados, instintivos, honestos y buenos adivinos.

Cuando están mal aspectados suelen ser dramáticos, extremos, indolentes, irresponsables, engreídos, apostadores, habladores, imprudentes, de dudosa moralidad, amantes de los riesgos, de mal genio, egoístas, arrogantes, envidiosos, desapegados, y descuidados.

¿Como se consagra o se recibe San Lázaro en la santería?

La ceremonia para recibir Babalu Aye está cargada de gran complejidad en cualquiera de las ramas o casos en que se entregue. Si resulta ser el Orisha tutelar o ángel de la guarda del iniciado tiene dos opciones para su consagración. Puede ser consagrado de forma directa es decir asentar san lázaro acudiendo a practicantes provenientes de la rama Arará, los cuales, poseen los conocimientos del ceremonial apropiado para realizar tal ceremonial.

Ahora bien, si el iniciado es practicante de la Regla de Osha o Lucumí puede asentar Kariosha según sus costumbres, las cuales implican coronar Yemaya con oro a San Lázaro.

Los iworos o aleyos en general pueden recibir el fundamento de San Lázaro por la regla Lucumí sin necesidad que este sea su ángel de la guarda. La única condición que existe para realizar el ritual es haber recibido previamente el fundamento de Shangó que resulta indispensable durante la realización de la ceremonia de entrega.

Si se va a consagrar en Kariosha al hijo de Babalu Aye su ceremonial tiene una duración de 7 días como es costumbre, considerando que antes de ese periodo se realizan una variedad de ceremonias previas, a fin de preparar las condiciones para la realización de su consagración.

En el caso de los iworos o aleyos que recibe San Lázaro como fundamento, su ceremonial dura tres días. El primer día se realiza la consagración que suele ser en horario nocturno. El segundo día se toma como día del medio o descanso. El tercer día se realiza el ita imale donde se obtendrán los consejos del Orisha.

En la regla Arará el receptáculo o sopera de Babalu Aye lleva una tapa que va sellada con cemento, pintada en colores azules, rojos, blancos y morados, alrededor del orificio superior va decorada con cauríes. En las prácticas Lucumí su receptáculo puede ser destapado ya que su tapa es removible.

San Lazaro de Ifa ¿Quién es Oluo Popo?

El Odun Ogbe Yono relata el momento en el que se le hace Ifá a Babalú Ayé. A partir de aquel momento fue llamado «Oluwo Popo». Es por ello que el fundamento de San Lázaro que se refiere a este camino de su vida es entregado por los Awoses ni Orumila. También puede ser recibido por aleyos, iworos y babalawos en general.

Caminos de Babalu Aye

Entre los caminos de Asojuano podemos encontrar estos diferentes avatares:

  • Niyone Nanu: es un camino femenino. En Cuba se le conoce como Nanú, y es considerada la madre de todos los Asojuanos. Su collar es matipo, negro y azabache, representa el espíritu de la ceiba pues en Dahomey se acostumbra dar de comer a este santo antes de que coma Asojano. Nanu simboliza la diosa de la viruela. Su cazuela se pinta a la mitad. Su ja es doblado en la punta. Es la hija de Ajuero. Es la madre también de Eshu Agriyelu. Se sincretiza como nuestra Santa del Pilar. Su plato preferido es el ochinchin de malvate y platanillo.
  • Bayanana: es un camino femenino. Es conocida en Cuba como Nana. Es señorita, adivina, y hechicera. Es la que conoce todos los secretos y todo lo anuncia.
  • Da Solli Ganwha: en Cuba se dice que es el padre de los Azojuanos, vive recostado a la ceiba. Su collar es de matipó y de azabache. Se le pone bastón, es muy callado, se le identifica como Santo Tomás de Aquino, lleva un hacha de hierro de dos filos.
  • Kanepo: es masculino, este es un enviado de la candela, se identifica con San Ilarion.
  • Ajidenudo: es masculino, es un enano hace maldades, es un duende, vive con Ozayin, defiende de la brujería. Lleva un Osain en las manos.
  • Joto Sojura: es masculino. Es el que produce las enfermedades de las piernas. Es el antepasado de las jícaras o güiras, vive metido en dos jícaras cerradas.
  • Dada Pompola: es un Babalu Aye masculino. Es pastor. Protege a los animales.
  • Afrosan: es masculino. Trabaja con el aire, está sincretizado con San Lorenzo. Se le pone manillas.
  • Joto Roñu: es masculino. Tiene dos bocas.
  • Suko: también le llaman Yema Suko. Vive en la basura.
  • Efundo: es masculino. Fue el que creó los collares de Asojuano. Su collar es una bandera de Azo.
  • Susana: es masculino. Vive dentro de la copa de la caña brava. Es amigo de Oggún.
  • Ogumo: es masculino. Es guerrero, vive en el río, monta caballo, y maneja cuchillo y machete.
  • Kalinotoyi: es masculino. Lo mismo vive en el mar que en la tierra. Se le compara con el manatí.
  • Shakuana: es sincretizado con San Roque. Se dice que este es el verdadero Babalú Aye.
  • Jumewe: es femenino. Es una jovencita. Vive en las lagunas con Toko, tiene muchas riquezas. En su yarará lleva una cadena de oro. Su collar es de azabache y de perlas.
  • Toseno: es femenino. Es una anciana. Se dice que tan anciana como Nanú. Es la cocinera de toda la familia de Asojuanos.
  • Kusue: es masculino. Es el portero del cementerio. Es anciano, horrible y espectral. Se le sincretiza con San Carlos.
  • Tokuom: es masculino. Se dice que es el que aparta el espíritu de su hermano Agokun.
  • Avinuden: es masculino. Este vodun representa el viento. Vive en la obscuridad, se sincretiza con San Agustín.
  • Yonko: es masculino. Es cojo, anda con un solo pie. Es feroz, se le sincretiza con San Cipriano.
  • Gause: es masculino. Es el centinela, nunca duerme, ni de día, ni de noche, usa cadena y campana. Se sincretiza con San Florencio.
  • Yanu: es masculino. Se representa por un periquito. Se sincretiza con San Ricardo.
  • Amabo: es masculino. Es el que produce la elefantiasis y la varicela. Es el boticario. Se le  sincretiza con San Amarasto.
  • Otobue: este es el que teje. Vive tapado, cubre de vestido a todos sus hermanos. Se le sincretiza con San Juan Nepomuceno.
  • Hountebe: es masculino.
  • Kujunu: es masculino. Vive en las cuevas y sale de noche con un farol. Se le sincretiza con San Vicente.
  • Laundo: es un monstruo que nació sin pies. Es de la familia de los Tohosu. Se sincretiza con San Bartolomé.
  • Felu: es masculino. Este es el farolero. Se encarga de iluminar la casa de sus hermanos y de sus hijos. Se sincretiza con San Felipe.
  • Aberu shaban: es masculino. Este es el que come los intestinos. Es el que reparte la comida de los Babalu Aye. Se le sincretiza con San Juan.
  • Dap Rodo: es masculino. Este es el verdugo. Es guerrero. Se sincretiza con San Pablo. Es el que despide a los Voducin.
  • Shamafo: es masculino, se le pone un cetro con cabeza de caballo. Es sincretiza con San Moisés. En el secreto se le pone un pajarito que se halla casado.
  • Dasano Molu: es masculino. Vive en güira de cuello largo. Se sincretiza con San Benigno. Se dice que es un escorpión. Vive en los caminos. Usa sombrero, es de la tierra Dasa.
  • Molu: es masculino. Se sincretiza con San Benito. Usa arco y flecha que se forra con piel de leopardo porque es cazador, se le pone 9 caracoles.
  • Ibako: este es el brujo de Oluo Popo. Vive en el monte enterrado al pie de la araba.

Ofrendas y Adimuses para Babalu Aye

Algunos platillos que se le preparan son: la kuyomasa, este plato también es conocido en Cuba como cabalonga; el akutu (también es un plato favorito de Elegua) los Arará lo preparan con harina de maíz mezclada con aceite de corojo; el goli, esta preparación a base de yuca también es conocida como casabe, y se le puede ofrecer de igual forma a Nanú.

Que come Asojuano (San Lazaro)

Los animales que se le inmolan a Babalu aye son: chivo con barba, gallo grifo y jabao, paloma, guinea y codorniz. Cuando se le da chivo o bohomenosi este se viste con mariwo, tela blanca y se le adornan los tarros de gajos de ciruela. Debe ser montado por cada uno de los participantes dando 5 vueltas alrededor del yarará. Esto se hace como recordatorio de que Asojuano viajó desde Shaki hasta Sabe montado en un chivo que le dio Oshun.

¿Cómo atender al Orisha Azojuano?

En la santería San Lázaro puede ser atendido con comidas que involucren miniestras y granos. Se le ofrece pan muy tostado casi quemado y mazorcas de maíz tostadas. Le gustan: los cocos verdes de agua, el ajo, la cebolla morada, el vino seco, el aceite de corojo; el pescado y la jutía ahumada en polvo; el cogote de res; el maní, el ajonjolí, el millo, los huevos; Las frutas como: los higos, las ciruelas, los mangos, las manzanas, la fruta bomba, los dátiles, el tamarindo, y el marañón.

Hierbas de Asojuano

Escoba amarga, salvia, platanillo de cuba, guacamaya, adracana, seso vegetal, prodigiosa, mirra, algodón, cundiamor, rompe saragüey, acacia, calabaza, tamarindo, caña brava, mangle, jobo, ceiba, iroko, paraíso, vencedor, malva blanca, granada, framboyán, fruta bomba, guayaba, artemisa, albahaca, alacrancillo, hierba hedionda, sarsa parrilla, rompe camisa.

La hierba conocida como «vicaria» es tabú para Babalu Aye, ya que, según el Odun Ogunda meyi representa la lepra.

Por otro lado, la raíz del palo de añil es un secreto poderoso de Shakuana. De hecho, se le llama palo viruela en su nombre.

Historia de Asojuano (San Lazaro)

Asojuano (San Lázaro) vivía en la Tierra Yorubá pero la gente lo detestaba por la pestilencia de sus llagas y por temor al contagio fue desterrado de ese reino.

Cuando iba por el camino, se encontró con su hermano menor Shango, que lo saludó y preguntó qué le sucedía. Babalu Aye le contó lo que le habían hecho la gente de su Tierra y SHANGO le dijo: Yo acabo de ganar una guerra y tengo un lugar para que reines. Ese lugar es la Tierra Arará, que es una tierra pequeña, dividida por un río de la Tierra Yorubá.

Asojuano aceptó y fueron para allá. Cuando llegaron, Shango le dijo a la gente: Este hombre que va a gobernar, ¡quiéranlo mucho! Shango, antes de marcharse de allí, dijo a Azo: Esa gente que te botó te va a necesitar. Pero, antes de ir, hazte de rogar bastante.

Tiempo después, se desató una gran epidemia en la Tierra Yorubá y se estaba muriendo mucha gente. Al no saber qué cosa hacer, estaban desesperados. Pero en eso, pasó el Orisha del Rayo y les dijo: El único que los puede salvar es ese hombre leproso al que ustedes por su mal corazón botaron, deben buscarlo.

Los Yorubas buscaron a Azojuano en la tierra Arara

Enseguida fueron a la Tierra Arará y le pidieron a Babalu Aye que los salvara, pero éste se negó. Entonces, todos se arrodillaron y empezaron a dar palmadas en el suelo, rogándole a Asojuano y diciéndole que no se levantarían de allí hasta que no los perdonara y fuera con ellos para salvarlos.

Después de muchos ruegos y súplicas, el se decidió a ir y curó a todos los enfermos.

Babalú Aye en la Religión Católica

Babalu Aye religión católica

El Orisha Azojuano en la religión Católica es sincretizado con San Lázaro. La similitud que los Yoruba traídos a Cuba encontraron entre estos dos personajes resulta muy interesante. Lázaro es un personaje bíblico que vivió en una ciudad llamada Betania, ubicada en las afueras de Jerusalén. Se dice que albergó en su casa a Jesús por lo menos en 3 oportunidades. Su fama se debe al pasaje escrito según el Evangelio de Juan 11:41-44, donde se relata cómo fue revivido por Jesús. Esta es la razón por la cual se convirtió en sinónimo de resurrección. Finalmente, fue martirizado un 17 de diciembre, fecha en la que se conmemora su vida y los afrocubanos también adaptaron para realizar su celebración en nombre de Babalú Aye.

Otra historia que llama la atención de la vida de Lázaro es la conocida mediante el relato ubicado en el evangelio de Lucas 16:19-31 de: «el rico epulón y el pobre Lázaro o del hombre rico y del mendigo Lázaro». Esta parábola narra la historia de dos hombres y el destino final de cada uno de ellos. En el caso del pobre Lázaro su destino es llegar a la gloria del cielo; por otra parte, el rico epulón es condenado al infierno.

Resulta curioso que esa parábola es la única que contiene un nombre propio «del pobre Lázaro». Estas son las características a fin que afianzan el sincretismo de estas espiritualidades. Lázaro al igual que Asojuano era un hombre leproso, con una condición de extrema pobreza, cuyas agonías y experiencias le permitieron convertirse en santos patronos de las enfermedades y la lepra.

Adicional a ello, en la iconografía de Lázaro siguen apareciendo elementos en común como: la representación de perros lamiéndole las llagas, las muletas, su ferviente fe, devoción y disposición al servicio de otros, pero por encima de todas las cosas su energía curativa y sanadora.

¿Qué se le pide a Babalu Aye?

Debido a la energía sanadora y por ser una espiritualidad relacionada con todo tipo de enfermedades, a San Lázaro se le suele pedir su intervención en los casos en se sufre de:

  • Enfermedades como la lepra, y todas las afecciones de la piel.
  • En los casos de sufrir enfermedades virales como la viruela, sarampión entre otras.
  • En los casos de padecer enfermedades de transmisión sexual.
  • Al padecer problemas gástricos y úlceras.
  • Se le ruega por la salud de personas con problemas de embolias y parálisis.
  • Babalu Aye también interviene en los casos en los que es necesario realizar amputaciones.
  • Además de su intervención a nivel de salud, es un Orisha al que se le ruega cuando se pasa por situaciones adversas en las que se ha perdido todo en la vida y no se logra prosperar ni evolucionar.
  • Su energía también resulta oportuna cuando se desea realizar largos viajes, se desea evolucionar a nivel intelectual o alcanzar cargos de relevancia.

Oración a Babalu Aye

Alabo al padre de la corteza de la tierra, lo llamamos por sus respetables nombres. Rogamos para que el espíritu de la enfermedad evite mi casa. Enfermedad espantosa no toques mi casa, si usted me alcanza la tierra será una ruina.

Alabo al padre de la corteza de la tierra (Babalu Aye), evitando al gran espíritu de la enfermedad, para que el daño no me alcance, para que mi cuerpo no sea arruinado, para que mi tierra no sea arruinada.

Que la espantosa enfermedad no aterrice en nuestras cabezas ni en aquellos que son responsables de nuestra tierra. La hoja seca está extraordinariamente equilibrada sobre la superficie del agua, el lobo está fuera, será mejor que el pastor reúna su rebaño, que la bendición del espíritu de la tierra nos proteja.

El escorpión posee una cola encorvada. La serpiente que clava los colmillos rechaza al impertinente. La zarza espinosa es formidable. Un cazador sabe cómo usar la rafia para cubrir su cuerpo, así mismo, el espíritu de la enfermedad no cubrirá nuestros cuerpos y nuestra carne no será dañada, el dolor y el mal no se alojarán dentro de nosotros, ni hoy ni mañana porque el gran espíritu de Asojuano nos protege. Ashé.

Pataki de Babalu Aye

En este pataki o historia, Azojano (Babalu Aye) estaba enfermo de la piel, estaba lleno de erupciones, abochornado se fue de la casa y según pasaban los días estas llagas se iban agravando. Al entrar al monte, los zamuros querían picarle las llagas y las moscas lo asediaban.

Para liberarse de ellas Babalu Aye cogió el Ja que le había preparado su hermano Suko y con ella se espantaba a

los insectos y las auras.

Cuando llegaba a los distintos pueblos era expulsado de los mismos, ya que los habitantes lo repudiaban y lo acusaban de propagar enfermedades en esa tierra, un día llegó a un pueblo donde el Rey era Shango, de allí también lo querían expulsar, pero cuando el rey lo vio pidió que lo trajeran a su presencia, Shango al ver a Babalu Aye dijo: Este es un misionero, que viene a cuidar a los enfermos de varicela, sarampión, todas las enfermedades eruptivas y las enfermedades infecciosas.

San Lázaro de hizo muy famoso en esa tierra, eso ocasiono los celos de Shango el cual le pidió que se fuera de Oyo. Este así lo hizo, pero como él ya tenía el fundamento en una cazuela, por la falta de fuerza no podía cargarlo, se puso a arrastrarlo con la frente hasta llegar al Palacio de Afafa en Dahomey (Tierra Arara) y establecido su reino.

Canto a Babalú aye

Akuón: bariba okedema.

Coro: mole yansa a moleya.

Akuón: emi bake bake bake

Coro: mole yansa a moleya.

Akuón: babba agadagodo omi oriso agadagodo omi oriso laye babba babalu aye omi oriso laye babba.

Coro: agadagodo omi oriso agadagodo omi oriso laye. Babalu Aye omi oriso laye babba.

Akuón: babba ae babba soroso babba ae babba soroso babalu aye iya afomole babba sire sire.

Coro: babba ae babba soroso babba ae babba soroso babalu aye iya afomole babba sire sire.

Akuón: sirere sirere moba.

Coro: babba sire sire.

Akuón: sirere sirere moba.

Coro: babba siresire.

Akuón: towue towuea aunfiña towue aunfiña towuea aunfiña towue.

Coro: towue towuea aunfiña towue.

Akuón: aunfiña towuea aunfiña towue.

Coro: towue towuea aunfiña towue.

Akuón: aso kara kara suñawuea, suñawuea suñawuea.

Coro: aso kara kara suñawuea.

Akuón: suñawuea afrimaye suñawuea.

Coro: aso kara kara suñawuea.

Akuón: aso arara, aso karanumi aso kara numi aso kara numi.

Coro: aso karara, aso kara numi.

Akuón: aso karanumi aso karanumi.

Coro: aso karara aso kara numi.

Akuón: majedan jedan maikueton, maijedan jedan maikueton, amalo ano masokuto maiboda, majedan jedan mai kueton amalo ano masokuto maieea.

Coro: majedan jedan maikueton, maijedan jedan maikueton, amalo ano masokuto maiboda, majedan jedan mai kueton amalo ano masokuto maieea.

Akuón: odaje eodanje.

Coro: odanje eodanje.

Akuón: eodanje eodanje.

Coro: odanje eodanje.

Akuón: ee soyina yinan bola imade mesetole.

Coro: inayinan bola.

Akuón: a mesetole.

Coro: ina yinan bola.

Obras con Babalu Aye

Esta es una obra fundamenta con este Orisha para rogar por la salud. Para realizarla lo primero que se hace es colocar una canasta o cesta con una tela de saco grande en el centro.

Se procede a colocar alrededor de la cesta miniestras o granos variados, verduras, frutas, viandas, carnes, pescado, pan, hierbas, dos huevos de gallina, y demás ingredientes.

Awan de San Lázaro (Asojuano) para la Salud

Todos los presentes por orden jerárquico se irán limpiando con todos los ingredientes ofrecidos y los van depositando en la canasta. Mientras realizan esa acción uno tras otro, el oficiante va tocando una campana o cencerro y realiza el siguiente canto: Awan Awan Awan nowaya awan ero Gasese.

Después que todos se han limpiado, se le inmolan los animales que se ofrecerán. Puede ser desde un pollón hasta un chivo. El canto para esta parte del ceremonial es: awan kodoko masofo, awan asodoko masofo, awan yantan masofo. La traducción de ese canto es: «que las enfermedades no me sorprendan».

Finalmente, se sazona el awan. Se le hace el Ajujan, que se trata de echarle el vino seco. Se recomienda no echarlo directamente para no asustarlo, ni lastimarlo. Se debe soplar en la mano y de la mano dejar que gotee hasta caer sobre Babalu Aye. Los hombres realizan esta acción con la mano derecha y las mujeres con la mano izquierda. Luego se cierra el awan y se levanta llevándolo al destino indicado.

Frases de Asojuano

San Lázaro dice: «Aunque la vida sea dura, injusta y la enfermedad te azote, yo siempre estaré a tu lado para levantarte».

Asojuano dice: «La enfermedad es la prueba más difícil de la tierra. Te demuestra quien está a tu lado realmente y comprueba tu verdadera fe».

Puedes Leer:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba