Elegua, Quien es, Como Atenderlo, Historia y Mas

Imagen de Elegua

Elegua le dijo a Orunmila:

Mi amigo es quien me alimenta y me respeta, mientras que mis enemigos son aquellos que me menosprecian y me matan de hambre…

Elegua. Santería: religión afrodescendiente .

¿Qué es Elewa? O ¿Quién es Elegua?

Está claro que para la cultura Yoruba y sus prácticas derivadas, los Orishas vienen a cumplir con un rol intermediario entre los humanos encarnados en este plano terrenal y la sagrada trilogía: OloddumareOlofi, Olorum. Consideran que Dios todopoderoso, no interviene en los avatares del curso de la vida de los humanos, ya que, para ello concedió esa potestad a los Orishas. Es así, que cada Orisha tiene atribuciones y virtudes, mediante las cuales, interviene en las circunstancias de los hombres según sea la necesidad del caso.

Elegua quien es considerado un Orisha de mucha relevancia en la Regla de Osha-Ifa o Santería, debe ser atendido antes que cualquier otro, ya que, se considera el transmisor de las ofrendas a los otros Orishas, por lo tanto, debe ser agasajado de igual manera para informarle de las obras a realizar y del ruego de la solicitud. En definitiva, todas las ceremonias inician dándole conocimiento de lo que se efectuará.

¿Elegua es malo?

Es necesario comprender que hablar de Elegua no es hablar de brujería. Elegua está más allá del bien o el mal. Personifica un equilibrio que castiga o beneficia por igual. Representa el balance perfecto en la naturaleza, siendo capaz de provocar estragos o recompensas a sus seguidores, según sean sus comportamientos.

Está al tanto de los trastornos que perjudican a la humanidad y de sus soluciones. Sus acciones siempre tienen una motivación justificada a pesar que en algunos casos pude ser difícil de comprender. Es decir, que “Eleggua jamás actúa de forma irracional”.

Relación entre Elegua y Eshu

En Nigeria Eleggua es conocido como Eşu (Eshu). Su envergadura es tal, que sin la participación de Eshu la práctica ritual no existiría. Su intervención al no tomarlo en cuenta obstaculizaría los canales energéticos benefactores y activaría los caminos perjudiciales para los seres humanos. Es por ello que resulta temido y adorado. Por ello, es necesario insistir en aclarar que los practicantes de la religión Yoruba y afroamericanas no ven a Eshu como una deidad demoniaca. Él, simplemente es una espiritualidad que equilibra este plano.

En Santería o Regla de Osha, Eshu es relacionado con Eleggua. Sin embargo, Elewa, es más dócil y apacible; en el caso de Eshu, su energía no apaciguada se mueve a gran velocidad en todos los lugares actuando a su gusto e influyendo en todas las criaturas existentes. La dupla: Eshu Elegua presenta la referencia innegable entre lo positivo y lo negativo. Dos energías paralelas en sí mismas que caminan a la par y siempre representan una contraposición, pero que innegablemente deben ser agasajadas para evitar las contrariedades e impulsar los sacrificios hasta su destino deseado.

Normalmente, el fundamento de Elegua reposa en la puerta de los hogares, mientras Eshu puede ser ubicado fácilmente en las áreas externas. Representan la frontera entre dos energías que balancea perfectamente, la seguridad del hogar y el peligro e improvisto exterior.

También puede interesarte: Todo sobre el Orisha Shango

Características

Llega a la tierra a través del oddun Ogbe Ate (Odu isalaye de Elegua). Es reconocido por los nombres: Elegua, Eleggua, Elegba, Elegbara, Legba, Elewa. En la Santería Elegua puede ser encontrado en las esquinas, las encrucijadas, los caminos, las entradas y salidas de la ciudad, el monte y la sabana. Elegua es un viajero en constante movimiento. Simboliza un elemento etéreo, la energía en los negocios, el comercio, los empleos, los viajes, los cambios, la revolución, los idiomas, la mente concreta. Considerado un Orisha mayor.  Poseedor de las llaves de los caminos del destino. Portero de la frontera entre la desgracia y la felicidad.  Es el primero del grupo conocido como: los guerreros (Elegua, Ogún y Ochosi).

Elegua rojo y negro

Los colores de Elegua son rojo y negro (blanco en algunas ocasiones), sus collares son confeccionados con cuentas de esos colores que representan la vida y la muerte, el principio y el fin, la guerra y la tranquilidad, lo uno y lo otro.

Su día es el lunes. Su número es el 3 o cualquiera de sus múltiplos, en especial el 21. Suele ser agasajado el 13 de junio, gracias al sincretismo. Eleggua es alegría, jocosidad, le gusta hacer bromas, también puede ser implacable y severo.

Su fundamento está constituido por una piedra consagrada a Elegua bajo los rituales correspondientes de la regla de Osha, acompañada de una mano de caracoles (21 cauries) entregada a los iniciados en la santería, que es usada para la labor de adivinación habitual del Olorisha (consagrado). En la regla de Ifa, “Eshu” es fundamentado en base a una masa de cemento, con una piedra (Otá), caracoles cauries que representan sus ojos y boca; en compañía de una carga secreta según sea el camino; sometida de igual forma, al ritual respectivo por parte de los Babalawos.

La Imagen de Eleggua, Rojo, negro y blanco:

La imagen de Elegua es representada con una vestimenta y accesorios que incluyen un pequeño chaleco, un pantalón ceñido hasta la rodilla y un bolso cruzado en el pecho, elaborado usualmente en tela de saco o telas de color rojo y negro; utiliza un sombrero de paja, con un bastón de poder conocido como “garabato” elaborado de palos obtenidos de la mata de guayaba. No le puede faltar güiritos cargados de aguardiente.

¿Cómo es Elegua?

Según el camino (escala o avatar que representa el Orisha), puede ser personificado Elegua como un niño travieso y goloso; en otros casos con una personalidad jovial, enérgica y dinámica; otras imágenes lo describen como un hombre fuerte y viril o un hombre muy mayor.

Puede ser tan benevolente como implacable. Tranquilo y protector a la vez que indiferente. Su energía representa la ambigüedad constante de la naturaleza y por tanto un equilibrio. Conocedor de todos los caminos entre lo físico y espiritual y de todas las trampas posibles. Con un carácter muy delicado que lo lleva a resentirse ante la más mínima falta recibida.  

Historia de Elegua

Mucho se ha hablado de este Orisha, pero remontémonos a los inicios de Elegua historia que comienza en una tribu africana que el Rey y su esposa tuvieron un hijo al que llamaron: Eleggua. Una vez, durante la adolescencia de aquel Príncipe, salió a pasear hasta llegar a una encrucijada, es decir, donde se unían cuatro caminos; Luego de detenerse por un tiempo prolongado, observó en el piso un coco seco que emanaba una luz propia, recogiéndolo de inmediato.

Sin dudar, llevó al palacio aquel asombroso objeto, contándole a sus padres la extraña luz que había observado en él. Nadie creyó tal historia, por lo que terminó abandonándolo. Una vez en el suelo, el coco rodo hasta quedar oculto detrás de una puerta del palacio. Hasta que un día, en el que se encontraban presentes muchos personajes de relevancia de aquel reino, el coco volvió a emanar aquellas inexplicables luces, sorprendiendo y asustando a todos los presentes.

Tres días después de aquel acontecimiento, el joven Príncipe murió y durante el tiempo que duraron sus honras fúnebres el coco se mantuvo alumbrando, por lo que resultó temido y respetado por todos.

Con el paso del tiempo el pueblo se llenó de conflictos y pérdidas. Los mayores de aquella región luego de mucho deliberar concluyeron que esa situación se motivaba a raíz del estado de abandono en el que se encontraba el coco dejado por Eleggua, por lo que decidieron adorarlo. Sin embargo, al buscarlo se percataron que se encontraba en muy malas condiciones debido al paso del tiempo, por lo que decidieron sustituirlo por una piedra que tenía la capacidad de perdurar en perfectas condiciones sin importar su antigüedad.

Esta historia simboliza el nacimiento y origen de Eleggua. Como bien lo establece un proverbio Yoruba que dice: “Ikú lobí Osha”, lo que se traduce en: “el muerto parió al santo”. La muerte del Príncipe dio como resultado la adoración de su espiritualidad por parte de sus descendientes a través de la piedra como elemento que remplazó al coco.

¿Cómo son los hijos de Elegua?

Los hijos de Elegua al ser consagrados reciben por partida doble a su ángel guardián, ambos fundamentos son conocidos como: Elegua Vocero y Elegua de cabecera. Sus hijos son personas inteligentes, sociables, carismáticas, elocuentes, viajeros, extrovertidos, entusiasmes, agitados, curiosos, convincentes, persuasivos, agradables, amables y encantadores; amantes de las fiestas, las comidas y bebidas, la música, los niños y el placer de relacionarse con los otros.

De igual manera, para equilibrar esta naturaleza como suele suceder con todo lo que respecta a Eleggua, sus hijos en contraposición a lo anterior pueden resultar: inestables, poco sociables, inconstantes, retraídos, intranquilos, enredadores, mentirosos, indiscretos, estafadores, cambiantes, nerviosos, propensos a las actividades ilícitas, superficiales y egocentristas, con pensamientos que los hace considerarse más habilidosos e inteligentes que los demás.

Nombres de Santo para los hijos de Elewa

Eshu Okuboro:

El que mata rápidamente.

Eshu Elegua Alaleilu.

El manto del diablo.

Eshu Yinka:

El vigilante de los caminos.

Alaibode:

Rey o señor de los Caminos.

Eshu Aquileyo:

Eleggua Picaro y revoltoso.

Elewa Okan Laroye: El corazón de Eleggua.

Eshu Iba Owo: La jícara del dinero.

Eshu Dina: Eleggua de la candela.

Adimuses. Ofrendas a Elegua

¿Cómo atenderlo?

Se le puede brindar a Eleggua ofrendas como: dulces variados (en especial los elaborados con guayabas y cocos), postres, caramelos y demás golosinas, ñame, palomitas de maíz, aguardiente de caña, hojas de tabaco, maíz tostado, pescado y jutía ahumada en polvo; también se le ofrece agua fresca o agua de coco, un cabito de vela blanca; se le unta miel y aceite de palma mejor conocido como “manteca de corojo”.

Sus frutas favoritas son las guayabas, el coco y las frutas tropicales, generalmente se le presentan rociadas de miel. Su adimú favorito podrían ser los pescados enteros sofritos con manteca de corojo (usualmente se coloca sardinas). También, se le ofrecen bollitos de maíz o ñame envueltos en hojas de plátano y bolitas elaboradas con los mismos ingredientes en múltiplos de 3. A Elegua se le pone dinero, también se le ofrecen piñatas, y fiestas a las que se invitan muchos niños.

A Elewa se le inmolan chivos y chivitos, pollos y pollitos (gio gio), gallos, ratones, jutías, venados, jicoteas, gallinas y cerdos.

En algunos casos se le ofrece palomas y guineos mediante ceremoniales muy específicos y bajo su autorización, ya que, esos animales constituyen un tabú para Eleggua.

Frutas para elegua

3 hierbas de Elewa y un poco más

Se le atribuyen gran variedad de hierbas, entre las que podemos destacar: bledo blanco, canutillo, grama o hierba fina, guayaba, atiponlá o tostón, aroma amarilla o vira mundo, dominador o rascabarriga, maíz, mastuerzo, mejorana, ñame, tabaco, ojo de ratón, paraíso, pica pica, pata de gallina, piñón de botija, quita maldición, raspa lengua, siguaraya.

Se le atribuyen gran variedad de hierbas, entre las que podemos destacar: bledo blanco, canutillo, grama o hierba fina, guayaba, atiponlá o tostón, aroma amarilla o vira mundo, dominador o rascabarriga, maíz, mastuerzo, mejorana, ñame, tabaco, ojo de ratón, paraíso, pica pica, pata de gallina, piñón de botija, quita maldición, raspa lengua, siguaraya.

Los 21 Caminos de Elegua

Se dice que existen 21, 101 y hasta 121 Elegua caminos o avatares de este Orisha, a los que siempre antecede el nombre de “Eshu”. Un ejemplo de ellos son:

Elegua Añaki o Añagui (Eshu Añaguí):

Es un Elegua mujer, considerada la madre de todos los Elegua. Guardiero de Odduduwa y su secreto.

Elegua Laroye (Eshu Laroye):

Es un niño travieso y revolucionario que se oculta detrás de las puertas.

Elegua Eshu Bi (Eshu Bi):

Pendenciero y malicioso, vive en el monte, es sincretizado con el ánima sola.

Elewa Afra (Eshu Afra):

El color de este Elegua es blanco y negro. Es el compañero de Asojano, vive en los hospitales.

Elegua Alaguana (Eshu Alaguana):

Maneja los Egungún, vive en la profundidad del bosque, es un excelente brujo.

Eleggua Baralayiki (Eshu Bara Alayiki):

Turbulento, rumbero, muy glotón y bebedor.

Elewa Barakikeño (Eshu Barakinkeño):

Es un niño travieso y propenso a hacer maldades.

Elegua en el Sincretismo

Elegua que es tan dinámico y se mantiene en constante movimiento, ha sido relacionado con el Ánima Sola, el Santo Niño de Atocha, San Francisco y San Roque. Incluso hasta como el mismo demonio Elewa ha sido interpretado. Podría decirse que tiene variedad de representaciones.

Pero, Elegua en la religión Católica, es decir, su sincretismo como tal, cobra mayor relevancia con San Antonio, quien paralelamente es un protector todopoderoso que está siempre muy cercano a sus devotos y que tiene la capacidad de adaptarse siempre a sus necesidades, permitiendo que su culto pueda renovarse incesantemente, de la misma manera que lo hace Eleggua.

Además, son innumerables las oraciones recogidas en cancioneros y romanceros tradicionales españoles relacionadas con ese santo, que indican supersticiones asociadas con la necesidad de rezar 3 veces sus oraciones por tratarse del número perfecto, y como ya conocemos, el 3 es número más representativo de Eleggua.

El culto antoniano se difundió enormemente gracias a la acción de la orden franciscana, con el apoyo de la monarquía tuvo un papel determinante en su divulgación, de hecho, se considera que gracias a ellos, la imagen de San Antonio se conoció por todas partes del mundo, puesto que, los colonizadores españoles y portugueses, se hacían acompañar de frailes franciscanos en todas sus travesías, siendo otro punto importante que determinaría su sincretismo, ya que, resalta la característica natural de Eleggua de estar en todos los lugares y todos los caminos.

Por otro lado, San Antonio, también posee tradiciones relacionadas con la milicia. Dichas atribuciones nacen en Portugal en el siglo XVII durante las guerras peninsulares y se intensifican durante las luchas contra los franceses. En consecuencia era depositario de la fe sobre la victoria que los soldados le confiaban, característica que se puede comparar con Eleggua al ser considerado Guerrero.

Oración a Elegua

ORÍKÌ ÈSÙ ELEBARA

(Elegua rezo en alabanza al Guerrero que es el Mensajero Divino)

La royo aki loyo. Aguro tente lonu. Apa Gunwa. K’a ma sese  are’le  tunse.

(Es usted quien puede mirar Oyo sin necesidad de estar en Oyo. Ha evaporado el sombrero rojo en sobre su cabeza. El hijo pródigo que disfruta sentarse en el lugar real indicado para él. Si nos accidentamos, el jefe de este hogar lo corrige por nosotros).

Oba mule omo bata. O kolo ofofo. O kolo òni ni. O kolo to ni kan.

(El Rey hizo negoció con el niño que llevaba zapatos porque él es el poseedor de los cuentos. Él es quien nos da estabilidad con el dinero porque se encarga de que éste, sea bastante).

Ofo omo ro Ogún olona. Alajiki a júbà. Ase.

(El hechizo de los niños aplaca al espíritu del Hierro, el amo del camino, al que todo el mundo saluda reculando, le presentamos nuestros respetos. Ashé).

Oración para el amor al pie de Elegua

Elewa, Orisha con poder sobre todas las cosas, dueño de todos los caminos.

Mayor del camino padre mío, otórgueme un camino fresco que me conduzca al amor

Llévese todo lo malo y todo atraso para poder caminar hacia mi amor verdadero.

Que no haya pérdida, que no haya separación, que no haya contratiempo, que no haya revolución.

En nombre de todos los hijos de la casa, le doy gracias padre mío Elegua, Ashe.

Canción de Elegua

A través de los cantos Elegua es atraído y su energía propiciada para obtener las bendiciones que estamos buscando. Una canción de Elegua muy popular es el siguiente:

Akuón:            Bara loyuro sokeboda

Omoni Alagwana komamakeña irawo e.

Traducción:     (El negocio ha llegado ante nosotros. Roguemos para que se nos permita que                   este sea bueno para sus hijos hoy. Que no sigan los problema que nos envían              las estrellas/el cielo)

Coro:               Bara suayu

Omoni Alagwana komamakeña irawo e.

Bara suayu

Eké Eshu Odara

Omoni Alagwana komamakeña irawo e.

Traducción:     (El negocio está ante sus hijos, hoy rogamos para que no sigan los problemas                  que nos envían las estrellas/el cielo. El negocio si existe, está presente. Eshu              ha sido apaciguado. Es bueno para esta tierra y para sus hijos hoy)

Cantos (Suyere) de Elewa:

Asẹ mo júbà Òrìsà Mo júbà o. Mo Júbà òrìsà

La autoridad, yo rindo homenaje a Òrìsà.
Yo rindo homenaje. Yo rindo homenaje a Òrìsà.

Mo júbà o. Mo júbà Òrìsà

Yo rindo homenaje. Yo rindo homenaje a Òrìsà

Àsẹ mo júbà Òrìsà

Autoridad. Yo rindo homenaje a Òrìsà.

Ìbà Òrìsà ìbà alàyé o, àsẹ Mo júbà

Homenaje a Òrìsà homenaje al dueño del mundo. Autoridad Yo rindo homenaje

Ìbà òrìsà ìbà alàyé o,

Homenaje a Òrìsà

Homenaje al dueño del mundo

Àsẹ mo júbà

Autoridad Yo rindo homenaje

L – Ìbà (a) rá (Ò) gọ Àgò mo júbà

Homenaje a la familia del garrote. Abran paso, yo rindo homenaje

Ọmọdé kóni’ko ìbà (Ò) ‘gọ. Àgò mo júbà Elegua Èsù l’ònà

Niño que enseña la doctrina de homenaje provechoso al linaje, Abran paso, yo rindo homenaje a Ẹlégbá, Èsu es el que posee el camino.

Sóńsó abẹ Sóńsó

Un cuchillo puntiagudo, un cuchillo puntiagudo,

Òdàrà ko l’erí É yò Baba sé (ẹ) mi

El encantador no tiene la cabeza para que usted pueda burlarse de Él.

Padre que bloquea y restringe la respiración.

Obras (Ebo) con eleggua

Obra con Elewa para resolver problemas:

Se le preparan 3 pescados pequeños cocidos. Se dejan enfriar y se le unta aceite de palma (manteca de corojo) por un lado y manteca de cacao por el otro. Se hacen 3 bolitas con miel, pescado y jutía ahumada en polvo. Se le coloca cada una de las bolitas en la boca a cada pescado. Se le presentan a Eleggua y se le ruega. Al día siguiente se llevan al monte o a diferentes esquinas, según lo desee el Santo.

Obra con elegua para abrir los caminos:

Se hacen tres bollitos de harina de maíz. A la masa se le agrega miel, aguardiente, pescado y jutía ahumada en polvo y manteca de corojo, se envuelve con hojas de plátano, se ponen a cocinar y después de estar debidamente cocidos se dejan enfriar. Se limpia a la persona interesada frente a Elegua con cada bollito o tamal, dándole conocimiento del motivo de la obra, se colocan 3 días al pie de Eleggua y luego se le llevan al monte.

Obra con Elegua para el amor:

Se hace polvo con mastuerzo y piedra de imán, se vela al pie de Elegua por tres días y se le da conocimiento. Se le pregunta al tercer día si está listo y se echa en las manos, con ese polvo se toca a la persona que desea atraer invocando la acción dominadora de Elegua.

Obra con Eleggua para dominio y amarre amoroso:

Un pollo, dos palomas, el pollo para Eleguá y se le saca la lengua y se dice:

“Eleguá ésta es la lengua de fulano de tal, que no pueda tener palabras dura para fulano de tal.”

Las dos palomas se le dan a Obatalá y se dice igual y con las tres lenguas y el nombre de la persona, orí, efún, una raíz de atiponla, aceite de bálsamo tranquilo, hilo punzó y blanco, un cabo de cigarro o el rastro de la persona deseada; todo
esto se pone en un algodón, después se entiza con los hilos el nombre del dominador sobre el nombre del que se quiere dominar, después se coge un pedazo de ñame y se pone el Inshe dentro y se tapa con el mismo ñame, se le
unta orí, y efún por fuera, se pone dentro de Babá y se dice:

“Padre Elewa aquí están fulano y fulana para que no los deje nunca pelear que estén junto siempre.”

Frases de Elegua

Elegua dice: “El que atrás me deja, adelante no me consigue”

Elewa dice: «La inteligencia domina la fuerza.»

Patakie o Histora de Elegua:

Cuando ELEGBA se quedó tuerto.

ELEGBA, caminando a rumbo, llegó a una tierra donde ésta la atravesaba un río, donde al otro lado había otra tierra, la primera tierra era muy firme pero faltaba de todo y sus habitantes estaban habituados a tener de todo sin trabajar por su fortaleza, y aquí OYA era la sabia y había llamado la atención que había que buscar la manera de trabajar, para poder subsistir, pero nunca fue escuchada y ELEGGUA viendo eso habló con OSHUN, que el quería pasar a la otra orilla o tierra que estaba en la otra orilla del río y OSHUN que era la dueña del río le dijo que si.

Esta rara manera de pensar ELEGUA, era porque en la otra tierra el la veía que era húmeda y hasta fangosa y sus habitantes eran laboriosos y habían árboles, enredaderas y hojas secas en la tierra, como también eran más sabios, pues Ikú, que era la que mandaba, era obedecida por todos.

ELEGUA, al otro día, mandó a que le abrieran muchos huecos y que pusieran palos atravesados y hojas encima, para poder esconderse cuando fuera necesario donde ELEGBA dijo: Aquí hay guerra pronto, y se fue para el río y se puso a hablar con OSHUN, y ésta le dijo que la guerra estaba al romper, y ten cuidado cuando te acuestes a dormir, hazlo con un ojo cerrado y el otro abierto, para que puedas verlo todo.

Asi se encontraba ELEGBA y se tapaba con las hojas secas, causó que cuando la guerra vino se caían la gente en los huecos y le pisaron el ojo abierto, pues éste veía todo lo que pasaba y al pisarle el ojo abierto, ELEWA se quedó tuerto, en donde Ikú venció y se quedó mandando en este Ifá.

Quieres aprender mas sobre los Orishas de la religión Yoruba:

Ir arriba