Las Oraciones a San Miguel Arcángel mas Poderosas y efectivas

Oraciones a San Miguel Arcángel

A través de las oraciones a San Miguel Arcángel, invocamos su energía y atraemos su presencia para solicitar que venga en nuestra ayuda en los momentos en que atravesamos algún tipo de situación que sentimos que nos supera. Siempre es bueno contar con las palabras apropiadas para llamar a los seres de luz.

Significado de los rezos a San Miguel Arcángel

La iglesia católica ha suministrado una oración para invocar a San Miguel Arcángel, producto de una visión recibida por el Papa León XIII mientras dirigía una misa. Luego de aquella preocupante visión, el Sumo Pontífice sintió la necesidad de popularizar una oración que todas las iglesias y sus seguidores rezaran en común, para la salvación de la santa iglesia y de todos los creyentes. De esa manera se hizo popular la siguiente oración, conocida por muchas personas a nivel mundial:

Oración

«San Miguel Arcángel, defiéndenos en la lucha. Sé nuestro amparo contra la perversidad y las acechanzas del diablo. Que Dios manifieste sobre él su poder, esa es nuestra humilde súplica.

Y tú, Príncipe de la Milicia Celestial, con la fuerza que Dios te ha conferido, arroja al infierno a Satanás y a los demás espíritus malignos que vagan por el mundo para la perdición de las almas.

Amén.»

Oración a San Miguel Arcángel

Las creencias católicas, consideran que esa plegaria tiene un gran poder de protección y ofrece muchas bendiciones a quien la invoque. En realidad, todas las oraciones son capaces de brindar protección a los creyentes siempre que sean realizadas desde un corazón lleno de fe. Ese es el verdadero significado de las oraciones a San Miguel arcángel, establecer una conexión con ese ser de luz que está presto a acudir a nuestra ayuda y a protegernos durante nuestro desenvolvimiento en el mundo terrenal.


Oración corta a San Miguel Arcángel

Oración corta a San Miguel Arcángel

«Es a ti a quien invoco, excelentísimo San Miguel. Para que me escuches en este momento de oscuridad. Para que me prestes tu ayuda. Gracias te doy, hoy y por siempre por arroparme con tu fluido saludable que apacigua mis dificultades. Amén».

Rezo de el Arcángel Miguel para protegerse de los enemigos

«Oh mi adorado Arcángel San Miguel. Eres tú el indiscutible príncipe y líder de los ejércitos del reino de los cielos. Vigilante y protector de todas las almas. Custodio de la Iglesia, y triunfador sobre las intenciones impías de espíritus rebeldes y malévolos.

Cargado de humildad estoy frente a ti rogándote ahora mismo, para que te dignes de librarme de todo mal, como lo haces siempre por los que a ti recurren cargados de confianza.

Que tu gracia siempre nos ampare, que tu fuerza nos proteja y que tu indiscutible guía nos permita alcanzar la verdadera iluminación para mantenernos al servicio de Dios.

Que las asechanzas de los malvados, envidiosos, injustos y desleales no nos corrompan haciéndonos actuar igual que ellos. En tus manos dejo mis guerras, y la justicia sobre mis enemigos que me atacan.

Que tu virtud nos convierta todos los días de nuestra vida en personas mejores, especialmente, cuando nos toque enfrentar el trance de la muerte, para que, estemos en todo momento protegidos en la tierra y en el cielo por tu poder.

Así no habrá demonio alguno, ni infernal dragón que pueda asecharnos, ni dañarnos mucho menos. Que se cumpla mi humilde plegaria por tu poder, Divina Majestad.

Amén».


Oración para iniciar meditaciones

«Oh San Miguel Arcángel, protector de toda la creación, del infinito tiempo y espacio, de todas las dimensiones conocidas y desconocidas, de lo visible y lo invisible, permite una brecha, para que despierte en mí el poder de la iluminación espiritual a través de esta meditación. Acude en mi ayuda, se mi compañero y guía durante este momento de reposo y calma, y por favor concédeme tu ayuda (hacer petición) siempre que sea lo mejor para mí vida.

Amén».

Oración larga para resguardar el hogar, el trabajo, y a sí mismo.

«Bendecido San Miguel arcángel, príncipe entre los príncipes. General del cielo situado entre los más poderosos. Conozco tu poder y es por ello que acudo a ti, te suplico intercedas por mí ante Dios Nuestro Señor.

No tengo nada más que ofrecerte que tenga más valor que mi más grande devoción y mi fe.

Adorado arcángel San Miguel, cúbreme con tu llama de brillante color azul. Sabido es que tú posees el poder y la voluntad para auxiliar a todos los seres que se hallen en la necesidad de tu intervención Divina. Tu sabes escuchar los conflictos que suceden en mi hogar, te pido con humildad que así mismo, escuches mi oración, que tu llama azul cubra mi casa, a mis familiares y seres queridos, que todo mal sea disipado, y que los problemas sean solucionados contando con tu apoyo y protección.

Es tan grande la fe que te tengo, que me atrevo a seguir rogando tu atención. Desde el fondo de mi corazón te suplico que me defiendas de cualquier imprevisto, contratiempo fortuito o intencionado, dentro de mi campo laboral. No permitas que los cambios que se presentan a diario traigan malas pasadas para mí. Muy por el contrario, hazme un ávido conocedor, estimula mi capacidad intelectual y creativa para cumplir a cabalidad mis funciones y así alcanzar el éxito de mis misiones.

No permitas, poderoso ángel, que sufra daño alguno, y líbrame de pensamientos autodestructivos, que vayan en contra de mi progreso o que me lleven al pecado. Además, libérame de todo aquel que pueda generarme algún obstáculo.

Intercede para que la gracia de Dios se materialice en mí, y que su infinito amor me alcance, tanto a mí como a mis seres queridos, y a todos mis benefactores.

Tengo la certeza que mi plegaria será escuchada porque confío en que no permites que tus seguidores sufran dolor. Sé que eres infinita bondad y por eso siempre acudes a quien te llama desde la franqueza de su corazón. Por eso espero con paciencia ser digno de tu ayuda y tu intercesión.

Amén».


Oraciones a San Miguel Arcángel contra brujerías y mal de ojo

«Poderoso General de la legión de los guerreros celestiales, San Miguel arcángel. Fuiste creado lleno de luz y bondad. Eres fortaleza, devoción, fuerza y lealtad en Dios.

Las batallas más oscuras y complejas te han sido encomendadas. Defensor del reino de los cielos. Guía de la almas encarnadas. Símbolo de integridad. Aquí estoy una vez más suplicante, en estos momentos tan difíciles, en los que lucho contra el mal y sin poderlo ver.

Pero tú si puedes verlo con claridad, porque tú eres claridad, tú eres luz. Ayúdame por favor, sé mi guía ante tanto caos para enfrentar a los espíritus malévolos que caminan en el valle de las sombras y provocan todos los obstáculos que se me presentan.

No peritas que me hagan caer en bajas tentaciones, fortalece mi espíritu ante ellas. Conviértete en mi escudo protector, detén toda energía negativa, hechizo, conjuro, mal de ojo, brujería, demonio o espíritu oscuro que trate de perjudicarme. Que al tocar tu escudo se transforme en bueno o sea revocado en nombre de Dios.

Aleja entonces, todo lo adverso que no permite mi evolución en todos los sentidos y que no me deja avanzar. Arranca de raíz todo mal que se ha posicionado en mi mundo físico o espiritual, para poder alcanzar el éxito que está escrito en mi destino, contando con tu protección manteniendo mi mundo en armonía, todos los días de mi vida.

Amén».


Aprende: La Novena a San Miguel Arcángel


Oración a el Arcangel Miguel para superar dificultades

Oración a el Arcángel Miguel

«Adorado San Miguel Arcángel, tú que si sabes de dificultades. Te enfrentaste en grandes batallas. Hoy te suplico que me brindes tu ayuda para sobreponerme frente a los contratiempos que me atormentan.

Defiéndeme ante todo mal, ante las injusticias, los engaños y los ataques de mis contrarios.

Que el fuego que emana tu poderosa espada, elimine todo lo que me atrase, me estanque, me dañe y no me pertenezca.

San Miguel Arcángel, sácame de las tormentas, de los riesgos, de los enemigos y de todo lo que venga para mal.

Sé mi ángel guardián, y guíame siempre por el camino de la paz.

Amén».

Oración a San Miguel Arcángel para la salud

«Oh San Miguel arcángel, no cabe duda que Dios te colmó con un infinito amor, que te convierte en un ser compasivo con los seres humanos. Es por ello que hoy imploro que me prestes tu armadura para proteger este cuerpo y esta alma para que nada ni nadie, que desee dañarlo lo pueda traspasar. Presérvalo, ampáralo y cólmalo de tu infinito fluido saludable.

Ángel protector, te suplico extiendas tus benditas alas sobre nosotros, en compañía de todos los ejércitos celestiales, brindándonos sanación física y espiritual. Que reine tu bondad infinita y que no pueda prosperar ningún mal, llaga, herida, ni enfermedad natural o postiza en nuestro cuerpo.

Escucha mi ruego en nombre del Padre, en nombre del Hijo, y en nombre del Espíritu Santo.

Amén».


Para el amor

«San Miguel Arcángel, es bien sabido el poder que ostentas por la gracia de la que Dios te colmó. Eres misionero para la ayuda de los seres de la creación. Tú eres luz y eres infinito amor.

Hoy acudo a ti porque necesito tu ayuda, ante la penosa situación que aqueja a mi corazón. Príncipe celestial, te suplico puedas obrar en la sanación de mi corazón, no te pido mucho, no te pido poco, sólo te pido (hacer su petición).

En los caminos de la vida no siempre somos afortunados en el amor, independientemente de cómo nos comportemos, tu eres testigo de los sentimientos más profundos que tengo guardados, y de todo lo que me ha tocado sufrir, por lo que te pido que sean tu escudo y tu espada los que me ayuden a solucionar toda esta situación que no logro dominar.

Ángel bendito, suplico que sea escuchada mi voz y mi petición. Seguro(a) estoy que no te gusta el sufrimiento de tus devotos, y ayudas a quien realmente lo merecen, por lo que confío que mi oración será escuchada y concedida.

Amén».

Rezo a San Miguel Arcángel para recuperar el amor que le han quitado con brujerías o hechicería

«Oh Arcángel San Miguel, él siempre vencedor. Hoy te invoco porque tengo la certeza que solo con tu ayuda podré salir de esta encrucijada que me aqueja. Humildemente te llamo para que mi ruego sea escuchado.

Así como una vez venciste a Lucifer, así como siempre te impones sobre los ángeles caídos, así como no hay demonio que puede clamar victoria sobre ti, así mismo, hoy yo imploro ese gran poder del que Dios te colmó.

Acudo ante ti porque el caos, la maldad, la envidia y las malas artes espirituales han sembrado en mi hogar, en mi relación sentimental, en mi pareja y en mi vida su mala semilla. Hoy, el equilibrio de mis situaciones ha sido quebrantado, no hay felicidad, mi alma se encuentra inquieta, triste y adolorida.

Estoy segura que solo tú serás capaz de romper toda cadena, atadura o candado espiritual que haya sido invocado en contra de mi relación de pareja, y que tu intervención pondrá fin al poder de la maldad que se ha instalado (hacer petición). Arcángel San Miguel, por favor no me abandones, escucha mi súplica, hazme vencedor(a) así como tú lo eres, que el bien se imponga sobre el mal, y a partir de este momento todo eso quede revocado, y se convierta en otra batalla de la que tú has salido victorioso, en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, amén. Que así sea, así es, así será».


Oración al arcángel San Miguel para prosperar y abrir los caminos

«¡Oh glorioso San Miguel! Con fervor te llamo como siempre rindiéndote honor, caballero de la inmaculada armadura, portador del estandarte de cielo.

Tú eres fiel y justo. Valeroso compañero. Eres capaz de observar todo el esfuerzo que he hecho para traer abundancia a mi vida. Hoy te suplico que mi trabajo no sea en vano, que mi cosecha sea muy buena, que la armonía y el equilibrio financiero prevalezca en mi vida, que nunca falte el pan en mi mesa, ni en la de mi familia, ni en la de los hogares de todo el mundo.

Te pido de corazón que con tu espada y escudo detengas los ataques del mal. Que alejes de mi todo lo que intente perjudicarme, limpiando, purificando y abriendo mis caminos para poder avanzar, prosperar y alcanzar mis metas, en especial: (hacer petición) contando siempre con la gracia y la bendición de Dios Nuestro Señor.

Amén».


Mas sobre el Arcángel Miguel:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba