Aina: El espíritu de la Candela

La deidad que reside en el fuego. Energía pura y transformadora. Representante de la fuerza de la feminidad. Compañera invaluable para el triunfo de las guerras. Forma parte del grupo conocido como Los Ibeyis.

¿Quién es Aina?

La traducción del nombre de la Orisha Aina en lenguaje Yoruba es: candela. Etimológicamente se entiende que su significado es «Aquel que vino a salvar el mundo». La madre de Aina es Oya. Se dice que su nacimiento ayudó a apaciguar las guerras y los conflictos al momento de su llegada a la tierra, por lo cual, se determinó que la Orisha tiene una particular intervención en ese tipo de situaciones.

Su culto es realizado a través del fuego. También se le atribuye el resguardo a las mujeres embarazadas. Esa acción benéfica se desarrolló debido a que cuando nació tenía el cordón umbilical enrollado en su cuello. Por ser la espiritualidad de la candela, se le asocia con el fuego que brota de la boca de Shango.

Otra cualidad que le atribuyen sus seguidores es su intervención al proveer de alimentación y no permitir que la comida les falte a sus iniciados.

¿Qué es Aina en la Santeria?

Esta es una espiritualidad que dentro de la cultura Yoruba o Santería, hace parte de uno de los elementos básicos en el equilibrio del mundo «el fuego». Su existencia como irunmole es muy antigua, ya que, estaba en la tierra desde el inicio de la creación como uno de los elementos fundamentales que equilibran la energía del cosmos.

Características

Aina santeria

Entre sus características resalta que es una mujer de fuerte carácter, capaz de apaciguar las guerras, pero temible si se desata su ira. Sus acciones son extremas, debido a su alta capacidad transformadora que puede forjar o acabar con todo en un momento. A la vez, es misericordiosa, gracias a su energía protectora de la vida y la supervivencia desde el inicio de la concepción.

Número

El número de Aina es el 6 y todos sus múltiplos, debido a la relación que guarda la energía de esta Orisha con Shango, de quien es su leal aliada.

Sopera de la Orisha Aina

Su receptáculo o Sopera es una tinajita de barro pintada de color rojo. Suele ir acompañada de una muñequita vestida de color rojo y 6 piedras de rayo pequeñas.

Colores de Aina

Su color es el rojo. Los collares o elekes de Aina se realizan con cuentas rojas, en algunas casas le colocan 3 o 4 glorias negras dividiendo el collar en partes iguales.

Hierbas

  • Cagadiña de gallina.
  • Hoja menuda.
  • hicaco.
  • Pega pega.
  • Mamoncillo.
  • Manaju.
  • Zapote.
  • Rabo de gato.
  • Tomate.
  • Álamo.

Historia de Aina (Deidad del Fuego)

Aina Orisha

Ocurrió que Oggun y Oshosi deseaban vivir con Ainá a como diera lugar. Ambos acudieron a ver a Orunmila quien al realizarle Osode (consulta) les vio este Signo de Ifa y les dijo: “Deben hacer sacrificio con: una adié (gallina), retama y ewefá.

Ochosi inmediatamente dijo: «Como yo, soy el señor de la caza y la sabana, no tengo necesidad de hacer ebó sólo por vivir con una mujer, yo tengo un ejército de ñames venenosos y de arbustos llenos de espinas para protegerme». Oggun por su parte si hizo el sacrificio recomendado por Ifa y le dio de comer a Osanyin.

Sucedió entonces que Ainá se fue a vivir a casa de Oshosi. Un día estando muy molesta hizo que el fuego marchara por todo el monte, y la candela corría hacia Oshosi sin piedad. Él, al ver aquello gritaba: «Ainá, se quemaron los ñames venenosos y los arbustos espinosos y toda la sabana arde, detenlo». A lo que ella hizo caso omiso y se dirigió a casa de Ogún. Al llegar, Osain le echó omiero sobre su cuerpo y el fuego se apagó, apaciguando de esa manera su candela y pudiendo vivir en paz a partir de ese momento con Oggun.

¿Cómo se recibe Aina en la santería?

Esta Deidad pertenece a los Orishas conocidos como «Orishas de Adimú» es decir, que se recibe su fundamento, pero no se realiza Ita, por ende, durante su consagración solo se inmolan animales de plumas. Su ceremonial es muy sencillo. Se realiza su consagración y al tercer día se entrega en las manos del inciado.

En Ifa

Esta Orisha en tierra de Ifa es conocida como: «Aina Yogun» traducido como: el espíritu guardián de Ibejis, espíritu guardián del Odun Edibere. Esta deidad es representada en un muñeco al que se le inmola un gallo. Se lava con hierba de los Ibeyis y se carga.

¿Cómo se atiende Aina?

Para atender a Aina se le ofrece manteca de corojo, miel, aguardiente o vino dulce, y velas blancas.

Adimuses

Los adimuses que se le puede ofrecer a Aina son: dulces, eku (jutia ahumada), eya (pescado ahumado), awado (maíz tostado). Ñame desbaratado en salsa. Tamales de: frijoles negros, frijoles colorados, frijoles de carita, frijoles de carita con bija, frijoles de carita con cascara. Maíz pilado con carne de cochino frito, pescado frito, pan y palomitas de maíz. Además, se le brinda todo tipo de frutas.

¿Qué Come?

Los animales que se le inmolan a esta Orisha son:

  • Gallos
  • Pollo
  • Paloma
  • Guinea.

¿Beneficios de recibir la Orisha Aina?

Aina es un Orisha que se recibe para conectar con la energía del fuego. Para equilibrar la intervención de ese elemento en el mundo físico y espiritual del individuo. También, contribuye en apaciguar las guerras y los conflictos o reforzar al iniciado para su defensa en ese tipo de situaciones.

¿Qué se le pide a Aina?

A la Orisha Aina se le suele pedir para equilibrar nuestras energías vitales por ser parte del principio vital de la existencia que se compone de los cuatro elementos. También podemos invocar su intervención en las siguientes situaciones:

  • Para terminar las guerras.
  • Ante conflictos de gran envergadura.
  • Para la protección de mujeres embarazadas.
  • Para la ayuda en los momentos del nacimiento de los niños.
  • Para la ayuda en los casos en que los niños padezcan alguna enfermedad.
  • Para la protección de los niños en general.
  • Para que la comida nunca falte en nuestra mesa.
  • Ante intensas guerras espirituales.

Oración de Aina: Rezo al espíritu de la Candela

Respetamos a Aina la gran madre sanadora.

Respetamos a la gran madre protectora.

Alabamos el espíritu de la candela que transforma el mal en bien.

Rezamos al espíritu de la candela para que nuestra descendencia sea fresca, nuestros niños sanos y su alumbramiento de éxito.

Rezamos a la madre de la candela para que nos provea de alimento con buenas cosechas.

Alabamos al espíritu de la candela que nos libra de nuestros enemigos.

Respetamos a Aina la gran madre que nunca nos abandona. Asé.

Obras con aina

Ebbo para el amor

Se busca una piedra de imán. Se entiza el nombre y el rastro de la persona que se desea amarrar con hierba amansa guapo y con hilo rojo. Se enciende fuego con palos de yamao, para mí y vira rumbo en una lata. Se le da cuenta a la Orisha que lo que se está haciendo es para  que endulce y amanse el amor y los sentimientos de la persona que se desea atraer. Y se arroja al fuego la piedra imán preparada. Luego, las cenizas y la piedra se guardan en un sobre de tela roja y vive dentro de la sopera de la Orisha. Cuando regrese el ser amado se le dará de comer un gallo en agradecimiento.

Obra con Aina para los enemigos

Cuando se quiera guerrear con Aina se le pone un plato de barro con 6 mechas de algodón con manteca de corojo, se encienden en candela y se arroja en ella el nombre de nuestros enemigos, dándole cuenta a la Orisha del conflicto que tenemos y pidiendo que nos libre de ello.

Pataki de Aina

Shango y Oshun estaban casados y tenían varios hijos, junto con el Dios del Rayo andaba una mujer, que era jimagua y se llamaba Aina, la cual era Alakuata. Ella era muy peleona, pero contaba con toda la confianza de Alafin.

Un día, Shango recibió la noticia que su mujer Oshun estaba presa en la tierra de Inle Takua, esto le pareció sospechoso y empezó a indagar. Le preguntó a Elegua, Oggun, Ochosi, Azojuano, Oduwa y a muchos más, pero no le pudieron dar una respuesta exacta de lo que pasaba con la Yalode.

Entonces Shango comenzó a preparar su ejército, para ir a esas tierras a liberar a su esposa. Le resulto extraño que Aina no apareció para ofrecer su apoyo, se fue a ver a Orunmila, el cual lo consulto y se revelo el Odu Otura Osa y le dijo: Tu mujer está presa por motivo de que ella y Aina son invertidas (ALAKUATAS), pues AINA le dio brebajes a Oshun y vivió largamente con ella. Entonces, los soldados del Rey las encontraron y la cogieron presa. Pero Aina, como era guerrera, pudo huir y Oshun quedó detenida y nadie sabe la causa.

De todo lo que le dijo ORUNMILA, SHANGO comprendió que, si se sabía esto, la vergüenza de Ochun caería sobre él. Trajo lo necesario para el Ebbo que le marcó ORUNMILA y éste lo hizo. Las dos gallinas carmelitas se las dieron al río, amarradas con dos cadenas. Entonces soltaron a la Yalode y cuando regreso junto con Alafin, éste le dijo: Mujeres invertidas no viven conmigo y no te mato porque eres la Iya (madre) de mis Hijos. Pero jamás volverás por aquí.

Frases de Aina

Aina dice: «El que juega con candela tiene que atenerse a las consecuencias».

La guerra con el religioso es una guerra con la candela.

Puedes leer:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba