Arcángel Uriel: el Ángel de la verdad

arcángel uriel

El arcángel Uriel pertenece al grupo de los 7 arcángeles principales que goza de la gracia de poder estar ante el trono de Dios. Es símbolo de la fortaleza y la energía de la vida. Encargado de activar el pensamiento y la conciencia en los humanos iluminándolos con la verdad.

¿Quién es el arcángel Uriel?

Se cree que Uriel es uno de los príncipes que dirige a de los Serafines y Querubines. Su energía está muy relacionada con el astro Sol. Se le conoce como el ángel de la salvación.

En el libro del Apocalipsis es reconocido como el ángel del arrepentimiento. Se dice que carece de piedad. Es el guardián de la llave que abre las puertas del Infierno, a las cuales, se le dará apertura cuando llegue el juicio final.

Uriel rige el punto cardinal Norte. También tiene potestad sobre el solsticio de verano, momento en el que el sol está en todo su esplendor entrando en el signo de Cáncer, coincidiendo con la popular fiesta de San Juan, que originalmente era la fiesta de fuego, del sol, y del verano.

Resulta evidente entonces, que el elemento con el que se identifica Uriel es el fuego, estando presente en todos sus sentidos, incluso, en la llama de la pasión y el amor.

¿Qué significa Uriel?

El Arcángel Uriel también es identificado bajo los nombres de: Nuriel, Uryan, Jeremiel, Vretil, Suriel, Auriel, Puruel, Phanuel, Fanuel o Jehoel.

El significado de su nombre es traducido como: «ángel de la luz, luz de las estrellas; Dios es mi luz o Fuego de Dios».

En otras culturas su nombre también se interpreta como: El Tratado, la espada flameante, la llama en la palma, orbe del sol, orbe celeste con constelaciones y estrellas, rollo de papiro, o el cáliz.

Día del arcángel uriel

La festividad o celebración en honor al Arcángel Uriel se realiza 29 de septiembre en las tradiciones occidentales. En las prácticas de las Iglesia ortodoxas orientales se celebra el 8 de noviembre. Por su parte, la iglesia etíope realiza la conmemoración en su nombre el 28 de julio.

El día de la semana del arcángel Uriel es el viernes.

Color del arcángel uriel

Al arcángel Uriel se le relaciona con varios colores. Se afirman que le corresponde el color anaranjado, rojo, y dorado. Esto se debe a que esos colores guardan relación con el elemento fuego que le representa. Al tener potestad energética sobre ellos, su uso y efectos se relaciona directamente con la capacidad de transformación, la destrucción de las energías negativas, y la trascendencia e iluminación espiritual.

El rayo o la llama de Uriel es de color oro rubí. Es a través de esa vibración que transmite toda su energía, la cual, está cargada de abundancia, prosperidad y éxito.

Aprende: Los 7 arcángeles y su significado


Imagen del arcángel uriel

La imagen del arcángel Uriel lo representa como un escriba que siempre sostienen en sus manos un libro o un rollo de papiro. Ese elemento es un símbolo de conocimiento, iluminación y sabiduría. Es por ello que Uriel se le relaciona con todo lo que tenga que ver con las culturas más elevadas del ser humano. Regente de todas las manifestaciones artísticas y ha sido descrito como: «el espíritu de visión más aguda en todo el cielo».

Atribuciones y poderes

  • Su potestad sobre la llama de fuego revela su tarea de estimular el despertar de la conciencia de los humanos para que puedan vivir en la paz, con la bendición y en la gracia de Dios.
  • En el libro o pergamino que lleva siempre consigo guarda la cuenta de todos los sentimientos, emociones, pensamientos y actos de los hombres mientras atraviesan los caminos de la vida, es por ello que se le considera el observador divino.
  • Su llama dorada rubí contribuye con la difusión de la verdad y el conocimiento en la tierra.
  • Es el líder de los ángeles de la guarda de las personas.
  • Tiene la virtud de ser el protector de los procesos espirituales. Se encarga de velar porque el tránsito de las personas en la tierra sea por el camino correcto y estimula una visión más clara ante las circunstancias de la vida.
  • Es el patrono de todas las ciencias y las artes, en especial de la poesía.
  • Tiene potestad de intervenir en el plano mental de los seres humanos, sin interrumpir el libre albedrío. Estimula el pensamiento, las ideas, la inteligencia, la creatividad, la magia, y el juicio.
  • Puede influir en los procesos que estimulan la prosperidad, la productividad y atrae la abundancia divina. Por lo tanto, es un ángel proveedor de riquezas y gracias tanto materiales como espirituales.
  • Participa en los procesos relacionados con la alquimia. Es trasmisor de los conocimientos universales, como por ejemplo: la astrología.
  • Tiene la tarea de aportar a los hombres la fortaleza para enfrentar los momentos más difíciles de la vida y darles la claridad para alcanzar la comprensión de las lecciones aportadas por el destino.
  • Es un ferviente protector de las personas que desempeñan actividades en las que sirven a los demás.

¿Qué se le pide al arcángel uriel?

A este arcángel se le realiza peticiones ante las siguientes situaciones:

  • Cuando deseamos que la verdad se conozca. Ante situaciones de injurias o problemas causados por mentiras.
  • Para desarrollar y fortalecer nuestro mundo espiritual, la creatividad, la inspiración, la inteligencia y el crecimiento.
  • Para prosperar económicamente y tener estabilidad financiera.
  • Para estimular los procesos educativos y aplicar con inteligencia los conocimientos que hemos adquiridos, por cuanto, Uriel es el protector de aquellos que quieren cultivar su sabiduría o pretenden erradicar la ignorancia.
  • A este ángel se le encomienda a las enfermeras, médicos, maestros, profesores, jueces, guías espirituales, sacerdotes, filósofos, gurús, ministros religiosos y a todo el que busque la iluminación y el entendimiento del mundo espiritual.
  • Su energía emana sensaciones de paz interior, equilibrio, armonía, y la gracia, por ello se le solicita su presencia cuando se requiere de esas virtudes en la vida.
  • Para ayudar a solucionar de manera pacífica los conflictos que puedan presentarse en las relaciones interpersonales, sociales o profesionales. Contribuye con la estimulación de un ambiente agradable.

¿Cómo se manifiesta el arcángel uriel?

Al invocar a Uriel y alcanzar la irradiación de su presencia se suele percibir una sensación de paz. Su energía viene a equilibrar los elementos que hacen vida en el individuo. Irradia armonía y claridad para la resolución de los conflictos, además contribuye con el desarrollo espiritual. A su vez, se manifiesta a través de la visualización de chispas y luces brillantes como las del sol y círculos de color rojo, oro o naranja.

¿Cómo se atiende?

Se atiende utilizando velas y flores de color rojo, dorado y anaranjado (las velas no pueden faltar en su invocación, ya que, el fuego es su principal elemento de poder). También es necesario despojar el espacio físico donde se va a invocar su energía con inciensos de olores florales, dulces o frutales.


El Arcángel Uriel en diversas religiones

Uriel era reconocido y adorado al igual que los arcángeles: Miguel, Gabriel y Rafael. Sin embargo, luego del Concilio de Roma en el 745, el Sumo Pontífice Zacarías, realizó la prohibición del uso del nombre del arcángel Uriel y todo lo que representara su culto, llegando incluso a destruir sus imágenes en todas las iglesias de Roma. Esta acción no impidió que Uriel fuese recordado. Aun así, todavía se conservan algunas imágenes del arcángel pertenecientes al arte antiguo en algunas iglesias ubicadas en América del Sur.

Adicional a eso, dentro de la angelología relacionada con el cristianismo se tienen vestigios de su culto. Uriel es mencionado como un Serafín o Querubín. De hecho, en la historia de Adán y Eva, se menciona que Uriel fue el querubín que hace guardia en las puertas del jardín del Edén, portando una espada de fuego con la que protegía el árbol de la vida para que no se le acercaran los humanos. En otro pasaje, en compañía de otros ángeles se le atribuye su participación para dar sepultura a los restos de Adán y Abel.

También se cree que tiene el poder de regir al Sol, siendo conocido como: «Llama de Dios». Se estima que es un ángel que representa la presencia Divina y la salvación, con potestad de control sobre el inframundo o el infierno. En algunos casos es llamado por el nombre de Phanuel, que significa: el rostro de Dios.

Dentro de los escritos de los evangelios apócrifos se cree que el arcángel Uriel fue participe de la educación y crianza de Juan el Bautista. En efecto, fue este ángel quien lo salvó de perecer durante la masacre de los niños inocentes liderada por Herodes, guiando a su madre hasta Egipto, donde se encontró con Jesús, María y José.

La Iglesia Copta

En el Libro de Enoc interpreta a Uriel como «el ángel del mundo y de la morada de los fallecidos o que está por encima de los muertos». También es identificado como «el ángel del trueno, del temblor o del temor». Además, juega un importante papel ante Dios, intercediendo y protegiendo a la humanidad en la época en que los vigilantes se convirtieron en ángeles caídos azotando a la tierra en compañía de sus hijos, conocidos como los Nephilim.

En los libros antiguos conocidos como literatura apocalíptica Inter testamentaria, específicamente en el Testamento de Salomón, Uriel es mencionado como parte fundamental del grupo principal de los arcángeles, ocupando la tercera posición. En el libro del Apocalipsis de Esdras, se evidencia que este profeta es educado por Uriel en relación a la verdad de la vida y sobre lo que se ha establecido para el juicio final de los seres humanos.

Uriel en el Judaísmo

En el judaísmo el arcángel Uriel se le reconoce como el ángel del domingo. Se le atribuye potestad sobre las artes, en especial de la poesía. En otro sentido, tiene el poder de ser un gran guerrero, líder del ejército de Senaquerib, y compañero de batalla de Jacob en la lucha de Peniel. A su vez, Uriel fue el guía de Abraham, tal como lo relata el libro del Génesis, y quien marcara las puertas de los hogares de los hebreos en Egipto para protegerlos de la llegada de las plagas.

El arcángel Uriel es ampliamente conocido en muchas culturas. Es adorado en la Iglesia anglicana, en el anglo catolicismo. Reconocido también por la Iglesia católica y ortodoxa oriental, por la religión católica popular y el cristianismo esotérico.


Oración del Arcángel Uriel

«Piadoso Arcángel Uriel, te ruego que derrames tu bondad infinita sobre mí, protegiéndome de todo mal y librándome de todas las adversidades.

Te ruego seas mi benefactor de hoy en adelante, que me ayudes a alcanzar la paz, la armonía y la tranquilidad en mi mundo terrenal y espiritual.

Ángel misericordioso, cúbreme con tu llama rubí, lléname de tu energía, arrópame con tu manto color del sol, cólmame de fuerza, valentía, fortaleza y resistencia.

Sé mi protector hoy que más te necesito, trayendo a mi vida la sinceridad, quitándome de encima toda la marca de la injuria, la mentira y la falsedad de la que hoy soy víctima, y has que reine como siempre ante ti la verdad.

Escucha mis humildes palabras y ampárame para salir de este conflicto (hacer su petición) que se haga entonces a partir de aquí tu voluntad, pero que nunca reine la de los malos, los falsos y traidores.

Devela ante mí el velo de la confusión que no me permite ver las cosas tal cual son, para así poder conocer quién es realmente mi benefactor y quién es mi detractor.

Que tu bendición siempre me acompañe y guíe mis pasos durante este camino terrestre y más allá tú compañía me aguarde siempre. Amén que así sea».

Ritual para invocar al Arcángel Uriel y obtener la prosperidad

Para invocar a Uriel mediante este ritual se va a utilizar una vela color dorado que se colocará sobre un plato blanco. Se prepara una mesa con un mantel blanco en un espacio tranquilo donde se pueda meditar sin interrupción.

Se coloca el plato con la vela en el centro y tres monedas en forma de triángulo con la vela en el centro. Se encienden inciensos, mirra y estoraque para despojar el lugar mientras se realiza la meditación y se invoca al arcángel Uriel.

Mientras se medita se visualizará su imagen y una cascada de luz dorada que cae encima del oficiante bañándole de luz durante toda su invocación. Se llamará al arcángel contándole acerca de sus necesidades o proyectos y dejando en sus manos el éxito del mismo. Este ritual debe hacerse de corazón sin avaricia o interés desmedido, solo se hará para solicitar a Uriel que le permita conectar con la energía de la prosperidad y así poder alcanzar el éxito en la tierra.

Una vez obtenida su petición se puede plantar un árbol o alguna planta en honor y agradecimiento a Uriel cuidándola con mucho amor.


Todo sobre los arcángeles:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba