Oración a las ánimas benditas del purgatorio

Oración a las ánimas benditas del purgatorio

Ofrecer una oración en nombre de las ánimas benditas del purgatorio es una costumbre más común de lo que nos imaginamos. Rezar por los difuntos, esas almas que se han desencarnado y que ahora se encuentran en el plano espiritual aguardando el momento en el que se puedan unir al Señor, puede contribuir a que su paso por la tribulación del purgatorio sea mucho menor, y a su vez, las oraciones a las almas benditas pueden conectarnos con ellas, para solicitar y obtener su ayuda en la solución de algunos asuntos que nos preocupan.

¿Quiénes son las ánimas benditas del purgatorio?

Según la doctrina cristiana, se estima que las ánimas benditas son las almas que se encuentran en el purgatorio, el cual, es un lugar de expiación de los pecados terrenales, donde su estancia es por tiempo indefinido.

Se cree que la demora de los difuntos en el purgatorio obedece a que luego de su muerte no pueden considerarse dignos de la gracia de Dios, por no haber recibido los sacramentos correspondientes en esta vida. Sin embargo, al no ser considerados malas personas, San Pedro como el guardián de las puertas del cielo, no les autoriza su entrada, hasta tanto, no cumplan la debida penitencia.

¿Cómo pedir un favor a las ánimas benditas del purgatorio?

Se estima que nuestro deber, es rezar por todas esas almas que se encuentran en la espera de la unión con Dios, con la finalidad de interceder de alguna manera por su descanso eterno. Esto ha sido manifestado por diversos personajes del cristianismo, como Santa Brígida o Santa Faustina, la oración resulta altamente poderosa para la redención de las almas de los difuntos.

La oración por las ánimas del purgatorio estimula en ellas un profundo sentimiento de gratitud, lo cual, las inspira para actuar como intercesoras nuestras, rogando intensamente a Dios su misericordia para que nos ayude en la solución de nuestros problemas. Se cree que es tan grande su fervor que resulta muy difícil para Dios ignorar sus peticiones.

Un ritual muy popular para pedir un favor de las ánimas benditas del purgatorio es ofrecer una oración, la luz de una vela, y un vaso de agua en su nombre; algunos de sus devotos acostumbran a realizar esta atención todos los días lunes de forma regular.

¿Es malo rezar a las ánimas?

Rezarle a las almas benditas del purgatorio no tiene nada de malo. De hecho, esta práctica siempre ha sido reconocida por diversas personalidades de la iglesia católica debido a su importancia, se estima que todos estamos unidos espiritualmente y la oración o el bien que hagamos por un alma necesitada, puede ayudar a otra, de esa forma ambas pueden contribuir con su purificación.

En otras religiones y prácticas espirituales, las almas benditas son consideradas entidades cuya energía fluye por el plano espiritual, y sus acciones están dirigidas a la bondad (de lo contrario serían espiritualidades oscuras) y que pueden ser invocadas a través de oraciones o rituales para pedir en favor de su evolución espiritual y solicitar su auxilio en ciertas circunstancias que se estén atravesando.

Oración a las benditas almas del purgatorio para casos difíciles

Esta oración puede hacerse durante 9 días seguidos, encendiendo una vela blanca a las ánimas benditas del purgatorio diariamente. Luego de decir esta oración se debe rezar un Padre nuestro y un Ave María.

«Dios mío, clamo tu bendición y misericordia para las almas que se están depurando y aguardan pacientemente para estar en tu gracia cuanto antes.

Mi ruego en este día es que su causa no sea un imposible, así como, no lo sea la mía, que aunque no goza de la misma gravedad, ya que no es eterna como la estancia de las almas en el purgatorio, si me aqueja y es la razón de mi sufrimiento.

¡Oh benditas ánimas del purgatorio! Una luz ofrezco por su redención, pidiéndoles humildemente que así como ruego porque seáis aceptadas ante la presencia de Dios Padre Celestial, de esa misma forma, rueguen ustedes por la solución de los problemas que me aquejan, en especial por (hacer petición).

Guardo mi fe en mis ánimas benditas del purgatorio, porque aunque ahora mismo penando estáis, pronto serán recibidas en los reinos del Señor, junto a Dios y la Santísima Virgen María.

Mientras tanto, clamo que recen en mi nombre, a la vez que yo lo hago por ustedes, que yo he de salir de mis dificultades, así como ustedes han de salir de la tribulación. No tengo duda que una oración suya puede ayudar, sin importar que tan difícil sea la vicisitud que atravieso.

Almas benditas que aguardan en el purgatorio, a sus pies dejo mi petición para alcanzar su auxilio, yo le devolveré el favor implorando por su descanso, y su pronta entrada al reino de los Cielos. Dales Señor el descanso eterno e ilumine para ellas la luz perpetua. Descansen en paz. Amén».

Oración a las ánimas para hacer una petición

Las peticiones a las almas benditas del purgatorio siempre deben estar acompañadas con una luz, es decir, debemos ofrecer una vela, preferiblemente de color blanco en su nombre, cada vez que necesitemos de sus favores, de esa manera también estaremos ayudando a su evolución espiritual.

«Invoco a las benditas almas del purgatorio.

No cabe duda que ustedes son bondadosas, sabias y agradecidas.

En nombre de Dios Todopoderoso les pido que escuchen mi oración.

Ustedes que son ejemplo de esperanza incansable, que vagan por el mundo ayudando a los desdichados como ustedes que aguardan a estar ante la presencia del Creador.

Benditas almas de la creación, hago de su conocimiento mis preocupaciones (hacer petición) por favor intercedan con sus ruegos para que alcance una solución, por el amor de Jesucristo, pidan por mí buena fortuna, que yo pediré por ustedes y por su redención.

Que Dios nos cubra y nos proteja de todo mal con su manto de luz, nos permita el progreso en cualquier plano de la existencia que nos encontremos, nos guarde en su corazón, nos inunde con su amor, y erradique todo problema o agonía.

No se olviden almas benditas del purgatorio de resguardarme de los que quieren hacerme daño, que sus ojos no logren verme para que no me puedan perjudicar. Que su influencia me revitalice a cada momento para que no desfallezcan mis ganas de luchar y así no pueda rendirme jamás, hasta alcanzar mi triunfo en esta tierra, así como, ustedes no se rinden a la espera de llegar hasta la tierra celestial.

Que mi Dios le permita el descanso eterno y les otorgue luz y progreso por siempre. Amén».

Oración por las ánimas benditas del purgatorio

Rogar por las ánimas benditas del purgatorio es un acto de amor por los difuntos. Una acción benefactora que enaltece a sus almas y a la nuestra.

«Clamo a ti Dios Todopoderoso. Creador del Cielo y de la Tierra. Misericordioso redentor.

Me apego al gran poder de Cristo que me fortalece.

A ti Padre Eterno, clamo que todos tus hijos que han partido a la tierra de la verdad, sean recibidos con los brazos abiertos, sus pecados perdonados, sus almas sanadas en tu inmaculada redención, especialmente el alma de (decir el nombre del difunto por el que se ofrece la oración).

María Madre de misericordia, abogada suya, abogada nuestra, intercede una vez más por las almas de los que esperan. Tú reconoces en ellos su bondad, y si hay algún pecado que perdonar que sea pronta su absolución para que puedan participar de la santidad y vivir en tu gloria y en la de Dios.

Cristo vive y reina junto al Espíritu Santo. Dios de piedad escucha este ruego de corazón que hacemos tus hijos que aún estamos en esta tierra y que con humildad clamamos por las almas que todavía yacen en el purgatorio aguardando con fe y esperanza poder vivir la dicha de estar ante tu mirada. Recíbelos Padre de misericordia. En especial el alma de (decir el nombre del difunto por el que se ofrece la oración) que ha partido de este mundo dejando una huella imborrable en el corazón de familiares y amigos.

Ruega señor por (decir el nombre del difunto por el que se ofrece la oración), por nosotros, y por todas las benditas almas de aquellos difuntos que están a la espera de encontrar la paz en tu regazo. Permíteles el descanso eterno. Haz que brille para ellos la luz perpetua y puedan alcanzar la paz de sus almas. Amén Jesús».

Oración a Santa Gertrudis por las benditas almas del purgatorio

Santa Gertrudis de Helfa, fue una monja benedictina cisterciense, de nacionalidad alemana, también conocida como: Gertrudis la Grande o Gertrudis la Magnifica. Entre sus virtudes destacan la lucha por la salvación de las almas de los hombres. Además, elaboró diversos escritos donde destacan múltiples oraciones para pedir por la gracia divina y la unión con Dios. Sus invocaciones son muy utilizadas para pedir su intervención por el perdón de los pecados de las almas benditas del purgatorio.

«Pido la bendición de Dios Padre. Que su bendición se extienda a todos los santos y santas de la corte celestial, en especial a Santa Gertrudis, abnegada devota de fe.

Que la bendición de Dios también asista sin demora a todas esas ánimas benditas que aguardan por el perdón de sus pecados en el purgatorio.

En nombre de la preciosísima sangre de tu inmaculado Hijo Jesús, Dios mío, clamo que la espera de las almas que aguardan no sea eterna, que sean reconocidas y expiadas sus faltas para mayor gracia y misericordia de su nombre.

Gloriosa Santa Gertrudis, usted que fue considerada grande entre las grandes, porque grande es su fe, no nos desampares a los que estamos en este mundo expuestos a la debilidad ante el pecado, luchando en nombre de nuestra convicción para que nuestra conversión en la fe de Dios nos permita alejarnos del mal.

¡Oh Santa Gertrudis! Tampoco te olvides de esas atareadas ánimas que en el purgatorio ansían estar en el reino de Dios como tú te encuentras ahora. Eleva siempre una plegaria en sus nombres, en especial por el alma de (decir el nombre del difunto por el que se ofrece la oración). Que durante su transitar en esta tierra fue una buena persona, buen padre/madre, buen hijo/a, buen amigo/a. Si algo ha de perdonarle el creador, ayúdale a que sea pronto y aboga de igual forma, por el resto de las almas que se encuentran en similar situación.  

Elevo mi plegaria por todas las benditas ánimas del purgatorio, y por todo el que requiera el perdón de sus pecados, por los míos mismos, para que Dios, gracias a Santa Gertrudis, nos vea con ojos de piedad. Amén».

Oración a las 13 ánimas benditas del purgatorio

Oración a las 13 ánimas benditas del purgatorio

Las 13 ánimas benditas son conocidas como las almas en pena que están en el purgatorio aguardando que los pecados que cometieron durante su existencia terrenal, sean perdonados. Al encontrarse en ese lugar, llamado «purgatorio» estas almas se encuentran en una especie de proceso de purificación que les permitirá llegar hasta el reino celestial junto a Dios. El desarrollo de esa depuración muchas veces es motivo de sufrimiento y pesar para las ánimas, por eso trabajan con mucho fervor en función de salir pronto de allí. Los que nos encontramos en el plano terrenal también podemos ayudarle, elevando nuestras oraciones a Dios por su causa.

«Dios bendito, Dios de bondad.

Postrados ante ti estamos tus hijos más devotos, clamando por tu bendición. Esta vez no solo por nosotros, también oramos en nombre de las 13 almas benditas del purgatorio.

En nombre del amor que ellas te tienen Dios mío, le encomendamos misiones de bondad, para que así puedan demostrar su disposición para alcanzar la santidad.

Su fe y su caridad se hacho infinita 13 almas benditas, a ustedes ruego que escuchen mi petición (hacer petición).

En mí no cabe duda que mis 13 almas benditas también rogaran por mi causa hasta que sea solucionada. De la misma forma, yo rogaré por ustedes para que sean aceptadas en la casa del Señor.

Señor Jesucristo en sus manos me encomiendo, y encomiendo a las 13 almas benditas.

Protégenos, guárdanos, cuídanos y perdona nuestros pecados para poder vivir la alegría de la gracia y la reconciliación en Dios. Amén».

Oración a San Agustín por las almas del purgatorio

Aurelio Agustín de Hipona, mejor conocido como San Agustín de Hipona o simplemente San Agustín, fue un destacado obispo de la fe cristiana que nación en el Imperio Romano. Sobresale por sus múltiples obras teológicas y filosóficas que lo hicieron ser reconocido como «el doctor de la gracia» y el máximo pensador del cristianismo durante el primer milenio. Sus oraciones están cargadas de una profunda bondad que denotan la disposición de Agustín para abogar por el perdón de las almas benditas del purgatorio.

«Glorioso San Agustín, míranos con tus ojos de piedad, hoy que solicitamos humildemente tu ayuda.

Tú que has sido ungido de la gracia de Dios, por tus múltiples virtudes, y tu excelsa sabiduría magnífico pensador.

Te ruego que por favor intercedas ante nuestro señor Jesucristo por las almas benditas que reposan en el purgatorio, para aplacar su angustia y sufrimiento.

Conoce el Dios Hijo los padecimientos de los dolores y la consternación, pues en su pasión padeció el desconsuelo de sufrir en carne propia la maldad de los hombres. De esa forma tan profunda también sufren las almas atrasadas a la espera de la expiación de sus pecados. Te suplicamos San Agustín, intercedas por su liberación.

Almas benditas del Purgatorio que en penas están, sean llevadas por la gracia de Dios y la intervención de San Agustín a descansar en el reino de los cielos. Que brille para ellas la luz perpetua. Amén».

Oración a las ánimas benditas del purgatorio para el amor

Esta oración a las ánimas benditas del purgatorio para el amor, se puede realizar ofreciéndoles una vela de color blanco y un vaso de agua con azúcar, para suavizar y resolver los conflictos de pareja.

«Benditas sean ánimas del purgatorio.

Que Dios Todopoderoso derrame sobre ustedes toda su misericordia.

Su sabiduría y bondad es inmensa, es por eso que pronto han de ser liberadas de la espera del purgatorio y ungidas de la purificación de Dios.

Hago un ruego para que sus dolores y cargas sean aliviados, para que sus faltas si las tuviesen, sean perdonadas.

Ruego por ustedes almas benditas del purgatorio, y me tomo el atrevimiento de pedirles que lo hagan ustedes por mí.

Así como en su existencia falta la paz y la tranquilidad, en la mía también abunda el caos y la inestabilidad sentimental.

Los conflictos, las peleas y los malos entendidos se han apoderado de mi relación con (decir el nombre del ser amado). Es por ello que en mi corazón reina la angustia y los temores.

Mi profunda devoción a ustedes me hace elevar mi plegaria implorando su socorro. Influyan ustedes para que reine la paz, la calma, y el amor. Para que (decir el nombre del ser amado) cambie sus pensamientos negativos y su predisposición y así lograr un entendimiento entre nosotros.

A ustedes ánimas benditas encomiendo mi relación para la despojen de odios, resentimientos, enredos, chismes, envidias, brujerías, hechizos, sortilegios, maldiciones, enviaciones, separación impuesta, amare de voluntades y de todas las asechanzas del mal.

Ánimas Benditas, ánimas del purgatorio, a ustedes confío mi causa, sé que han de obrar con bondad y provocando las mejores energía en beneficio de mi petición. Mientras tanto, yo he de seguir rogando a nuestros Señor que les conceda el descanso eterno y su redención. Amén».

Oración poderosa a las benditas almas del purgatorio para dominar

Esta oración de las almas benditas del purgatorio para dominar puede ser realizada en compañía de un velón mitad blanco y mitad rojo, para que una parte ruegue por las ánimas benditas y la otra parte ruegue por el objetivo que deseamos alcanzar.

«Benditas Almas del purgatorio, que la bendición de Dios esté con ustedes.

Espíritus benéficos que me guarda, acompáñenme en este momento.

Yo conjuro a través de esta luz, en esta santa hora y en este santo momento, los cinco sentidos, sentimientos, pensamientos, y espíritu de (nombre de la persona que desea dominar).

Esta luz que he conjurado aboga por sus necesidades almas benditas del purgatorio, y por las mías. Que se haga para ustedes el descanso eterno, y que se haga para mí el control sobre (nombre de la persona que desea dominar). Que mis ideas sean las suyas, que lo que yo quiera el/ella lo quiera también (hacer petición).

A mis pies has de venir (nombre de la persona que desea dominar) dominado, arrepentido, suplicante, complaciente, haciendo mi voluntad, obedeciendo a mis deseos, por el poder de esta luz y la intervención de las benditas almas del purgatorio.

Confío en ustedes ánimas benditas, que Dios les bendiga, y les resguarde con prontitud en su reino celestial. Que la luz brille para ustedes, con la bendición del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén».

Oración a las ánimas benditas del purgatorio para pedir protección

Realiza está oración a las ánimas benditas del purgatorio para pedir protección todos los domingos, para empezar una semana resguardado de todo mal.

«Ánimas benditas del purgatorio, ustedes son siempre diligentes.

A ustedes encomiendo el cuidado de mi persona, de mis caminos y de mis asuntos.

Humildemente les ruego, ánimas de mi devoción, que intercedan para librarme de todo mal, de toda adversidad, de cualquier riesgo, enemigo o calamidad.

Pido su auxilio y socorro, que mis caminos sean cubiertos por sus bondades, permitiendo que se mantenga la salud, la prosperidad y el amor en mi vida, en mi hogar y en los míos.

Que la bendición de Dios permita la purificación de mi mente, corazón, cuerpo, alma y espíritu. Al mismo tiempo que permita la purificación de sus almas benditas.

Que la Virgen de Carmen abogue por el perdón de sus pecados, y en el nombre del poder de la Sangre de Jesús sea derramada sobre ustedes la misericordia de Dios, para que vivan cuanto antes en su gracia. Amén».


Mas Oraciones:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You cannot copy content of this page

Scroll al inicio