Otura Niko el capataz de los muertos.

patakie otura niko

En esta historia, en la tierra de Yewe Inle, hubo un tiempo en que había una sequía espantosa, todo era un gran desastre, fue cuando los principales reyes se reunieron con el Obá Ikú, Ifá, Elegua, e Iroko para deliberar en una asamblea. El resultado de dicha asamblea era que todos deberían hacer EBO.

Los tres últimos como no tenían dinero para el Ebó, decidieron pedirle veinticuatro pesos a Oba Ikú, éste aceptó, pero con la condición que se lo devolvieran en tres días, ellos prometieron formalmente hacerlo.

Cuando pasaron los tres días. Obá Ikú fue a casa de Elegba a cobrar, encontrándolo sentado en el portal de la casa, éste se negó al pago. Obá Ikú le dio un bastonazo y lo mató, hizo una loma de tierra de cangrejo (Ilekan) y lo enterró ahí, junto con su mano de Ifá, le sacrificó un gallo, y dijo: A partir de hoy, seras El Orisha Elegua.

Obá Ikú siguió para la casa de Iroko y lo encontró en el corazón del monte y le pidió el dinero y éste se lo negó y entonces Obá Ikú cogió su bastón y lo mató, echándole dos majá que Iroko tenía en su cuarto, dos tinajas blancas, le mató un pollón blanco y le cantó: «IROKO DILOYU, IROKO DILOYU, BABA IKU EGUN LAYE, IROKO DILOYU».

Y le dijo a Iroko: Tú serás Orisha, todo el mundo te adorará. Y en ese momento se elevó un árbol sagrado, que es el Iroko.

Obá Ikú mandó un enviado por ORUNMILA y éste se había hecho adivinación y se vio el Odu Otura Niko, donde hizo EBO, dándole de comer a sus ancestros junto con la tierra y su Ifá, él preparó una gran cazuela de ajiaco.

Otura niko se convierte en un niño

Cuando llegó Obá Ikú, ORUNMILA lo invitó a comer, cuando terminaron Obá Ikú pensó:  Yo maté a Elegba y a Iroko, yo he de terminar también con ORUNMILA. Obá Ikú levantó su guadaña para asentarle un golpe a ORUNMILA, él se salió del golpe de Obá Ikú, entonces lo persiguió tenazmente, donde ORUNMILA se va haciendo sarayeye (Limpieza) con espanta muerto y en eso llegó al río.

Del susto, ORUNMILA se tiró a nadar, pero Obá Ikú absorbe el río y ORUNMILA se escapa.

Entonces Obá Ikú descorazonado se aleja dejando vencedor a ORUNMILA.

El río continuó su curso normal, donde ORUNMILA sale del agua cantando:

«IRE IRE WANWAN LELE ASHE IFA».

Entonces Orula se transforma en un niño, para evitar sé reconocido y se pone a llorar. Se queda al pié de una mata de laurel, que tenía mucho curujey encima y sigue llorando. En ese momento se encuentra con dos mujeres que iban de paso, ellas prepararon una tinaja y le abrieron uno ajugeros la llenaron y de hojas algunas plantas y colocaron dentro al niño (Orunmila )y lo llevaron para la casa de Olodumare. Una de ellas le dio de mamar de su seno. Esta se llamaba Aiyé.

Cuando éstas llegaron a casa de OLOFIN, el niño ante la sorpresa habla con OLOFIN y le dice que él quiere que Aiyé, lo llevara para su casa, ésta rechaza esto, pero por ser una orden directa de Olodumare, Aiyé aceptó y se lo llevó. Ella preparó una estera al lado de la suya.

Al llegar la noche Orunmila vuelve a su estado normal y le dice:  Yo soy Otura Niko y ahora soy tú marido, con estas transformaciones vencí a Obá Ikú, porque soy capataz de los EGUN, pero nunca revele este secreto a nadie.

La mujer se comprometió y vivieron felices, donde la fama de OTURA NIKO comenzó a extenderse por toda esa tierra.

Orunmila hace un pacto con Shango

Pasado algún tiempo, viene a visitar a OTURA NIKO, EGUN, SHANGO y OSHUMARE.

Para recibirlo dignamente, él le dice a su esposa Aiyé, que cocinara grandes manjares.

Ella le contesta delante de SHANGO: No tengo tiempo, donde OTURA NIKO la amenaza y ella se burla de él y lo insulta, diciéndole: Tú eres muy grande porque eres capataz de los EGUN y capaz de transformarte. Al momento, OTURA NIKO cogió su Irofá y corrió detrás de ella, que fue donde OLOFIN.

Antes de llegar, OTURA NIKO la alcanzó con un golpe de su Irofá y la mató. Entonces dijo: Yo te maté por haber violado tu juramento. Al momento, él hizo un pacto con SHANGO, dándole también el secreto de él y el ashé de OTURA NIKO.

Cogió a Aiyé y la enterró. Entonces puso su Ifá junto a la tumba y le dio 2 gallinas negras al espíritu de Aiyé con su Ifá y les puso las gallinas con Ekó a EGUN. Bajaron las tiñosas y se las comieron, dándole a conocer el poder de EGUN que él tenía.

Rezo de Otura niko, Otura Ogbe

Otura niko adifafun iku alashona oumbo wa ni eshu ishonshon oba lele iroko oba lele orunmila ore lawa oba iku yen ore amaiyekun belele iya lele lokua ariku omi orunmila oun sede otura niko umbo atefa ni egun agboran iku agboran olofin yewe inle oba iku onika ododo sekun iroko segun gbogbo iya kalalu elebo owunko elebo moyeni iku orunmila akue ye akualosiña iya laye oba iku.

Ir arriba