10 cosas que debes saber sobre los hijos de Orisha Oko

Hijos de Orisha Oko

En la cultura yoruba Orisha Oko es una deidad sumamente importante, porque su potestad como rey y protector de la siembra y las cosechas, lo convierte en el proveedor de la alimentación que mantiene con vida a los seres de la creación, sin su influencia favorable podríamos perecer. Esa responsabilidad lo convierte en una espiritualidad sabia y compasiva, protectora de la humanidad. Los hijos de Orishaoko, al igual que su ángel guardián, revelan características benevolentes y protectoras. No podría ser de otra manera, ya que, cuentan con un padre espiritual muy afectuoso que no los abandona jamás.

De hecho, Orishaoko es conocido por ser muy cuidadoso con sus hijos, utilizando su energía y su influencia sobre ellos para impulsarlos a crecer, expandirse y autorrealizarse, de forma que puedan entender, conectar y alcanzar sus destinos; Además, es bastante generoso, porque provee a sus iniciados y seguidores de abundancia, prosperidad, estabilidad, felicidad, y evolución en general, es decir, hace que sus hijos tengan una vida fértil.

Pero, su intervención no se manifiesta únicamente en el plano terrenal, también es posible identificar su influencia en la personalidad de sus protegidos, es por eso que, al estar en contacto o ser identificado con uno de ellos, es normal que nos preguntemos ¿Cómo son los hijos de Orisha Oko? A continuación, te revelaremos 10 características que definen la personalidad de sus hijos:

1. Tienen una especial conexión con la tierra:

Al ser el elemento de su ángel de la guarda, los hijos de Orisha Oko tienen una profunda conexión con la tierra y con la naturaleza, en general. Se sienten atraídos hacia las actividades relacionadas con la agricultura, la siembra, aprenden con gran facilidad sobre la botánica y tienen un especial ashé para sanar a los enfermos a través de infusiones con hierbas medicinales.

2. La paciencia y persistencia es uno de sus dones naturales:

Recordemos que las plantas crecen lentamente, el agricultor debe trabajar a diario bajo el sol, mientras espera que pueda cosechar su siembra. De esa misma forma, afrontan la vida los hijos de Orishaoko. Se caracterizan por ser muy calmados, tranquilos, pacientes, prácticos, cuidadosos, muy responsables, ahorrativos y, sobre todo, tiene gran capacidad para comprender que los frutos del esfuerzo requieren tiempo para madurar.

3. Son personas muy generosas y logran vivir en la abundancia:

Los seguidores de Orisha Oko, suelen tener un respeto muy particular por la vida y sus semejantes. Su comportamiento vibra a la perfección con las leyes de la naturaleza, sobre todo las de la tierra. Su mentalidad de abundancia se refleja en la forma en la que materializan todos sus objetivos financieros y en su disposición para compartir y apoyar a los que les rodean. No conocen el egoísmo.

4. En el amor:

Normalmente no son amigos de las fiestas, ni de la promiscuidad, lo que los hace muy hogareños, y apegados a sus hijos y a su pareja. Sin embargo, este profundo arraigo puede convertirlos en personas excesivamente tradicionales, celosas y hasta posesivas.

5. Tienen una empatía especial hacia los animales:

Así como tienen una conexión natural con las plantas, la tienen con los animales, a quienes tratan con mucho respeto y cuidado, llegando incluso, a participar como activistas en organizaciones protectoras de animales o del ambiente.


Puedes leer: Hijos de Yemaya: Identidad y devoción


6. Son muy disciplinados y trabajan duro:

Labrar la tierra requiere de esfuerzo y sacrificio, cualidades que, sin duda, maneja a la perfección Orishaoko y las transmite a sus hijos, quienes desarrollan una conciencia clara de la importancia que tiene la constancia, y las recompensas que viene a raíz de ella. Este entendimiento, hace que, por lo general, tengan claras sus metas y el camino que deben recorrer para llegar a ser personas exitosas.

7. Son muy disciplinados y trabajan duro:

Recordemos que Oricha Oko fue un campesino que vivió en la tierra de Irawo, donde se ganó el respeto del pueblo, siendo considerado un hombre muy sabio, conocedor de la medicina natural, y a pesar de haber sufrido algunas adversidades con los moradores del pueblo, nunca dejó de ayudarles y compartir sus conocimientos con estos. Ese sentido de comunidad, de ayuda al prójimo y de trabajar para el bienestar colectivo, son cualidades que desarrollan con gran facilidad los hijos de este Orisha, por lo cual, suelen participar en actividades que benefician a todos.

8. Poseen una capacidad espiritualidad muy arraigada:

Los hijos de Orichaoko rinden gran culto y respeto a la historia y los antepasados, debido a la especial conexión que tienen con la tierra y la naturaleza que, también se extiende a su vida espiritual.

9. Siempre están dispuestos a celebrar la vida:

Los hijos de Orisha Oko tienen una manera de ver la vida muy especial, encuentran el lado positivo y aprecian la belleza de todos los seres de la creación y de todo los que los rodea. Disfrutan de los ciclos del ambiente, de las estaciones y saben adaptarse a las diferentes fases del crecimiento. Ven la vida como un regalo digno de ser honrado, disfrutado y compartido.

10. Son muy buenos brujos y adivinos:

Orishaoko le asigna a sus hijos un ashé muy especial, que los hace muy espirituales, perceptivos, con gran habilidad para interpretar los diferentes oráculos de adivinación, capaces de ofrecer sabios consejos y entender con mucha facilidad lo que el mundo espiritual depara para las personas que buscan su ayuda. Esta virtud, en algunos casos puede llevarlos a ser retraídos, introspectivos, y hasta un poco lentos. En el caso de las mujeres hijas de Orishaoko, sus dones espirituales suelen ser muy sobresalientes, los cuales, les generan muchos reconocimientos dentro de su culto.

Ser hijo de un Orisha, implica desarrollar ciertas actitudes y habilidades, pero, también conlleva a vivir bajo algunas restricciones que se relacionan con la energía de nuestro ángel de la guarda. Por esa razón, es importante que sus seguidores y consagrados tengan en cuenta cuáles son los tabúes para los hijos de Orisha Oko.

En primer lugar, no deben comer ñame luego de recibir su fundamento, por lo menos durante los tres meses siguientes a su consagración; no pueden usar o portar mascaras en el lugar donde se encuentre su receptáculo; no pueden ofrecerle aceite de nuez de palma; y las mujeres no pueden manipularlo mientras tengan la menstruación. Romper con estas prohibiciones podría ocasionar un desbalance energético en el practicante que puede provocar efectos contraproducentes en diferentes aspectos de su vida.

«La cultura yoruba y la adoración de los Orishas no es a la ligera, ya que el conocimiento, la experiencia y la preparación son esenciales para la adoración adecuada de las deidades».

(Mari Silva. Orishas: La guía definitiva de las deidades africanas orishas y su presencia en el yoruba, la santería, el vudú y el hudú, con una explicación de la adivinación del dilogún. 2021, p.10).

Puedes leer: Orisha Oko: Deidad Yoruba de la Agricultura

Scroll al inicio