Oroiña: Orisha del centro de la tierra

Oroiña

Orisha que compone el núcleo del planeta tierra. El grito del volcán. Partícipe de las erupciones volcánicas y de los terremotos terrestres. Madre celosa y sobreprotectora. Energía que da vida y muerte, esa es Oroiña.

¿Quién es Oroiña?

Oroiña es una Deidad del panteón Yoruba que comparte una relación muy particular con el Orisha Agayu. Algunos afirman que es la madre y el padre de ese Orisha. Es innegable la estrecha relación que guardan ambas espiritualidades, sobretodo porque se representa mediante el Volcán. Incluso, debido a esa afinidad es que se le atribuye a Agayú el dominio sobre la lava ardiente. Recordemos que Aggayu Solá guarda relación directa con Olorun, por lo tanto, Oroiña se relaciona de igual forma con él.

Esto explica por qué al hacer erupción un volcán escuchamos un estruendoso sonido. Se trata de la voz de Oroíña, mientras observamos el poderío del Orisha Aggayu acabando con todo lo que encuentra a su paso gracias al poder devorador y transformador de la lava que hace suyo todo lo que toca.

También se cree que la Orisha Oroiña desciende de Orisha Oko, otra deidad con una dependencia directa de Olorun, ya que, gracias a la energía solar los cultivos se desarrollan.

Aprende: Agayu el Orisha dueño del Volcan


¿Qué es oroiña?

Oroiña se relaciona directamente con el fuego. Pero, el fuego de las entrañas de la tierra. Esa masa incandescente que conforma el centro de la tierra y que se mantiene allí atrapada. Sin duda, su poder es incalculable. Como elemento natural tiene la potestad de aportar energía vital pero a la vez puede generar destrucción. Su casa es el núcleo de la Tierra.

Características de esta Orisha

Entre sus características y atributos que se evidencian en los seres vivos Oroiña representa la ira, la rabia enceguecedora que provoca estallidos emocionales y gritos, el llanto incontenible que brota de los ojos, los sentimiento que nublan los sentidos, las reacciones apresuradas. Es su energía la que produce ese fogaje que sentimos en el cuerpo al molestarnos.

Por otro lado, esta Orisha fue la encargada de darle forma a las grandes rocas en la tierra, artesana de las montañas y cordilleras.

¿Cómo es Oroiña?

Orisha Oroiña

Entre sus características y atributos que se evidencian en los seres vivos Oroiña representa la ira, la rabia enceguecedora que provoca estallidos emocionales y gritos, el llanto incontenible que brota de los ojos, los sentimiento que nublan los sentidos, las reacciones apresuradas. Es su energía la que produce ese fogaje que sentimos en el cuerpo al molestarnos.

Por otro lado, esta Orisha fue la encargada de darle forma a las grandes rocas en la tierra, artesana de las montañas y cordilleras.  

Numero

Su número es el 9 y todos sus múltiplos, debido a la relación que guarda con el Orisha Agayú.

Sopera de oroiña

Su receptáculo es una simple tinaja pequeña de barro crudo, que representa su estrecha relación con los elementos de la tierra.

Historia: Oroiña criaba a Oggun

Ocurrió que Olofin estaba preocupado por su hijo Ogun, cuya madre era Oroiña. En aquella época Oroiña vivía en la tierra Bobogun, donde también vivía Yemaya quien tenía muchos gansos y patos.

Un día, Eshu andaba por la tierra Bobogun y observó que Ogun jugaba con los patos y gansos, y su conducta era un poco afeminada y un tanto miedosa, por lo tanto, le llamó la atención a Oroiña quien se molestó de inmediato y le contestó a Eshu que eso no era de su incumbencia y que ella criaba a su hijo como le daba la gana.

Eshu se sintió abochornado y molesto con esa respuesta y dijo: «algún día yo veré a Olofin y le contaré al respecto». Entonces, se dirigió a casa de Orumila y le relató lo sucedido. Él le indicó que hiciera sacrificio con: un pollito, maíz, aguardiente, miel de abejas, jutía y pescado ahumado; y de esa manera podría llegar ante Olofin. También le recomendó que durante el camino fuese regando pedacitos de ñame, manteca de cacao, cascarilla, miel de abejas y cantara el siguiente súyere: «Eshu ni leyera babu».

Eshu le relata a Olofin cómo Oroiña criaba a Ogun

Eshu hizo lo que Orumila le recomendó y Olofin enseguida lo escuchó. Al encontrarse, le preguntó si había logrado ver a su hijo en la tierra Bobogun. Eshu le contó que estaba con su madre Oroiña y cómo ella lo estaba criando. Olofin le agradeció el mensaje a Eshu y le entregó una jutía para que la soltara al llegar a la tierra donde vivía su hijo, recomendándole que realizara el siguiente rezo: «aguete mogun yogun olofin yelero, magua oriña bobotigun omo agua».

Al llegar Eshu a tierra Bobogun, Oroiña lo escucho pronunciando las palabras que le había indicado Olofin. En seguida, un miedo muy grande se apoderó de ella y de Ogun quien la abrazo rápidamente, pero ella lo soltó debido a la impresión, entonces Eshu lo agarró y se lo llevó.

En el camino Ogun no quiso continuar al lado de Eshu y se escondió a dormir dentro de unos hierros. Eshu acudió de nuevo a casa de Orumila quien le indicó que fuera a buscar a Olofin y le dijera donde estaba Ogun.

Eshu presenta ante ogun a su padre olofin

Olofin al escuchar lo sucedido salió en su búsqueda, llevando un guineo. Al encontrarse con Ogun que en aquellas tierras se llamaba «Agua» Eshu le dijo que Olofin era su padre. Entonces, Agua se tiró delante de Olofin quien se percató que su hijo vivía asustado, por lo cual,  le entregó el machete que llevaba Eshu, lo vistió con 101 piezas de hierro y lo dirigió hasta el monte. En aquel lugar, Olofin sentenció: «Tú serás el Rey del monte. Nunca andarás con nadie en el mundo que no sirva, algún día salvarás a tu madre y después harás Ifá». Y le dio de comer el guineo que llevaba.

Oggun se dedica a sostener la tierra para salvar a su madre

Luego de eso Olofin se retiró, pero estaba tan molesto que  mandó al mar a que se comiera a la tierra. Eshu al ver la tragedia que se avecinaba salió corriendo en busca de Agua (Ogun) y le dijo: «Tú eres el único que puedes detener que el mar no se coma la tierra, que es tu madre». Ogun se metió debajo de la tierra y la sostuvo. Olofin al ver aquello le dijo: «Tú sostendrás la tierra y serás el Rey de la fuerza». Entonces, Olofin perdonó a Oroiña y le dio de comer un guineo.

Puedes leer: Todo sobre Oggun el dios del Hierro


Oroiña Santeria

¿Cómo se recibe la Orisha Oroiña en la santería?

Oroiña es una Osha que no se corona motivado a la magnitud de su fuerza energética. Sin embargo, su fundamento puede ser recibido. Los aleyos, Iworos y Babalawos pueden recibirlo sin problema alguno. Su ceremonia es muy sencilla. Se realiza su consagración y al tercer día se entrega en manos del iniciado. Es un «santo de addimú» por lo tanto, no hace Ita.

¿Cómo se atiende a Oroiña?

Para atender a Oroiña se pueden utilizar los mismos adimuses que se le colocan a Agayú. Se le puede ofrecer: espinacas; carne de res; galletas saladas, aguacates morados, tamales de maíz tierno con camarones; quimbombó sin semillas; dulces; tamales de diversos granos; pan; cocos, y todo tipo de frutas. Se atiende con manteca de corojo, miel, pescado y jutia ahumada, velas blancas, y flores.

Los animales que se le inmolan son: gallo, pollo, paloma, guinea.

Hierbas

Comparte las hierbas utilizadas por Aggayu: arcediana o acediana, abre camino, ceiba, cerraja, cresta de gallo, ciguaraya, miraguano, palo la felicidad, toronjil, álamo, colonia, pitahaya, curujey, marañón, salvadera, jobo.

¿Beneficios de recibir Oroiña?

Esta es un Orisha que se recibe para afianzarse en la tierra y para apaciguar el carácter  descontrolado o desmedido que nos puede embargar en momentos difíciles de nuestra vida. Su energía emana una excelente protección en todos los sentidos, ya que, Oroiña es una madre sobreprotectora.

¿Qué se le pide a Oroiña?

A la Orisha Oroiña se le pide su intervención benéfica en los casos en que necesitamos alcanzar:

  • La resolución de guerras espirituales grandes.
  • Cuando queremos aprender a controlar nuestro carácter o el descontrol emocional.
  • Cuando estamos ante dificultades de salud.
  • Si queremos prosperar en la tierra.
  • Cuando queremos decir cosas sin necesidad de generar conflictos.
  • Se le pide cuando requerimos protección ante nuestros enemigos.
  • A Oroiña se le implora cuando queremos afianzar nuestro tiempo de duración en esta la tierra.

Oración a Oroiña

Respetamos al espíritu del fuego ardiente que yace en el centro de la tierra.

Líder indestructible. Madre que produce medicina y riqueza.

Imploramos su acción benéfica para alcanzar con tranquilidad la cosecha de nuestro sacrificio y trabajo.

Que su energía nos guíe siempre hacia la abundancia y la satisfacción.

Nueve veces nosotros nos volvemos para saludarla, contamos con su bendición hoy y siempre. Asé.

Obra con Oroiña para la prosperidad

En una cesta se coloca todo tipo de granos, frutas, verduras variadas, y una botella de aguardiente. Se le da cuenta y conocimiento a Oroiña que todo lo que se está ofreciendo es para implorar su acción benéfica para alcanzar la prosperidad en la tierra. Se deja al pie de la Orisha con dos velas encendidas. Luego se lleva hasta una loma.

Frases de Oroiña

Oroiña dice: «No quiero que tus lágrimas broten nunca de tus ojos por nadie que no lo merezca, si es así, yo le haré pagar por ello».

Oroiña dice: «Hijo mío ¿qué haces en esa tierra sufriendo desengaños? Si no eres feliz allí, es mejor que estés conmigo aquí en la tierra libre de sufrimiento y llanto».

Puedes leer sobre otros Orishas de la Religión Yoruba:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba