Dada: Orisha que representa la corona de los Iworos

Dada

La Orisha Dada, es considerada la representación de la corona o la jerarquía que ostentan los iworos o santeros luego de su consagración. Guarda una estrecha relación  con los niños y la creación del reino vegetal. Representa el compromiso que tienen los iniciados a vivir haciendo el bien de manera desinteresada.

¿Quién es Dada?                             

Esta Orisha es conocida como: Dada Ibañi, Dada Baldone u Obañeñe. El significado de su nombre es interpretado dividiendo su vocablo: «Da» cuya traducción del lenguaje yoruba es: crear, y al repetirlo se interpreta como una referencia a su origen o descendencia. Arrojando la conclusión que el nombre de «Dada» hace alusión al espíritu de la vegetación y al proceso de creación o el poder que permite el continuo nacimiento dentro del ciclo de la vida (nacimiento, crecimiento, muerte y renacimiento).

Queda claro entonces que Dada es una Orisha de la creación y los nacimientos, por lo tanto,  es custodia de los espíritus recién encarnados o recién nacidos. Se dice que protege especialmente a los que nacen con el cabello rizado o con un mechón de cabello, ya que, representa una característica asociada a la Orisha.

Se cree que es hija del Orisha Obatala y su madre es Yembo. También es considerada hermana de Shangó, de quien cuidó por un largo tiempo, por lo que se dice que fue la responsable de criar al Orisha, con quien tiene una especial relación. Así mismo, guarda una particular afinidad con la Orisha Oya. El oddun con el que llega al mundo (isalaye) es Irete Untendi.

Durante la creación del mundo fue encomendada por su padre Obatala para crear y poblar el reino vegetal, animal y mineral, por esta razón es que se le identifica como la Orisha de los vegetales.

En algunas creencias se dice que Dada es una Orisha y Obañeñe o Ibañi es otro. Que son hermanos jimaguas y que su fundamento a pesar de ser entregado junto, lleva un secreto para cada uno. Otros consideran que se trata de la misma Orisha.

Características de esta Orisha

Dada es una Orisha que simboliza el tesoro del iworo, es por ello que representa su corona, que constituye lo más valioso que puede tener un iniciado, la consagración de su Ori.

El número de Dada es el 4 y todos sus múltiplos. Su día es el domingo y su celebración alegórica heredada del sincretismo suele celebrarse el 31 de agosto, ya que, en esa fecha también se conmemora el día del santo católico San Ramón Nonato.

Receptáculo o Sopera

Suele ser una cazuela, o calabaza cuidadosamente decorada con cuentas y caracoles que lleva encima una bola de índigo. En otras casas religiosas acostumbran utilizar como receptáculo de esta Orisha una jícara que será exactamente igual a la medida de la cabeza del iniciado, siendo cubierta de caracoles, cuentas rojas y blancas, oro, plata y plumas de loro africano. Vive sobre la batea de Changó.

En las casas que entregan el fundamento de Dada e Ibañi separado, se confecciona de igual manera, una jícara forrada en tela bordada de caracoles en forma de espiral, a la cual, le cuelgan 16 tiras de cuentas rojas con blanco. Este fundamento se coloca sobre un pequeño pilón de madera que contiene el secreto de Obañeñe o Ibañi.

Colores de Dada

su color es el rojo y blanco, sus elekes o collares son elaborados con cuentas de esos colores.

No posee un baile específico, aunque si tiene canciones en su honor. No se sube a ningún caballo de santo. A través del diloggún se manifiesta mediante los signos Ogunda tonti Osa (3-9) y Eyila Shebora (12).

Historia: Dada crio a Shangó

Dada Orisha

Ocurrió que luego del nacimiento del Orisha Shango, quien vino al mundo por obra y gracia de Olofin y Olodumare, fue reconocido de inmediato por Olofin como su hijo, quien inmediatamente decidió que le encomendaría a la Orisha Dada Obañeñe su crianza.

Procedió Olofin a entregarle todo lo necesario para el desarrollo y mantenimiento de Chango. De esa manera creció Shango, siempre contando con el cuidado y los consejos de Olofin, quien constantemente le trasmitía sus enseñanzas y le daba todos sus secretos, porque estaba muy feliz de tener un hijo en la tierra.

Olofin sostenía una constante rutina visitando a su hijo cada 6 meses. De esa forma, se mantenía presente en la evolución de su vida. Cuando Shango se convirtió en un hombre, se fue de la casa de Dada. Llegado el momento de la visita de Olofin, se encontró con la sorpresa que su hijo no estaba allí, lo cual, le causó gran preocupación y desesperación.

Olofin decidió acudir a Orunmila, quien le realizó Osode (consulta) y le vio el signo Odi Bara, recomendándole que hiciera ciertos sacrificios. Olofin los hizo y de inmediato anunció que otorgaría una gracia o premio a la persona que encontrará a su hijo Shango.

Sucedió que en el campo se encontraba Orishaoko, un campesino que labraba la tierra, realizando sus labores mientras cantaba: «yenibo misesere yenibo miserere». Cuando de pronto, desde las entrañas de la tierra, salía una voz que le contestaba su canto. Orishaoko sorprendido al escuchar aquello, presionó el arado con todas sus fuerzas y de una de las piedras que estaban allí salió un hombre y acto seguido se volvió a convertir en piedra.

En vista de tal acontecimiento, Orishaoko tomó la piedra y la metió a su bolsillo. Luego de finalizada su jornada, decidió ir hasta donde se encontraba Olofin, para contarle lo que le había sucedido mientras trabajaba la tierra. Olofin al escucharlo saltó de alegría y emoción, pidiéndole que le entregara la piedra que había encontrado, porque él sabía que era una odu ara, y que se trataba de su propio hijo Shango, a quien había estado buscando.

Orishaoko le entregó la piedra a Olofin quien lo bendijo enormemente, otorgándole la gracia que había ofrecido, sentenciando: «a partir de este momento, serás el Rey de la tierra para siempre y fiel amigo de mi hijo Shango». Esta es la razón por la cual, se coloca en el fundamento de Orisha Oko una teja pintada de color blanco y rojo en alegoría a Changó y a la virtud que le fue concedida gracias a lo acontecido en esta historia.

Hijos de esta deidad

Los hijos de la Orisha Dada Ibañi, suelen ser muy bondadosos, dados a las labores paternales, pero con un carácter bastante recio. Tienen cierto halo de misterio que los hace atractivos. Sus hijas pueden llegar a ser mujeres muy amorosas y hasta sacrificadas.

¿Cómo se consagra o se recibe Dada en la santería?

Es necesario destacar que Dadá no va a la cabeza de ningún iniciado, es decir, que no se corona. Tampoco tiene caminos. Los hijos de Dada suelen coronar Chango o en algunos casos también se les puede consagrar Obatala.

Los iworos en general suelen recibirla cuando tienen en ita imale los signos: iroso tonti iroso (4-4) o cualquiera de sus omolú, o la letra Eyila Shebora (12) en los Orishas: Elegua, Obatalá o en el ángel de la guarda, o cuando se le recomienda directamente a través de osode (consulta).

La manera de consagrar esta Orisha puede variar según las costumbres. Hay corrientes que solo entregan la corona; otros entregan la corona con un secreto; hay algunos que fundamentan la corona, el pilón y colocan un odu ará, entre otras cosa. Finalmente, el que lo recibe no conoce a ciencia cierta cómo se confeccionó porque llegado el momento de la consagración, el fundamento ya está cargado.

Otro dato curioso sobre la consagración de esta Orisha es que según las costumbres se le puede inmolar diferentes sacrificios. Algunos le ofrecen gallinas, palomas y guineas blancas; otros sacrifican gallos blancos, palomas y guineas; y otros le dan gallinas de cualquier color, palomas y guineas.

¿Por qué se recibe?

El fundamento de Dada se recibe para afianzar nuestra estadía en la tierra luego de haber sido consagrados en Kariosha. También es un Orisha que viene a influir en la conexión del iniciado con su destino, equilibrando así las energías físicas y espirituales para alcanzar con mayor efectividad el éxito de la vida.

¿Qué se le pide a Dada?

  • Se le pide para la protección de los niños y las mujeres embarazadas, sobre todo en los casos en que los partos puedan presentar algún tipo de complicaciones.
  • Se le pide su intervención en los procesos en los que estamos realizando esfuerzos que deseamos traigan resultados positivos o que impliquen la búsqueda de prosperidad y estabilidad económica.
  • Se le solicita su ayuda para que no falte la comida en la mesa del iworos.
  • Se le encomienda la protección de las parteras y todos los profesionales de la medicina que intervienen en el proceso de los nacimientos.

¿Cómo atender a Dada?

A esta Orisha se le puede ofrecer como adimuses todo tipo de platillos elaborados con frijoles (granos) y vegetales. También se le agasaja con todas las frutas, flores, y velas.  

Se le inmolan los mismos animales que le gustan a Shango, y también: palomas, y guineas.

Oración

Dada má sun kún mó, fún mi l’ owo. Ase.

Traducción: Dada no llora, me hace rico. Asé.

Canto

Akuón: Dada omolowo mi dada omolube eyo.

Coro: Dada omolowo mi dada omolube eyo.

Akuón: Ero Dada.

Coro: masokuma.

Akuón: Okuni Dada.

Coro: masokuma, ero adashe belona fumi la oka sobede masokuma.

Hierbas

En los rituales de consagración de Dada se utilizan las mismas hierbas que Shangó: acaná, aguacate, álamo, alcanfor, algarrobo, almacigo, baria, bejuco carey, bejuco colorado, bejuco turluga, bija, cabima, cairel, cajuela, calalú, camagua, candelilla, canutillo, caña coro, caña de azúcar, caoba, caramboli, cedro, combustera cimarrona, cordobán, cuabari o ambia, cupido la una, framboyán, frijolillo, geranio, granada, granadillo, grenguere, guacamaya colorada, guano blanco, guano prieto, jocuma, júcaro bravo, jurubana o jurabainca, laurel, mamey, marañón, miraguano, ojo de buey, palo amargo, palo bomba, palo bronco, palo caballero, palo cachimba, palo caja, palo cochino, palo jicotea, palo rompe huesos, paraíso, pino, piñón de botija, piscuala, pitahaya, platanillo de cuba, plátano, ponosó, quimbombó, rompe saraguey, ruda, siguaraya, tibisí, tomate, travesera, vagabuey, yaba, yarey, yaya, hierba jicotea, zarzaparrilla.

Dada en la Religión Católica (sincretismo)

La Orisha Dada suele sincretizarse con respecto a la religión católica con San Ramón Nonnato y con Nuestra Señora del Rosario. La relación con San Ramón resulta muy evidente, a pesar que sea un santo de género masculino. La historia cuenta que Ramón nació después de la muerte de su madre, es por eso que fue llamado Nonnato, que significa «no nacido». Fue un fiel devoto de las enseñanzas cristianas, predicador en el continente africano y mártir. Al igual que Dada, es el patrono de los nacimientos, los partos, los niños, las mujeres embarazadas y personas acusadas falsamente, características por las cuales resulta lógico que fuese sincretizado con la Orisha. Además, en sus imágenes, San Ramón suele aparecer portando vestimentas con los colores rojo y blanco y con tres coronas, símbolos que también identifican a Dada. 

Otra espiritualidad católica con la que se sincretiza Dada es con Nuestra Señora del Rosario o Virgen del Rosario, quien representa una advocación Mariana venerada ampliamente por la Iglesia católica, representante de la maternidad y de la protección inspirada por el amor maternal, característica también a fin con Dada.

Obra con Dada para mujeres embarazadas:

Se preparan 9 platos con bolitas de diferentes granos, se ponen frente a Dada dándole conocimiento de lo que se está haciendo y limpiando el vientre de la interesada con todos los adimuses. Luego, se le encienden dos velas blancas y al terminar de consumirse se llevan todos los platillos al monte, dando gracias a la madre tierra y pidiendo su bendición para que el alumbramiento de ese ser que se está gestando se exitoso.

Frases de Dada

Dadá dice: «No te preocupe hijo mío, mientras cuentes conmigo siempre habrá comida en tu mesa».

Dada dice: «No hay sombrero en el mundo que pueda opacar el brillo de tú corona».

Puedes leer:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba