La Brujería, Que es y como Quitarla

La brujeria

¿Qué es la brujería?

Brujería es un término cuya definición según La RAE se refiere al: «conjunto de prácticas mágicas o supersticiosas que ejercen los brujos y las brujas».

Curiosamente, este significado esotérico viene dado a partir del temor que en muchas sociedades han tenido a lo desconocido, especialmente influenciado por las religiones, en particular por la religión Católica. Originalmente, la palabra «brujería» era referencia al desempeño del arte u oficio del que sabe; entendiendo así, el concepto de «bruja» como un término relacionado con el saber y el conocimiento.

Bien es cierto, que ese conocimiento con el paso del tiempo en ocasiones ha sido utilizado para generar daños y perjuicios a otros, por lo que, ha sobresalido entre diferentes culturas esa característica, reforzando una errónea creencia que define a la brujería como el simple empleo de medios sobrenaturales para dañar o perjudicar.

En las investigaciones realizadas por el escritor Adrian de Sousa Hernández en su libro «Los Orishas en África» encontramos múltiples interpretaciones y referencia sobre este tema. Un ejemplo de ello es el concepto sobre los brujos emitido por J. O. Awolalú, quien indica que: «Una bruja es una persona conocedora que se supone, posee poderes sobrenaturales pues está aliada con espíritus malignos y mediante tal alianza y colaboración, la posesión del oficio le permite realizar actos que, en la mayoría de los casos, son destructivos». Este tipo de definiciones se inclinan hacía un solo lado de la balanza atribuyéndole una connotación netamente negativa a dicha práctica, como lo hemos referido anteriormente.

Por otro lado, Frank Smyth aporta otra perspectiva mucho más abierta señalando que en la cultura occidental a la brujería se le llama el «culto de wicca». Establece que el término «bruja» se deriva de la palabra wicca proveniente del inglés medieval que significa: sabio; manifiesta además que: «La brujería es la verdadera religión de Europa, usurpada por el cristianismo, pero no desmembrada del todo por este. Se trata del culto a las fuerzas creadoras del Universo, el reconocimiento a las dos mitades que hacen el todo, la unión del macho y la hembra […] negro y blanco […] Es igualmente el medio a través del cual la humanidad logra canalizar las fuerzas originales de la Creación, los poderes mágicos de siglos atrás, traducirlos a términos físicos, y emplearlos para el bien o el mal».

Es un hecho que la brujería ha existido desde el principio de los tiempos, aun a pesar de los muchas intentos de desprestigiar o disimular su práctica  mediante múltiples análisis que pretenden desmeritar la praxis de la brujería en culturas aborígenes y africanas, alegando que su culto es producto de la ignorancia, el atraso, el ilusionismo y que no existen evidencia que demuestren su veracidad.

Santeria brujeria

¿La religión yoruba y la santería afrocubana es brujería?

Los colonizadores en Cuba, de manera despectiva utilizaban comúnmente el término de brujería para referirse a las prácticas religiosas afrocubanas, cuya riqueza cultural es producto de la herencia dejada por los esclavos africanos al llegar a la isla. Particularmente, por los provenientes del pueblo Yoruba, quienes a pesar de ser sometidos y obligados a abandonar sus creencias y aceptar como suyo el catolicismo, propiciaron el fenómeno del sincretismo entre las deidades y cultura africana con los dogmas y santos católicos, manteniendo de alguna manera el misticismo de sus creencias.

Ahora bien, el uso de la brujería como una parte específica de las creencias de universo mágico del Yoruba en Nigería hace parte activa dentro de su realidad, existiendo incluso sociedades que se encargan única y exclusivamente de su práctica, como es el caso de la sociedad de las Iyamí Ochooronga, que goza de gran cantidad de seguidores. El árbol asociado con las Iyami Oshoronga es la teca africana, conocido como: Iroko (que es un poderoso espíritu materializado en ese árbol). Los Yorubas consideran que en la copa de este árbol sagrado, así como a su alrededor, son realizadas las reuniones nocturnas del culto de la brujería, entre otros tipos de rituales.

Por otro lado, el pueblo Yoruba posee un complejo compendio de normas sociales, religiosas y morales que definen el desenvolvimiento de su sociedad, estableciendo así los parámetros éticos y aceptables. Cuando un individuo es considerado como «malo» es decir,  que su comportamiento no se desenvuelve dentro de esas normas, entonces, en muchos casos podría decirse que es un brujo. Según Nadel: «la mujer que se comporta como los nupes creen que se comportan las brujas, es alguien cuyo carácter contradice los preceptos e ideales comunes de conducta; es alguien de condición malvada, excéntrica, atípica […] no es de una anormalidad física […] que sencillamente es una cuestión de mala suerte, […] sino, de la anormalidad de lo social y moralmente desviadas».

Es importante resaltar que para el africano enfrentarse a las brujas, tal y como él las concibe,  resulta una acción muy compleja, de hecho, podrían ser equiparadas con la deidad conocida como Eshu; la única manera en que es posible evitar su acción perjudicial es mediante los respectivos agasajos determinados en adivinación, solo así, evitaremos ser víctimas de su capacidad negativa. Sin embargo, así como existen brujos malévolos dentro de su sociedad, también existen brujos benévolos, quienes no ejercen sus acciones espirituales a menos que su ejecución sea justa, comprobada y precisa.

La brujeria en el culto de Ifa

En los tratados de Ifa podemos encontrar múltiples referencias sobre sociedades de brujos, brujas y la ejecución de sus hechicerías. En un principio, el odu en que se conoce el culto de la brujería mediante las Iyami Oshoronga en la Tierra fue Osá Meyi.

En otro sentido, el odu Osa Oche, manifiesta como Oloddumare aguardaba que en la tierra, los seres pudiesen protegerse contra los dominios de la brujería utilizando sus propias habilidades, como podemos verlo a través del siguiente pataki:

Ocurrió que en el castillo de Oloddumare vivía una hermosa joven aún sin casarse, por lo cual, Oggún, Osanyín y Orúnmila se interesaron al mismo tiempo en ella. Era evidente que solo uno de ellos lograría convertirse en sus esposo, por lo tanto, Olodumare decidió poner a prueba a los pretendientes, ordenándoles que debían extraer un ñame de su finca sin romperlo, quien lograra realizar la encomienda correctamente se convertiría en el esposo de la joven. Oggún considero la prueba muy sencilla, por lo que se aventuró en ser el primero, desenterrando el ñame con la fuerza que lo caracterizaba, partiéndolo de inmediato.

Le siguió Osayín en su intento, fracasando igualmente. Cuando tocaba el turno de Orúnmila, como era de esperarse y con la sabiduría que los caracteriza, antes de realizar la importante prueba consultó al oráculo de Ifa, descubriendo que Oloddumare había instalado como guardianes del sembradío de ñame  a los Ancianos de la Noche, quienes partían los ñames en cuanto eran sacados de su lugar. Determinó que si ofrecía como sacrificio: razupo de frijoles, pan de maíz, un conejo y otros alimentos, lograría apaciguar a esas espiritualidades y obtener el ñame deseado sin su intervención negativa, por lo que realizó el sacrificio de inmediato.

Al transcurrir esa noche, Orúnmila soñó con un enviado de las brujas, quien le manifestó  que debía dejar pasar un día y luego podía dirigirse a la finca en busca del ñame. A la mañana siguiente, las brujas propiciaron que la lluvia cayera sobre el sembradío generando que al día siguiente Orúnmila pudiese sacar por la raíz el ñame con facilidad, ya que, la tierra estaba blanda, logrando su objetivo satisfactoriamente. Al presentar el ñame a Oloddumare obtuvo sin ningún inconveniente la mano de la hermosa joven, demostrando que solo con las ofrendas necesarias es posible contrarrestar las acciones negativas de la brujería.

El odu Ogbe Iroso también hace referencia a la lucha de los seres humanos con las brujas, contando como estas al establecerse en el pueblo de Ilu Omuo Ilu Eleye en las afueras de Ife, decidieron acabar con Ife, matando sus habitantes uno por uno.

Sucedió que luego de morir de muchas personas, los ancianos de Ile Ife decidieron declarar la guerra al pueblo de Eleye. Enviaron sus tropas para combatir en aquella ciudad pero, las ropas nunca regresaron. Invocaron la intervención de diferentes deidades pero aquello también resultó infructuoso. Finalmente, Orúnmila fue convocado, ya que, era considerado el único con la capacidad para poner fin al terrible conflicto.

Como era costumbre, Orumila realizó adivinación en compañía de todos los sacrificios necesarios para enfrentar a los hechiceros personalmente en Ilu Eleye. Se trasladó hasta esa ciudad con una procesión entre bailes y cantos sagrados que recorrió todo el pueblo, las brujas al observar aquello quedaron encantadas con tan majestuoso desfile decidiendo poner fin al conflicto y volviendo a Ile Ife donde convivirían todos en tranquilidad.

Una vez más observamos que para los Yorubas enfrentarse con los brujos y sus poderes espirituales es una acción totalmente inútil, queda establecido claramente que la oportuna adivinación de Ifa y mediante los sacrificios o agasajos precisos, es la única manera de evitar la acción destructiva de sus artes espirituales.

Como saber si me están haciendo brujeria

¿Cómo saber si me están haciendo brujerías?

Los síntomas que revelan si una persona está bajo los efectos de un hechizo o brujería son variados, ya que, también influye la naturaleza e intención con la que ha sido invocado ese fenómeno energético. Sin embargo, este tipo de influencias tienden a perturbar el campo energético de los individuos provocando un gran desequilibrio en sus actividades, presentándose constantes contratiempos y atrasos para lograr sus objetivos a pesar del realizar su mayor esfuerzo; enfermedades postizas que al ser evaluadas por la ciencia médica no tienen explicación alguna, ya que, aparentemente la persona se encuentra totalmente sana; ansiedad, desesperación depresiones injustificadas; desánimo total que impide la búsqueda de ayuda para salir de ese estado, y en caso de desear acudir en busca de ayuda espiritual se presentan eventualidades en apariencia fortuitas que impiden constantemente que se logre acceder a la solución; conducta errática y ajena a su personalidad; perdidas constantes; en algunos casos más severos puede influir en la salud mental del individuo llegando a causar incluso trastornos mentales.

En conclusión, los síntomas que indican que una persona se encuentra bajo los efectos de la brujería son múltiples, por ello, siempre es recomendable acudir a consulta espiritual o mediante algún oráculo de adivinación, de manera que se pueda comprobar si las eventualidades que se han presentado corresponden a un fenómeno natural o ha sido provocado por medio de maleficios.

¿Cómo quitar la brujería?

Romper la brujería es un proceso que puede variar en proporción a la complejidad con la que fue realizada, es decir, la cura va a depender de lo fuerte y poderoso que sea el hechizo al que fue sometido un individuo. Lo más recomendable es que los ritos realizados para tal fin, sean ejecutados por personas que posean pleno conocimiento en las prácticas espirituales para garantizar mayor efectividad y que mediante consulta espiritual o energética se haya comprobado la existencia del hechizo o brujería que se desea eliminar. Entre los rituales más utilizados encontramos:

El uso de reliquias, amuletos, fundamentos o protecciones anti brujería

Desde tiempos muy antiguos el ser humano ha utilizado diferentes fetiches donde ha depositado su espiritualidad y su fe, otorgándole poderes curativos y protectores. Aunado a ello, existen múltiples elementos de la naturaleza que por sus características propias contribuyen con la protección espiritual, contando con una reconocida efectividad.

Es así, que podemos encontrar protecciones contra maleficios, hechizos, brujerías, mal de ojos, envidia y malas energías en general, a través de objetos como: Cristales, piedras, imágenes, collares, pulseras, prendas de vestir, reliquias, fundamentos, entre muchos otros elementos naturales consagrados a través de rezos, cantos y ceremoniales específicamente configurados para tal fin. De hecho, la mayoría de las culturas religiosas del mundo poseen este tipo de protecciones.

Baños astrales

Los baños, acompañados de diversos elementos para modificar las energías alojadas en el cuerpo físico y espiritual del individuo, siempre han estado presentes en diferentes culturas. Podemos observarlos en el cristianismo mediante el bautismo; los musulmanes los utilizan para purificar el cuerpo antes de rezar; los judíos a través el baño ritual Mikve; los Yorubas en múltiples ceremoniales mediante el uso de su omiero sagrado; demostrando su gran efectividad para transformar las energías.

Los efectos de tales rituales van a depender de la naturaleza del elemento utilizado. En el caso de las limpiezas o despojos, un ritual muy conocido suele ser el uso de las aguas en compañía de sales, frutas, flores  y aceites aromáticos, preparados rigurosamente en baños iluminados a la luz de las velas, invocando la protección de las espiritualidades cuyas virtudes estén relacionadas con la petición solicitada. Es importante destacar que los rezos y las espiritualidades invocadas en este ritual varían según la cultura espiritual del involucrado, aun así, gozan de gran efectividad.

Otros tipo de baños muy eficientes para revocar hechizos y brujerías son los acompañado por las hierbas. Recordemos que el uso de las plantas gracias a sus propiedades sanadoras ha sido utilizado por los seres humanos  desde tiempos remotos. Los baños elaborados con hierbas como: Albahaca, Salvia, Cayena o Mar Pacífico, Escoba amarga, Alelí, Algarrobo, Alacrancillo, Clavo de pozo, Guacalote, Peonía, entre otras, suelen ser muy efectivas para los rituales rompe brujería.    

Sahumerios

Así como, las hierbas frescas pueden ser utilizadas para baños, al secarse pueden ser utilizadas para despojar prendiéndoles fuego, alejando espíritus negativos y energías perjudiciales gracias a la acción benefactora de sus humos. Poseen la capacidad de romper maleficios y brujerías alojadas tanto en las personas como en los espacios físicos (el hogar, negocios y demás). Las hierbas secas, además, pueden ser combinadas con otros elementos como: flores secas, incienso, mirra, estoraque, palos, raíces y polvos (huesos, cascaras de huevos, plumas de animales, entre otros); lo cual, intensifica el poder y la efectividad de sus capacidades sanadoras.

Despojo realizado por un especialista

Los iniciados en diversas culturas espirituales pueden brindar a través de rituales sagrados en los que combinan variedad de elementos con rezos, cantos, mantras y ceremoniales ancestrales, la anhelada sanación espiritual que necesitamos cuando hemos sido sometidos a un conjuro negativo. La ejecución de tal ritual depende de la cultura espiritual bajo la cual se realice y debe ser practicada con el debido conocimiento y responsabilidad. Es recomendable que para este tipo de obras se acuda a personas que gocen de nuestra plena confianza y que tengamos la certeza que tiene el conocimiento apropiado para ejecutarlas, ya que, de no conocer lo necesario para llevar a cabo los rituales correctos, podría incluso, repercutir en un daño mucho peor.

Oración de protección contra la brujería

Con la bendición del Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo,

Con la bendición de mi Ángel de la guarda,

Con la bendición de todos mis ancestros y guías espirituales,

En esta santa hora, en este santo momento invoco la protección de ustedes todos,

Cúbranme con su manto protector,

Resguárdenme tras su escudo,

Báñenme con sus aguas,

Rodéenme con su fuego,

Planten mi bandera de triunfo sobre la tierra,

Soplen sus vientos a mi favor,

Emanen el reflejo de los astros y las estrellas sobre mi energía,

Líbrenme de los maleficios, brujerías, maldiciones, hechizos y sortilegios.

No permitan que ninguna influencia maligna atente en contra de mi voluntad,

Que no haya espíritu oscuro que doblegue el control de mi espíritu, ni pueda hacer que realice acciones más allá de mis deseos, ni trastorne mi destino.

Amén.

Oración de protección Contra amarres amorosos

En Nombre de Dios Todo Poderoso,  revoco y arranco de mí ser todas las enfermedades naturales o postizas, todo tipo de trabajos con espíritus de cualquier corriente espiritual y naturaleza. Rompo cadenas, candados y amarres espirituales hechos por amor o no, con intenciones de juntarme involuntariamente con cualquier persona. Que no haya poder en el universo capaz de vulnerar la voluntad de Dios y mi libre albedrío, que si me enamoro sea por mí gusto, sentir y decisión.  Protégeme Señor misericordioso, y tú mi Ángel guardián mantente siempre alerta para librarme hoy y siempre de todo mal, que Amén y así sea, que así sea Amén.

Puedes leer:

Ir arriba